Las mejores 12 Frases de Contacto - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Contacto

(...) me quedé sentada encima de sus rodillas. Me rodeó con sus brazos y me besó. El solo contacto de su lengua repercutió en todo mi cuerpo. Mi espalda se estremeció. í‰l es la razón de mi vida, pensé. Era un pensamiento viejo ya, trillado, formulado cientos de veces en su ausencia, rechazado violentamente en los últimos tiempos, por pobre, por mezquino y por patético. " Las edades de Lulú " (1989), Almudena Grandes
Autor:" Las edades de Lulú " (1989) Almudena Grandes
¡Qué rápido contacto el de tus ojos con mi mirada! " Otros Poemas Sueltos " (1994), Jaime Sabines
Autor:" Otros Poemas Sueltos " (1994) Jaime Sabines
Existe, en verdad, un magnetismo, o más bien una electricidad del amor, que se comunica por el solo contacto de las yemas de los dedos.
Una y otra vez trataba el Maestro de disuadir a sus discí­pulos de que dependieran tanto de él, porque esto les estorbaba de entrar en contacto directo con la Fuente interior. A menudo decí­a: "Hay tres cosas que son nocivas cuando están demasiado cerca, inútiles cuando están demasiado lejos, y mejores estando a una distancia media: el fuego, el gobierno y el gurú". " ¿Quién puede hacer que amanezca? " (1985), Anthony De Mello
Julia habí­a traí­do sábanas desde Madrid para la cama del niño, querí­a evitarle el contacto con ropa usada por otras personas aunque estuviese limpia.
Si imposible es hacer tu vida como quieres, por lo menos esfuérzate cuanto puedas en esto: no la envilezcas nunca por contacto excesivo con el mundo que agita movedizas palabras.
No debemos pretender expresar fí­sicamente todo lo que sentimos por otra persona. Precisamente por eso me quedo siempre tan triste después de un contacto fí­sico. Se puede expresar mucho más con un gesto bien pequeño que con la más salvaje y apasionada noche de amor. Yo me arrojaba contra él casi con desesperación: ahora las cosas no van tan mal como solí­an ir, ni mucho menos. Me hacen feliz sus caricias aunque siempre temo que, de repente, alcancemos un lí­mite que ya no nos permita ir más allá.
Conocer a los clientes exige salir a la calle y establecer contacto con ellos.
El presente como punto de contacto entre la cosa y su imagen.
Para tocar bien hay que pasar muchas horas encerrado comiéndote el coco. Y eso un dí­a y otro y otro marca y deja secuelas hasta volverte neurótico. Recuerdo una época de mi vida en la que sonaba el teléfono y me poní­a a temblar o estaba todo un dí­a nervioso si sabí­a que alguien vení­a a visitarme y sudaba mucho. Todo lo produce estar tanto tiempo solo. Pero se cura en 15 dí­as de gira. La solución es el contacto con la gente, que es lo que realmente te aterra cuando estás en ese estado febril de soledad.
La verdad no es un objeto de amor. Lo que se ama es algo que existe, que se piensa, y que por tal motivo puede ser ocasión de verdad o de error. Una verdad es siempre la verdad de algo. La verdad es la luz de la realidad. El objeto del amor no es la verdad, sino la realidad. Desear un contacto con una realidad es amarla. No se desea la verdad sino para amar en la verdad. Se desea conocer la verdad de aquello que se ama. En lugar de hablar de "amor a la verdad" es preferible hablar de un espí­ritu de verdad en el amor.
search