Las mejores 61 Frases de Concentración - FrasesWiki.com

Encontramos 61 frases sobre Concentración

El pesimismo, por el contrario, representa la contracción del alma hacia las tinieblas. Es la concentración del yo sobre un punto del plano inferior, es la esclavitud espiritual bajo los puros hechos, bajo los groseros fenómenos físicos.
El maltrato de estos bandidos de la Farc a los secuestrado solo es comparable con esos campos de concentracion de los Nazis*
Cuanto más se acerca un hombre a la tragedia, más intensa es su concentración de emoción en el punto fijo de su compromiso, es decir, tanto más se acerca a lo que en la vida llamamos fanatismo
El campo de concentración es la expresión final del estado de separación humana y su última consecuencia. Es el abandono organizado..
El ajedrez demanda concentración total y amor por el juego.
Es bastante duro debido a toda la tensión y toda la concentración, sentado allí hora tras hora. Es... agotador.
Una poderosa memoria, concentración, imaginación y una fuerte voluntad.
El ajedrez demanda concentración total y amor por el juego.
La concentración es la raíz de todas las capacidades del hombre.
Hay aspectos en los cuales las diferentes religiones pueden aprender unas de otras, pero no por ello deben resignar sus respectivas identidades. Los cristianos, por ejemplo, pueden encontrar de utilidad las técnicas budistas para desarrollar la concentración, o los prodigios de la meditación.
Hay aspectos en los cuales las diferentes religiones pueden aprender unas de otras, pero no por ello deben resignar sus respectivas identidades. Los cristianos, por ejemplo, pueden encontrar de utilidad las técnicas budistas para desarrollar la concentración, o los prodigios de la meditación.
Mantenga la concentración en su negocio y en todo lo que haga
Debemos redescubrir dónde yace la capacidad de innovar: en la adquisición de nuevas competencias como las técnicas de dirección digital, la capacidad de concentración a pesar de la multiplicidad de soportes, el trabajo en equipo y la vocación de solventar problemas
No tengas miedo de cambiar tu vida, las claves son: trabajo en equipo, concentración, fuerza de voluntad y el poder de la interdisciplinariedad.
Recuerden –prosiguió-, recuerden siempre, grábenselo en la memoria. Ustedes están en Auschwitz. Y Auschwitz no es una casa de convalecencia. Es un campo de concentración. Aquí ustedes deben trabajar. Si no, irán directamente a la chimenea. Al crematorio. Trabajar o el crematorio, la elección está en sus manos.
Tras la guerra civil los socialistas se reorganizan en los campos de concentración y en las cárceles, mientras que los que han tenido que emigrar lo hacen en el exilio.
La exposición a una baja concentración de un gas venenoso durante un tiempo largo a menudo tiene el mismo efecto (muerte) que la exposición a una alta concentración durante un tiempo corto
El ajedrez puede ser el más profundo y menos agotable de los pasatiempos, pero sólo eso. Un genio del ajedrez es alguien de gran concentración mental, poco comprendido en una empresa humana trivial.
La Iglesia católica es filosofía griega y derecho romano. En el catolicismo hay mucho más racionalismo que en el luteranismo, que es nulo, y que en el islamismo. El luteranismo conduce a los campos de concentración porque es el imperativo categórico.
Los campos de concentración, haciendo de la muerte algo anónimo (lo que hace imposible averiguar si un preso está vivo o muerto), le robaron a la muerte su significado, el final de una vida cumplida. Se llevaron a la persona de su propia muerte, lo que demuestra que de ahora en adelante no pertenecía a él ni a nadie.
Si uno fracasa en las cosas importantes, es porque no tiene grandes ambiciones. La concentración, el interés, eso es lo que importa. Las aptitudes aparecen, las herramientas se forjan por sí solas.
Si uno fracasa en las cosas importantes, es porque no tiene grandes ambiciones. La concentración, el interés; eso es lo que importa. Las aptitudes aparecen, las herramientas se forjan por sí­ solas.
Nada altera mi concentración. Podrías hacer una orgía en mi oficina y yo no miraría. Bueno, quizá una vez.
Nada altera mi concentración. Podrí­as hacer una orgí­a en mi oficina y yo no mirarí­a. Bueno, quizá una vez.
Si tomas un libro de mil páginas sobre la Segunda Guerra Mundial, en la que murieron 50 millones de personas, los campos de concentración ocupan dos páginas y las cámaras de gas diez o quince líneas, y eso es lo que llamamos un detalle.
Trabajar me descansa en cierto modo. No trabajar es lo que me angustia; por eso no cuento las horas que trabajo, es todo el tiempo. Por supuesto que tengo muchas distracciones, porque, al mismo tiempo, en mi actividad cientí­fica, existen diversos niveles de concentración. (...) ¡Yo trabajo todo el tiempo! Eso no me molesta. Pero es necesario, claro, tener una vida familiar al mismo tiempo.
El bosque es una afirmación de la naturaleza y un elemento vital que aspira la humedad de la atmósfera y tiende sus frutos a todos los seres orgánicos. Alimenta desde el hombre hasta el cocón y la efímera, galvanizando los matices ocultos y descorriendo los poderes mágicos de la naturaleza campesina. Es una concentración harmónica de los valores primos de la naturaleza.
El poder de los medios se extiende y los periodistas tienen cada día menos libertad para expresarse. Si alguien está en un medio que financia una película o una obra de teatro, ¿cómo hace un crítico para hablar mal de esos productos si es que no le gustaron? La concentración comunicacional es enorme.
Creo firmemente que mientras exista gente como Solzhenitsin deberán existir los campos de concentración. Incluso deberían estar mejor vigilados para que personas como él no puedan salir.
Yo creo firmemente que, mientras existan personas como Alexandr Solzhenitsin, los campos de concentración subsistirán y deben subsistir. Tal vez deberían estar un poco mejor guardados, a fin de que personas como Alexandr Solzhenitsin no puedan salir de ellos.
En una ocasión, a diez vueltas del final, ¡casi me duermo! Me distraje, mi nivel de concentración bajó un poco y tomé la curva tres demasiado abierto
Porque en momentos de angustia olvidamos estos sagrados ideales, porque hicimos de nuestras comodidades materiales, concentración de nuestros sentidos y aspiración única de nuestros espíritus, nos hemos visto vejados, ultrajados y deshonrados en nuestras afecciones más caras, sin que a duras penas asomase el sonrojo en nuestras mejillas y palpitaran de vergüenza nuestros corazones.
...organización burguesa o, lo que es lo mismo, la organización capitalista de la pequeña industria de oficio: a medida que los establecimientos se van haciendo mayores, se eleva la productividad del trabajo (el grupo medio es una excepción), se intensifica la explotación del trabajo asalariado y aumenta la concentración de la producción.
El problema principal del mundo contemporáneo -también lo fue del antiguo- es la concentración de la riqueza y de los bienes en pocas manos. La desigualdad, un problema de siempre, un problema que sólo se podría resolver tomando medidas económicas, culturales y políticas. Hay que distribuir el poder. Y esa mejor distribución debe abarcar, entre otros aspectos, a los medios de comunicación.
El problema principal del mundo contemporáneo -también lo fue del antiguo- es la concentración de la riqueza y de los bienes en pocas manos. La desigualdad, un problema de siempre, un problema que sólo se podrí­a resolver tomando medidas económicas, culturales y polí­ticas. Hay que distribuir el poder. Y esa mejor distribución debe abarcar, entre otros aspectos, a los medios de comunicación.
Necesito hacer un esfuerzo de concentración para recordarlas, y no creo que valga la pena. No porque ellas no valieran la pena, sino que ahora no vale la pena que me esfuerce en recordarlas, porque eso no las trae a mi lado de nuevo... Ya no serán como antes, y es mejor dejar las cosas como estaban.
Una de mis grandes ideas había sido la unión, la concentración de los mismos pueblos geográficos que se disuelven y dividen. Me hubiera gustado hacer de estos pueblos un solo y mismo cuerpo nacional, con un cortejo tal hubiera sido bello avanzar hacia la bendición de los siglos. Yo me sentía digno de tal gloria
Toda utopía comienza siendo un enorme paraíso que tiene como anexo un pequeño campo de concentración para rebeldes a tanta felicidad, con el tiempo, el paraíso mengua en bienaventurados y la prisión se abarrota de descontentos, hasta que las magnitudes se invierten.
Cuando la concentración impregna la mente y el cuerpo, el poder de la respiración se vuelve uno con el universo, extendiéndose suave y naturalmente hasta el límite absoluto, pero, a la vez, la persona se hace cada vez más autocontenida e independiente.
Una de mis grandes ideas había sido la unión, la concentración de los mismos pueblos geográficos que se disuelven y dividen. Me hubiera gustado hacer de estos pueblos un solo y mismo cuerpo nacional, con un cortejo tal hubiera sido bello avanzar hacia la bendición de los siglos. Yo me sentía digno de tal gloria.
La historia del siglo XX es la historia de las utopías convertidas en campos de concentración
Nosotros, los que sobrevivimos a los campos de concentración no somos testigos verdaderos. Nosotros somos los que, a través de la prevaricación, la habilidad o la suerte, nunca tocamos fondo. Los que estuvieron y vieron el rostro de la Gorgona, no regresaron, o regresaron sin palabras.
Y no creáis que los zapatos en la vida en el campo de concentración, sean un factor sin importancia. La muerte empieza por los zapatos: se han convertido, para la mayoría de nosotros, en auténticos instrumentos de tortura que, después de las largas horas de marcha, ocasionan dolorosas heridas las cuales fatalmente se infectan.
[¿Pero era posible adaptarse a todo en los campos de concentración?] Su pregunta es extraña. El que se adapta a todo es el que sobrevive, pero la mayoría no se adaptaba a todo y moría.
Podríamos decir que cuando me teñí el pelo de azul estaba pensando en otras cosas, y dos copas de vino tinto no mejoraban mi concentración.
Podrí­amos decir que cuando me teñí­ el pelo de azul estaba pensando en otras cosas, y dos copas de vino tinto no mejoraban mi concentración.
Sentí­ el roce de su mente en la mí­a como un suave reguero que me resbalara por la frente. Me mantuve firme. Ganó fuerza, calor, luz, pero me negué a ser atraí­do hacia ella. Sentí­ que Galeno irrumpí­a en mi cabeza, me observaba con severidad y gracias a las técnicas de concentración que nos habí­a inculcado conseguí­ mantenerme firme, expectante, consciente del júbilo de la Habilidad, pero sin sucumbir a él. En tres veces me empapó aquella calidez y en tres ocasiones me mantuve firme. Luego se retiró. Me dedicó un brusco asentimiento, aunque no vi aprobación en sus ojos, sino una sombra de miedo. Aquel primer toque fue como la chispa que prende por fin en el leño. Aprehendí­ su significado. Todaví­a no podí­a hacerlo, no podí­a proyectar mis pensamientos lejos de mí­, pero habí­a adquirido un conocimiento que no se podí­a expresar con palabras. Iba a dominar la Habilidad. Aquella certeza fortaleció mi determinación.
Dejé que nadie moleste mi concentración, Incluso el hambre no me podía molestar
...concentración y simplicidad. Lo simple puede ser más difícil que lo complejo. Tienes que trabajar duro manteniendo tu mente clara para hacer las cosas simples. Vale la pena llegar hasta el final con esto, porque cuando terminas puedes mover montañas
Concentrarse es mantener la mente fija en una forma u objeto durante largo tiempo. Para hacer desaparecer las oscilaciones de la mente y algunos otros obstáculos que se encuentran en el camino debe practicarse la concentración en una sola cosa.
Crece en los poderes de la mente. Interés, atención, voluntad, fe y concentración te aportarán los frutos deseados.
Cultiva la atención y tendrás buena concentración. Una mente serena es la más adecuada para la concentración. Mantén tu mente serena. Se siempre alegre. Solamente así podrás concentrarte.
La influencia de los pensamientos en la concentración y reconstrucción del cuerpo es muy sensible y poderosa.
La influencia de los pensamientos en la concentración y reconstrucción del cuerpo es muy sensible y poderosa.
Para reducir lo infinito a lo finito, lo inasequible a lo humanamente real, no hay más que un camino: la concentración
Para reducir lo infinito a lo finito, lo inasequible a lo humanamente real, no hay más que un camino: la concentración.
Cabeza, chavales, cabeza. Vamos a acabar esto. Concentración, chicos, concentración. Tras España anotar el gol que le daría la victoria en la final Copa del Mundo Sudáfrica 2010
Para vivir un amor, necesito mucha concentración y mucha sabiduría, seriedad y un poco de risa
Es necesario saberse concentrar sobre una sola cosa. Todos los oficios deben ser ejercidos con concentración.
Es necesario saberse concentrar sobre una sola cosa. Todos los oficios deben ser ejercidos con concentración.
search