Las mejores 12 Frases de Condena - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Condena

El código moral del fin del milenio no condena la injusticia, sino el fracaso. " Patas arriba: La escuela del mundo al revés " (2008), Eduardo Galeano
Autor:" Patas arriba: La escuela del mundo al revés " (2008) Eduardo Galeano
Cuando la voz de un enemigo acusa, el silencio de un amigo condena.
El haber prolongado la extensión de la vida no conduce al villano, que por ello se hace también ví­ctima, a un aumento de su felicidad; al contrario, le arrastra de un modo más evidente a la esencia de la existencia: el dolor, el sufrimiento, la desesperación. Sólo podrá liberarse de la condena cuando encuentre a alguien que esté dispuesto a asumir su destino.
Aquellos ojos apagados que parecí­an no tener vida pero que no se perdí­an nada. Después de tres condenas, uno no sale, se pone ropa nueva y se convierte en una persona normal.
Hay toda clase de historias que puedo contar sobre un criminal. ¿Ha cumplido su condena y ahora parece un buen chico? Tendrá su oportunidad de volver al crimen en cualquier momento. Eso siempre está en el aire. Me gusta. Pero la verdad es que escribo sobre crí­menes porque es popular.
El lenguaje cerrado no demuestra ni explica: comunica decisiones, fallos, órdenes. Cuando define, la definición se convierte en "separación de lo bueno y lo malo"; establece lo que es correcto y lo equivocado sin permitir dudas, y un valor como justificación de otro. Se mueve por medio de tautologí­as, pero las tautologí­as son "frases" terriblemente efectivas. Expresan el juicio de una "forma prejuzgada"; pronuncian condenas.
La justicia estaba de su parte, y tení­a que estar dispuesto a luchar contra el mal en cualquier momento, de cualquier modo y en cualquier lugar. Habí­a presionado enormemente para que el juicio se celebrara con celeridad, porque tení­a razón y conseguirí­a una condena. ¡Los Estados Unidos de Norteamérica vencerí­an! Y Roy Foltrigg les brindarí­a la victoria
Quien condena la pintura, condena la naturaleza, puesto que las obras del pintor representan las obras de la naturaleza. El que así­ blasfema carece, pues, de sentimiento.
La falta de un sentido de la historia es la condena del mundo moderno.
El amor nos premia y nos condena.
El destino se muestra en cuanto observamos una vida como algo condenado, en el fondo como algo que primero fue ya condenado y, a continuación, se hizo culpable. Goethe resume ambas fases cuando dice: "Hacéis que los pobres devengan culpables". El derecho no condena por tanto al castigo, sino a la culpa. Y el destino es con ello el plexo de culpa de todo lo vivo.
search