Frases de Crueldad, descubrí las mejores 90 - FrasesWiki.com

Encontramos 90 frases sobre Crueldad

La crueldad lejos de ser un vicio es el primer sentimiento que imprime en nosotros la naturaleza. " La filosofí­a en el tocador " (1795), Marqués De Sade
Autor:" La filosofí­a en el tocador " (1795) Marqués De Sade
Es un hecho que toda cultura y todo sistema político se expresa, en ocasiones, mediante la crueldad.
Debemos luchar contra el espíritu inconsciente de crueldad con que tratamos a los animales. Los animales sufren tanto como nosotros. La verdadera humanidad no nos permite imponer tal sufrimiento en ellos. Es nuestro deber hacer que el mundo entero lo reconozca. Hasta que extendamos nuestro círculo de compasión a todos los seres vivos, la humanidad no hallará la paz.
... la inhumanidad del hombre para el hombre ha sido inspirada por el amor a la crueldad como crueldad, a su horrible y fascinante naturaleza.
La brutalidad contra un animal es crueldad hacia la humanidad, lo único que cambia es la víctima.
El Teatro de la Crueldad ha sido creado para restablecer en el teatro una concepción de la vida apasionada y convulsiva, y es en este sentido de rigor violento y condensación extrema de elementos escénicos que debe entenderse la crueldad en la cual están basados.
Y el público creerá en los sueños del teatro, si los acepta realmente como sueños y no como copia servil de la realidad, si le permiten liberar en él mismo la libertad mágica del sueño, que sólo puede reconocer impregnada de crueldad y terror.
Cuando un amante trata de crueldad la esquivez de su amada o el gusto de ella en hacerle sufrir, esto no es verdaderamente una hipérbole
Entre nosotros habí­a radicales y moderados. Pero incluso los moderados se habí­an hecho, como tení­an que reconocerlo ahora, cómplices de aquella acción de aniquilamiento con sus acciones antisemitas o con su participación en las deportaciones de extensos núcleos de población judí­a. En el fondo, la medida de nuestra culpa no era evaluable desde el punto de vista jurí­dico. Pero moralmente todos, incluso aquellos que ocupaban puestos no tan responsables, como era mi caso, nos hací­amos partí­cipes de centenares de millares de actos de crueldad cuya exposición rebasa las fronteras de lo narrable.
Es contrario a las buenas costumbres hacer callar a un necio, pero es una crueldad dejarle seguir hablando.
Es contrario a las buenas costumbres hacer callar a un necio, pero es una crueldad dejarlo seguir hablando
Batman es un personaje maravillosamente complejo, alguien que tiene un encanto absoluto y luego, sin más, puede convertirlo en gélida crueldad. Hay muy pocos actores que pueden hacer eso, y Christian es uno de ellos
¿Habéis olvidado, quizá, que a Jacques le gusta hablar, sobre todo de él mismo, como es costumbre entre los de su condición, pues de ese modo escapan a la vulgaridad colocándose en lo alto de una tribuna, transformados de golpe en apasionantes personajes? ¿Cuál es, a vuestro entender, el motivo de que el populacho se amontone para asistir a las ejecuciones públicas? ¿la crueldad? Os equivocáis: el pueblo no es cruel; si pudieran, arrancarí­an de las manos del verdugo a ese desgraciado al pie de cuyo patí­bulo se apretujan. Van a buscar a Grí¨ve un espectáculo que luego podrán contar al volver a su barrio.
Es difícil mantener la crueldad necesaria que nos permita ser implacables en nuestros juicios. La ternura de los recuerdos se va extendiendo por todas partes, si nos diluimos en ella será imposible mirar a alguien con los duros ojos de la realidad.
La crueldad misma está motivada por algo más profundo: el deseo de conocer el secreto de las cosas y de la vida
Desde un punto de vista moral moderno, es decir, cristiano, la corrida es completamente indefendible, hay siempre en ella crueldad, peligro, buscado o azaroso, y muerte.
La crueldad de la guerra induce a la paz.
Cuando una dama pregunta a un anciano por sus amores pasados no demuestra curiosidad, sino crueldad.
Tomado colectivamente, el pueblo es un poeta: autor y actor se inflaman con la obra que se representa o que le hacen representar, sus mismos excesos no son tanto instinto de una crueldad nativa cuanto delirio de una multitud embriagada de espectáculos, sobre todo cuando son trágicos: cosa tan cierta que, en los horrores populares, siempre hay algo superfluo añadido al cuadro y a la emoción.
La crueldad es a menudo el signo de una insatisfacción interior que anhela un narcótico; y también lo es una cierta desconsideración cruel del pensamiento.
La crueldad, como cualquier otro vicio, no requiere ningún motivo para ser practicada, apenas oportunidad
La crueldad, como cualquier otro vicio, no requiere ningún motivo para ser practicada, apenas oportunidad.
Lo característico de la vida actual no es la inseguridad y la crueldad, sino el desasosiego y la pobreza.
Lo característico de la vida actual no son la inseguridad y la crueldad, sino el desasosiego y la pobreza.
A veces me preguntan: ¿Por qué inviertes todo ese tiempo y dinero hablando del respeto a los animales, cuando existe tanta crueldad hacia el hombre? A lo que yo respondo: Estoy trabajando en las raíces.
La mejor arma política es el terror. La crueldad impone respeto, los hombres podrán odiarnos pero no queremos su cariño, sólo queremos su miedo
La mejor arma polí­tica es el terror. La crueldad impone respeto; los hombres podrán odiarnos pero no queremos su cariño, sólo queremos su miedo.
La desesperación es como un río, en una orilla están los niños, en la otra los hombres maduros, los que han despertado ya de su letargo. Todos los sentimientos son buenos, óptimos, también el odio, también la envidia, también los celos, también la crueldad
Para saber hasta donde llega la crueldad de esos encantadores seres que nuestras pasiones enaltecen tanto, es necesario ver a las mujeres entre ellas
Se le ha dicho a la opinión pública que fuimos irresponsables, que fuimos imprudentes y que por lo tanto somos culpables de estar aquí secuestradas. Eso es mucha crueldad o mucha ignorancia. Añadir a lo que hemos vivido ese tipo de comentarios
Y siguen los mismos muertos podridos de crueldad. Ahora mueren en Bosnia los que morían en Vietnam
La vida en el rascacielos comenzaba a parecerse al mundo exterior: la misma crueldad implacable enmascarada por una serie de convenciones corteses.
El miedo es padre de la crueldad
Habí­an rebanado todo cuanto colgaba del cuerpo. No quedaba nada más que una cabeza desnuda y sin rasgos distintivos sujeta a un cuerpo sin aditamentos. No podí­a imaginar cómo era posible hacer esto sin matar al paciente, y no entendí­a el motivo del trabajo. Revelaba una crueldad que llevaba a uno a preguntarse si el universo era una idea tan buena.
La cobardía es la madre de la crueldad.
A veces las sociedades deben enfrentar precios a pagar en función y en virtud de objetivos superiores. En este caso yo le puedo decir que esta guerra, dentro del marco de crueldad que la caracterizó, fue el precio que lamentablemente la Nación Argentina hubo de pagar para seguir siendo la República
Lo que más odio : La crueldad con la gente y con los animales, la violencia, los gritos, la presunción, los abusos de los hermanos mayores, la aritmética, que haya quienes no tienen para comer mientras otros se quedan con todo, encontrar dientes de ajo en el arroz o en los guisados, que poden los árboles o los destruyan, ver que tiren el pan a la basura.
El hombre es el inventor de la crueldad. Sé que tengo que gobernar la bestia que llevo dentro, algo así hacemos con la razón, pero la crueldad es fruto de la razón. La misma razón que crea
Dondequiera que vas la estupidez y la crueldad te siguen. Me da pereza encerrar eso en versos. Como dijo el poeta: En cualquier elemento... ¡Qué lejos vio desde sus marismas natales! Yo agregaría: en cualquier latitud.
Dondequiera que vas la estupidez y la crueldad te siguen. Me da pereza encerrar eso en versos. Como dijo el poeta: "En cualquier elemento..." ¡Qué lejos vio desde sus marismas natales! Yo agregarí­a: en cualquier latitud.
Hablamos con indignación o entusiasmo, hablamos de opresión, de crueldad, de crimen, de devoción, de sacrificio, de virtud y nada sabemos de lo que hay realmente tras estas palabras. Nadie sabe lo que significa el sufrimiento o el sacrificio, excepto quizá las víctimas de la misteriosa intención de esas ilusiones.
El sufrimiento, el amor, el sacrificio, el heroísmo, la generosidad, la crueldad, la avaricia, son valores universales, positivos o negativos, aunque se presenten en hombres y mujeres cuyas vidas no traspasan las lindes de lo local, son universales en el habitante de las grandes ciudades, en el de la jungla americana o en el de los igloos esquimales.
El sufrimiento, el amor, el sacrificio, el heroísmo, la generosidad, la crueldad, la avaricia, son valores universales, positivos o negativos, aunque se presenten en hombres y mujeres cuyas vidas no traspasan las lindes de lo local, son universales en el habitante de las grandes ciudades, en el de la jungla americana o en el de los iglús esquimales.
¿Cuál es ahora nuestra actitud con respecto a la revolución rusa, en un momento en que la contrarrevolución se libra a orgías de crueldad y de bajeza tales como la historia nunca ha conocido?
La crueldad de la mayoría de la gente es carencia de la imaginación, su brutalidad es ignorancia.
Las costumbres de la clase militar son la disciplina, el ocio, la ignorancia, la crueldad, el libertinaje y la borrachera, es decir, la falta de libertad. A pesar de todo esto, esa clase superior es respetada por todos
Mi reinita adorada que tan deliciosamente sabe hacerme sufrir. Porque sabrás que la crueldad de tu amor es y será mi delicia más intensa.
Mi reinita adorada que tan deliciosamente sabe hacerme sufrir. Porque sabrás que la crueldad de tu amor es y será mi delicia más intensa.
Entre los niños reina el abuso, la violencia y la crueldad gratuita. Una de las pocas cosas que cerebro de ser adulto es que no tengo que estar todo el rato temiendo que los que son más altos que yo decidan tumbarme boca abajo y retorcerme el brazo hasta hacerme llorar
Es la peor clase de crueldad, la de los que no piensan. Uno no puede contra ella.
Sostengo que cuanto más indefensa es una criatura, más derechos tiene a ser protegida por el hombre contra la crueldad del hombre
Toda mi filosofía se reduce a que la crueldad de la historia, la imbecilidad humana y los zarpazos de la naturaleza no me cieguen hasta el punto de ignorar que éste es el momento idóneo para plantar berenjenas.
La crueldad lejos de ser un vicio es el primer sentimiento que imprime en nosotros la naturaleza.
¡Crueldad animal! Bajo la pezuña un saltamontes.
Los hombres son siempre niños, aún cuando a veces asombren por su crueldad. Siempre necesitan educación, tutela y amor.
Cobardía: madre de la crueldad.
Las chicas sin belleza son desgraciadas porque pierden cualquier posibilidad de que las amen. A decir verdad, nadie se burla de ellas ni las trata con crueldad, pero parecen transparentes y nadie las mira al pasar. Todo el mundo se siente molesto en su presencia y prefiere ignorarlas.
El plan del mundo se basa en la crueldad, es una aventura muy simple, que a mí en particular no me atrae demasiado ni tampoco me interesa, no, estimado señor, porque no me interesa esa clase de armonística en la cual imperan los grandes principios sin prestar atención alguna al individuo
Lo que se ha instaurado en el mundo es una sociedad capitalista, con todo lo que en ella es vulgar, cruel y estúpido, con advenedizos, estafadores y timadores, con la grotesca chabacanería de los nuevos ricos. La crueldad del dinero ha sustituido a la crueldad de la política. La necedad comercial ha sustituido a la necedad ideológica.
La cobardía es madre de la crueldad.
Amigos míos, los invito a examinar una proposición mucho más siniestra, a saber, que la violencia, la crueldad y el asesinato son actos totalmente racionales, concebidos con tanta intención como una pieza teatral, para promover los objetivos – políticos, financieros o personales – de quienes los perpetran...
El gobernante debe tener energía sin fanatismo, principios sin demagogia y severidad sin crueldad.
El gobernante debe tener energí­a sin fanatismo, principios sin demagogia y severidad sin crueldad.
Pocas cosas hay tan feas en la naturaleza humana como esta tendencia a la crueldad, tan solo porque se tiene el poder de hacer daño que llegué entonces a notar en personas que después de todo no eran peores que sus vecinos.
...la crueldad esta bien usada cuando se la emplea una sola vez por la necesidad de afianzar el poder y después no se repite...
Hay derecho que nos permite tomar la vida de un hombre, no hay ninguno que nos permita tomar su muerte, es pura crueldad.
La crueldad es a menudo el signo de una insatisfacción interior que anhela un narcótico, y también lo es una cierta desconsideración cruel del pensamiento.
La crueldad es uno de los placeres más antiguos de la humanidad.
En un principio había sido el ideal de los jóvenes de lo que debía ser la juventud: un entretejido de lealtad fanática, alegría irresponsable, camaradería, placer físico y no poca crueldad.
Porque tú naciste sin saber hacer daño a nadie, naciste con compasión, pero eso también significa que la crueldad te hiere profundamente. No entenderás que debes reírte en la cara de los que te tratan mal y ganarte su respeto, sino que te preguntarás qué has hecho para que se enfaden contigo.
Sin la piedad, la justicia degenera en crueldad, y la piedad sin justicia es debilidad
Sin piedad la justicia se torna crueldad. Y la piedad sin justicia, es debilidad.
La crueldad, como la estupidez, cuanto más adornadas son más detestables.
La crueldad es la fuerza de los cobardes.
Las leyes y las constituciones que por la violencia gobiernan a los pueblos son falsas. No son hijas del estudio y del común asenso de los hombres. Son hijas de una minoría bárbara, que se apoderó de la fuerza bruta para satisfacer su codicia y su crueldad
Si una persona es cruel con un animal, se considera crueldad, pero cuando muchas personas son crueles con los animales, especialmente en nombre del comercio, la crueldad se acepta y, una vez que hay dinero de por medio, será defendida por personas normalmente inteligentes.
Sabida es de sobra la inhumana crueldad con que los blancos han tratado siempre y dondequiera a las razas de color.
Es lo que sé de la crueldad de la paciencia. No hay paciencia más terrible que la paciencia de las trastornadas. He visto a dementes afanarse en tareas interminables: trasvasar arena de una taza perforada a otra, contar las puntadas de un vestido raído o las motas en un rayo de sol, rellenar con las sumas resultantes libros invisibles de contabilidad.
Un don Juan seduce a las muchachas y después las abandona, pero su placer no está en abandonarlas, sino en seducirlas. No puede, pues decirse que esto sea crueldad en absoluto.
Si solo pudiéramos ver los torrentes de hipocresía y crueldad, las mentiras, el degüello, las violaciones de toda obligación de la humanidad que han fluido de esta fuente en el curso de la historia de las naciones cristianas, ante tal visión palidecerían los peores cuadros mentales que nos pudiéramos formar del infierno
He leído con profunda emoción el libro y su documentación sobrecogedora. No puedo describir el sentimiento de aversión y odio que embarga mi corazón al leer estos relatos de degradación humana y crueldad abominable. El silencio solo serviría para fomentar la indiferencia moral del mundo, ustedes han cumplido con su deber al publicar este libro y sacar a la luz pública estos hechos
Justicia sin misericordia es crueldad y misericodia sin justicia genera disolución.
Justicia sin misericordia es crueldad.
Rocannon sabía que aquel hombre habría dado la mitad de sus gentes y de sus esposas por librarse de su huésped extraterreno, pero que estaba atrapado en su propia crueldad: el carcelero era prisionero del prisionero.
Las cosas que aborrezco son sencillas: la estupidez, la opresión, la guerra, el crimen, la crueldad. Mis placeres son escribir y cazar mariposas.
Francia es quizá de todos los países el que más ha unido la crueldad con lo ridículo. No hay tribunal en Francia que no haya hecho quemar a muchos magos. Había en la antigua Roma locos que creían ser brujos, pero no encontraron bárbaros que los quemasen.
La crueldad tiene corazón humano y la envidia humano rostro, el terror reviste divina forma humana y el secreto lleva ropas humanas.
La crueldad tiene corazón humano y la envidia humano rostro; el terror reviste divina forma humana y el secreto lleva ropas humanas.
¿Por qué no hablas? –preguntó–. ¿Por qué estás tan callado? Es una crueldad de tu parte. Tironeó la cortina con gesto caprichoso. – ¿No te parece que es una vista hermosísima? –Sí. Es hermosísima. Pero yo estaba pensando en lo hermosa que eres tú.
search