Las mejores 54 Frases de Cerveza - FrasesWiki.com

Encontramos 54 frases sobre Cerveza

Las cejas de Hércules Poirot se alzaron cuando le presentaron la tarjeta del inspector Morton, de Berkshire. Hazle pasar, Jorge, hazle pasar, y trae... ¿Qué es lo que prefieren los policí­as? -Creo que cerveza, señor. - ¡Qué horrible! Pero muy británico. Trae cerveza. " Después del funeral " (1953), Agatha Christie
Autor:" Después del funeral " (1953) Agatha Christie
Concentrado le miraba a los ojos, él sonreí­a como si la locura de un regocijo le ensanchara el alma, a momentos empalidecí­a; bebió dos vasos de cerveza uno tras otro, enjugóse los labios con el dorso de la mano y dijo con una voz que no parecí­a suya: - ¡Es linda vida! -Sí­, la vida es linda. " El juguete rabioso " (1926), Roberto Arlt
Autor:" El juguete rabioso " (1926) Roberto Arlt
Las cejas de Hércules Poirot se alzaron cuando le presentaron la tarjeta del inspector Morton, de Berkshire. Hazle pasar, Jorge, hazle pasar, y trae... ¿Qué es lo que prefieren los policías? —Creo que cerveza, señor. - ¡Qué horrible! Pero muy británico. Trae cerveza.
La cerveza vuelve a la gente estúpida y perezosa, solía decir Otto von Bismarck.
No importa lo llena que esté nuestra vida, siempre habrá espacio para una cerveza.
Realidad: estado temporal provocado por la ausencia de cerveza.
La cerveza es la única alegría en mi vida.
La cerveza es la prueba de que Dios nos ama y quiere que seamos felices.
Dedicarse a servir cervezas o llevar pizzas no te quita dignidad. Tus abuelos lo llamaban de otra forma: Oportunidad
¿La vida?, estaría mejor sin ella, pues tiene poca y rara utilidad. No puedes comerla o beberla, o fumártela en pipa, no te resguarda de la lluvia y sabe a poco cuando la desnudas y la llevas a la cama tras una noche de cervezas, temblando, ardiente de pasión. La vida es un gran error, algo de lo que más vale prescindir, como los orinales o el bacon extranjero
Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos.
Lo que él realmente necesitaba era una botella de cerveza helada, con la etiqueta un poco mojada y esas gotas frías tan hermosas sobre la superficie del vaso.
Mientras los hombres veían el futbol o bebían cerveza o jugaban a los bolos, ellas, las mujeres, pensaban en nosotros, concentrándose, estudiando, decidiendo, si aceptarnos, descartarnos, cambiarnos, matarnos o simplemente abandonarnos. Al final no importaba, hicieran lo que hicieran, acabábamos locos y solos.
(...) Lo que él realmente necesitaba era una botella de cerveza helada, con la etiqueta un poco mojada y esas gotas frí­as tan hermosas sobre la superficie del vaso.
Estamos aquí­ para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí­ para tomar cerveza. Estamos aquí­ para matar la guerra. Estamos aquí­ para reí­rnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos.
Todo era muy propio de la morada de uno de los campesinos de la región, gente recia, tosca, con calzón corto y polainas. Esas salas y esos hombres sentados en ellas ante un jarro de cerveza espumeante abundan en el país...
¿Qué sería de Alemania sin cerveza? Pregúntale a la cebada y al lúpulo y ellos te contarán la historia de Alemania. La cerveza es la madre de sus teorías enrevesadas y acres, como arenque ahumado, y de su militarismo férreo, militarismo frío, rudo, mastodónico, geófago, que ve la gloria a través de las usinas y de los cascos guerreros.
Como latas de cerveza vacías y colillas de cigarrillos apagados, han sido mis días. Como figuras que pasan por una pantalla de televisión y desaparecen, así ha pasado mi vida
No se puede tener un país de verdad a menos que tenga una cerveza y una aerolínea -ayuda si tiene un equipo de fútbol o alguna arma nuclear- pero por lo menos debe tener una cerveza.
No se puede tener un paí­s de verdad a menos que tenga una cerveza y una aerolí­nea -ayuda si tiene un equipo de fútbol o alguna arma nuclear- pero por lo menos debe tener una cerveza.
La cerveza es un amanecer en los párpados.
La cerveza es un amanecer en los párpados.
Dadme una mujer a la que le guste la cerveza y conquistaré el mundo.
Bares en los que la calma y la cerveza salvan nuestra vida, y mi cabeza soñando estar bajo tu ropa.
Esta cerveza es una porquería, pero es gratis.
Para mí, echar a un entrenador es como tomarme una cerveza. Puedo echar a 20 en un año. Hasta a cien si hace falta.
El curita con el sermón en el canal de la televisión luego la propaganda del celular con la mina con el poto al aire. El curita con la censura en cierto canal de televisión, luego la mina con las tetas operadas con la propaganda de cerveza.
Cuando todos se vayan a otros planetas yo quedaré en la ciudad abandonada bebiendo un último vaso de cerveza, y luego volveré al pueblo donde siempre regreso como el borracho a la taberna y el niño a cabalgar en el balancín roto.
Un vaso de cerveza, una piedra, una nube, la sonrisa de un ciego y el milagro increíble de estar de pie en la tierra.
Cuando todos se vayan a otros planetas yo quedaré en la ciudad abandonada bebiendo un último vaso de cerveza, y luego volveré al pueblo donde siempre regreso como el borracho a la taberna y el niño a cabalgar en el balancí­n roto.
Hortaleza, porros y cerveza
Mi cuerpo no resiste y no hay cerveza en la nevera estoy pensando en follarme a mi osito de peluche
Me hundí en el asiento, con una sensación de plenitud y satisfacción, mientras bebía la cerveza a pequeños sorbos, oía cómo me bajaba la cerveza por el cuerpo: sssst-sssst. Había olvidado que podían existir sonidos y sabores agradables como el sonido y el sabor de una cerveza al tragarla.
Kolibrí me he inventado un nuevo combinado: Almax con cerveza
Puesto que estamos en una economía y en una realidad cultural de mercado no sólo somos consumidores de detergentes o de latas de cerveza con o sin alcohol, sino también de mensajes, de verdades, de ideología, de información
Y mientras yo dormía o bebía la cerveza de Wittenberg junto a mis amigos Philip y Amsdorf, la Palabra debilitaba al papado de forma tan grandiosa que ningún príncipe o emperador consiguió causarles tantas derrotas. Yo nada hice: la Palabra lo hizo todo.
Soy un héroe. Simplemente es un oficio, como tejer o fabricar cerveza, y como todos tiene sus trucos, sus mañas y sus secretos. Hay formas de intuir a las brujas y de reconocer la presencia de un veneno, existen ciertos puntos débiles en todos los dragones y ciertas argucias que emplean encapuchados desconocidos para ponerte a prueba.
Tengo algun acto de nobleza, solo cojo a las rubias por el culo cuando son cerveza.
Algunos amigos muertos y yo nos reunimos en esas tardes de ocio que abundan en la muerte y mientras tomamos cerveza muerta y escuchamos música muerta nos sentamos a mirar la vida igual que los vivos miran la televisión.
Y he aquí una mano, mi fiel amigo, y danos una de tus manos, y ¡echemos un cordial trago de cerveza por los viejos tiempos!
Y he aquí­ una mano, mi fiel amigo, y danos una de tus manos, y ¡echemos un cordial trago de cerveza por los viejos tiempos!
Concentrado le miraba a los ojos, él sonreía como si la locura de un regocijo le ensanchara el alma, a momentos empalidecía, bebió dos vasos de cerveza uno tras otro, enjugóse los labios con el dorso de la mano y dijo con una voz que no parecía suya: — ¡Es linda vida! —Sí, la vida es linda.
Bebe rubia la cerveza para acordarse de su pelo.
Mi corazón, como una lata de cerveza que te la bebes y al final le das patadas sin pensar que me desquicias la cabeza.
Sólo he estado enamorado de una botella de cerveza y un espejo
Los médicos como la cerveza, mejor cuanto más viejos.
Los médicos como la cerveza, mejor cuanto más viejos.
La máquina puede ser cualquier cosa, desde la policía de Los Angeles, que pueden sacar a la gente de sus coches, golpearlos fuertemente y salirse con la suya, la maquinaria del estado capitalista que trata de hacerte un lavado de cerebro para que te comportes de forma estúpida y nunca te enfrentes al sistema y solamente pienses en esperar el fin de semana para tener otro six pack de cerveza
Cerveza caliente y mujeres frías, simplemente no encajo. En los tugurios en los que he entrado tambaleándome esta noche, así ha sido.
Manten el corazón y la cerveza negra siempre a mano.
Manten el corazón y la cerveza negra siempre a mano.
Tenemos un trato con el banco: ellos no sirven cerveza y nosotros no aceptamos cheques.
Tenemos un trato con el banco: ellos no sirven cerveza y nosotros no aceptamos cheques. " Quemando cromo " (1986), William Gibson
search