Las mejores 78 Frases de Cobardía - FrasesWiki.com

Encontramos 78 frases sobre Cobardía

La indiferencia es abulia, parasitismo y cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes
Decir uno de sí mismo menos bien de lo que puede y debe es necedad y no modestia, contentarse uno con menos de lo que vale es cobardía y pusilanimidad.
Demasiado poco valor es cobardía y demasiado valor es temeridad.
El valor es el punto intermedio entre la cobardía y la impetuosidad irreflexiva.
Si te sientes propenso a la reconciliación, pregúntate, ante todo, qué es lo que te ha hecho tan manso: la mala memoria, la comodidad o la cobardía.
Todas las inquisiciones, sin distinción, se basan en el principio de la delación y la cobardía social. Porque lo malo no es siempre el fanático. Peores son quienes no lo son, pero desean congraciarse con él.
La traición supone una cobardía y una depravación detestable.
La mayor cobardía de un hombre es despertar el amor de una mujer sin tener la intención de amarla
La amistad se demostraba en los malos momentos y ella no quería pertenecer al tipo de personas que, por exceso de celo y quizá también de cobardía, se apartaban de los amigos cuando estaban en dificultades.
El humor es una cobardía, una manera de huir de la realidad.
Conocer lo que es justo y no practicarlo es una cobardía.
Saber lo que es equitativo y no hacerlo, he ahí la cobardía.
Saber lo que es justo y no hacerlo es la peor de las cobardías
Si se admite que el suicidio es un crimen, sólo la cobardía puede impulsarnos a él. Si no es un crimen, tanto la prudencia como el valor nos obligan a desembarazarnos de la existencia cuando ésta se convierte en una carga
Otro generador de vejez es el hábito: el mortífero proceso de hacer lo mismo de la misma manera a la misma hora día tras día, primero por negligencia, luego por inclinación, y al final por inercia o cobardía. El hábito es necesario, es el hábito de tener hábitos, de convertir una vereda en camino trillado, lo que una debe combatir incesantemente si quiere continuar viva.
La ironía es el coraje de los débiles y la cobardía de los fuertes.
¿De qué se hace un tirano? De la vileza de muchos y de la cobardía de todos.
El hombre sabio no debe abstenerse de participar en el gobierno del Estado, pues es un delito renunciar a ser útil a los necesitados y una cobardía ceder el paso a los indignos.
Mala cosa cuando en el ánimo se representa la temeridad con rostro de valentía, y la cordura con rostro de cobardía.
Las pasiones engendran a menudo otras que son sus contrarias: la avaricia produce a veces la prodigalidad, y la prodigalidad la avaricia, a menudo somos firmes por ser débiles, y audaces por cobardía.
Puede soportarse la cobardía como un mal de nuestro tiempo, siempre que ésta no alardee.
La envidia es al mérito lo que la cobardía al valor
La insolencia es el escudo de la desvergüenza y la fortaleza de la cobardía
Pereza y cobardía son las causas merced a las cuales tantos hombres continúan siendo con gusto menores de edad durante toda la vida, pese a que la naturaleza los haya librado hace ya tiempo de una conducción ajena (haciéndoles físicamente adultos), y por eso les ha resultado tan fácil a otros erigirse en tutores suyos.
Me aparto de la gente que considera a la insolencia valor, y cobardía a la ternura. Y también me aparto de aquellos que consideran charlatanería a la sabiduría e ignorancia al silencio
Toda la vida es una conquista, la victoria de la pasión humana sobre los mandamientos de la cobardía.
La cobardía intelectual se ha convertido en una verdadera disciplina olímpica de nuestro tiempo.
La maldición de no pensar, la inutilidad de la grandeza, el incumplimiento de la justicia, la magra acción de la actitud: Cobardía.
La cobardía es la madre de la crueldad.
Bajo su caparazón de cobardía, el hombre aspira a la bondad y quiere ser amado. Si toma el camino del vicio, es que ha creído tomar un atajo que le conduciría al amor.
Parece que a este nuestro pueblo, al igual del personaje de Poe, lo ha invadido la irremediable cobardía de no abrir los ojos, no tanto por esquivar la visión de horribles cosas cuanto por el fundado temor de no ver nada.
La vulgaridad transforma el amor de la vida en pusilanimidad, la prudencia en cobardía, el orgullo en vanidad, el respeto en servilismo.
Mucho daño hacer en este mundo la cobardía, mucho la indeción, mucho la lírica gubernamental, y la política importada.
... mentir es la peor de las cobardías.
Si ves claramente tu camino, síguelo. ¿Cómo no desechas la cobardía que te detiene?
Quien gobierna podrá contar siempre con la cobardía de los argentinos.
Nada me impresiona más que los hombres que lloran -dice luder-. Nuestra cobardía nos ha hecho considerar el llanto como cosa de mujercitas. Cuando solo lloran los valientes: por ejemplo, los héroes de Homero.
Maltratar a los animales es demostrar cobardía e ignorancia
Las masas revolucionarias en alza nunca perdonan la cobardía y la traición.
Tiene la ferocidad del león, la cobardía de la liebre, la astucia del zorro...
Danos sinceridad para no llamar prudencia a la cobardía, al conformismo y a la comodidad.
Hay un límite imperceptible entre prudencia y cobardía.
Sería una torpe Iglesia del silencio la que callase por miedo a perder el último resto de sus antiguos privilegios, si callase por cobardía y falsa prudencia. Por fidelidad a Cristo, la Iglesia no puede callar. Una religión que no tenga la valentía de hablar a favor del hombre, tampoco tiene derecho a hablar a favor de Dios
Llegué a la Presidencia para hacer las cosas que había que hacer y que muchos presidentes antes que yo, por cobardía, no tuvieron valor para hacerlas
Las declaraciones del Presidente del Gobierno son un acto de cobardía sin límites y suponen una humillación más...se comporta como una persona que no cumple su principal obligación: someterse a la Ley... Ahora se mendiga una tregua
Hay muchos excelentes medios de protegerse contra la tentación, pero el más seguro es la cobardía
Hay muy buenas protecciones contra la tentación, pero la más segura es la cobardía.
Es una cobardía suicidarse.
El gesto contrariado, la mirada perdida, ponían en su rostro una mezcla de cobardía y temor.
¿Cuál hay mayor venganza, que poder haberse vengado?... Venganza es cobardía y acto femenil, pedón es gloriosa victoria.
Cobardía: madre de la crueldad.
El valor reside en el término medio entre la cobardía y la temeridad.
Los jóvenes van a la guerra. Unas veces porque tienen que ir, otras veces porque quieren. Siempre creen que todos esperan que vayan. Eso tiene su origen en las tristes, en las complicadas historias de la vida, que durante los siglos han considerado que el valor está asociado con coger las armas, y la cobardía con dejarlas a un lado.
La cobardía es madre de la crueldad.
El demonio de la cobardía que quisiera cruzarse de brazos y llevar una vida más fácil te susurra: Dios existe.
El hecho de lanzarse en medio del enemigo puede ser señal de cobardía
En el Nuevo Testamento hay únicamente instintos malos, no existe siquiera valor para ellos. Todo en él es cobardía, todo es cerrar los ojos y engañarse a sí mismo.
La vida, biológicamente, es lucha, y el que rehúsa esta lucha degenera. Renunciar a la lucha no es virtud, sino cobardía. La lucha es biológicamente necesaria para la conservación de las especies
(..) Apelando a la prudencia según ese libro de la cobardía cuyo autor se llama sentido común.
Conciencia y cobardía son la misma cosa, solo que conciencia es el nombre comercial.
La conciencia y la cobardía son en realidad la misma cosa. La conciencia es la marca de fábrica de la firma.
Ama y aprecia a la mujer y no abuses nunca de su debilidad, sería una infamia y una cobardía.
¿Qué es lo que hace que una persona se deteste a sí misma? Quizás la cobardía. O el eterno miedo de equivocarse, de no hacer lo que los otros esperan
El valor es a menudo una carencia de conocimiento, mientras que la cobardía a menudo se basa en buenas informaciones.
El amor y el temor deben estar unidos: el temor sin amor se vuelve cobardía, el amor sin temor, se transforma en presunción. Entonces uno pierde el rumbo.
El valor crece atreviéndose, y la cobardía titubeando
¿Qué es necesario para matar? Bien poca cosa: un arma y una cobardía.
Tengo un beso olvidado en una boca que no lo merecía. Me di cuenta ayer me faltaba un beso, el que mató tu cobardía. Frases sueltas.
Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que por lo menos será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición
Un castigo a la insolencia, cobardía, ataque artero y violencia que sectores tradicionales pusieron en campaña. ¿Por qué no haríamos nosotros las cosas humanamente?
Las preguntas son éstas: ¿Quién eres? ¿Qué has querido de verdad? ¿Qué has sabido de verdad? ¿A qué has sido fiel o infiel? ¿Con qué y con quién te has comportado con valentía o con cobardía? Estas son las preguntas. Uno responde como puede, diciendo la verdad o mintiendo: eso no importa. Lo que sí importa es que uno al final responde con su vida entera.
Es cobardía menospreciar la vida, y esfuerzo resistir a grandes desgracias.
La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes
Si quieres fingir cobardía para conocer la estrategia de los adversarios, primero tienes que ser extremadamente valiente, porque sólo entonces puedes actuar como tímido de manera artificial.
La humildad no es cobardía. Mansedumbre no es debilidad. La humildad y mansedumbre son realmente poderes espirituales.
La aceptación de la opresión por parte del oprimido acaba por ser complicidad, la cobardía es un consentimiento, existe solidaridad y participación vergonzosa entre el gobierno que hace el mal y el pueblo que lo deja hacer.
La peor cobardía es saber qué es lo justo y no hacerlo.
search