Las mejores 68 Frases de Café - FrasesWiki.com

Encontramos 68 frases sobre Café

Voy a tomar un café con Christian Grey... Y odio el café. " Cincuenta sombras de Grey " (2011), Erika Leonard
Autor:" Cincuenta sombras de Grey " (2011) Erika Leonard
La invitamos a tomar el café en nuestra mesa, y la induje a hablar de sus sueños para sorprender al poeta. í‰l no le hizo caso, pues planteó desde el principio que no creí­a en adivinaciones de sueños. -Sólo la poesí­a es clarividente -dijo. " Doce cuentos peregrinos " (1992), Gabriel Garcí­a Márquez
Autor:" Doce cuentos peregrinos " (1992) Gabriel Garcí­a Márquez
El coronel destapó el tarro del café y comprobó que no habí­a más de una cucharadita. Retiró la olla del fogón, vertió la mitad del agua en el piso de tierra, y con un cuchillo raspó el interior del tarro sobre la olla hasta cuando se desprendieron las últimas raspaduras del polvo de café revueltas con óxido de lata. " El coronel no tiene quien le escriba " (1961), Gabriel Garcí­a Márquez
Autor:" El coronel no tiene quien le escriba " (1961) Gabriel Garcí­a Márquez
(...) El mundo es su café, y alrededor de su café, todo lo demás. " La colmena " (1951), Camilo José Cela
Autor:" La colmena " (1951) Camilo José Cela
El café de la máquina es pis de burro. Venga conmigo. Lo arreglaremos. " La tercera virgen " (2006), Fred Vargas
Autor:" La tercera virgen " (2006) Fred Vargas
(...) Luego í­bamos a un café para leer de nuevo el libro y hablábamos de él sin parar, sin parar durante horas. Aquello era amor y a veces pensaba que, como en las pelí­culas, el amor era el único medio de traer un universo lejano hasta el nuestro. " La vida nueva " (1995), Orhan Pamuk
Autor:" La vida nueva " (1995) Orhan Pamuk
Jas lee el horóscopo y hay gente que lee la mano y gente que lee los posos del té para predecir el destino. Examiné entornando los ojos aquellos grumos de cacao en polvo pero no me revelaron nada de mi futuro. " Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea " (2011), Annabel Pitcher
Autor:" Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea " (2011) Annabel Pitcher
El café era mejor allí­ que en cualquier otro sitio, incluso frí­o como esa noche. Eran café fundamentalmente reconfortante. Serí­a el agua, o quizá la casa. " Sin hogar ni lugar " (1997), Fred Vargas
Autor:" Sin hogar ni lugar " (1997) Fred Vargas
Lo más agradable del café irlandés era que te mantení­a el cuerpo despierto a la vez que te adormilaba el cerebro. " Un soplo de aire fresco " (1991), Don Winslow
Autor:" Un soplo de aire fresco " (1991) Don Winslow
En casa uno fácilmente puede sentirse encerrado, agobiado por la falta de horizonte, por la excesiva familiaridad de las cosas. En el café se es a la vez sedentario y transeúnte, y si uno tiene la suerte de ocupar una mesa junto al ventanal, la situación es admirable, perfecta: uno es la estampa involuntaria del desconocido que mira la calle tras los cristales del café, y esa figura, ese anonimato, le concede una visión alejada y un poco novelesca de sí­ mismo. " Ventanas de Manhattan " (2004), Antonio Muñoz Molina
Autor:" Ventanas de Manhattan " (2004) Antonio Muñoz Molina
Cultivar café es un verdadero arte. " El desafí­o Starbucks " (2011), Howard Schultz
Autor:"El desafí­o Starbucks" (2011) " El desafí­o Starbucks " (2011) Howard Schultz
La mujer es como una buena taza de café: la primera vez que se toma, no deja dormir.
Me voy a tomar un café, que me duermo.
¿Qué tienes para exportar, qué materias primas? Monocultura, diamantes, café, cereales, véndelos en el mercado a las multinacionales imperiales. Te prestaremos dinero para aumentar tu producción, páganos un interés anual, para tu propia seguridad ajústate el cinturón, no pondremos objeciones.
Sí quiero saber, si tú también recuerdas algo de aquel café, que espero a veces sin entender, por qué
Hay hombres que aman la guerra y el café sólo porque a ambos se va sin la mujer
Ahí le dejé Café
El té carece de la arrogancia del vino, del individualismo consciente del café y de la inocencia sonriente del cacao.
Vive en un edificio elegante, aunque tengas que alquilar una habitación en el ático, donde te puedas codear con personas ricas y de éxito en los pasillos y ascensores. Frecuenta los cafés de lujo, aunque sólo puedas tomar sus bebidas a pequeños sorbos. No tardarás en darte cuenta de que mucha gente con dinero se siente muy sola
La televisión no es la vida diaria. En la vida cotidiana, la gente de verdad tiene que salir del café, de la película, para irse a trabajar
El café debe ser caliente como el infierno, negro como el diablo, puro como el ángel y dulce como el amor.
Si no hay café para todos, no habrá para nadie.
El momento del café es fantástico. Para mí es todo un ritual
Intento no producirme mucho por la mañana. Me miro y digo: Pero bueno, es lo que hay. Igual con el café con leche mejoro un montón, porque tengo muy mal humor por la mañana
Los Radicales son bichos de café, sirven para discusiones pero los únicos preparados para gobernar somos los Peronistas.
Nosotros somos lo que somos. Negros, blancos, cafés, amarillos. El punto es no avergonzarse de lo que uno es. Tu puedes pensar que es esterotipar.Hey, este soy yo, Orale Vato, Esto es lo que soy.Tomame o dejame. ¿no te gusto? date la vuelta y mira a otro lado, Es así de simple
El amor, el tabaco, el café y, en general, todos los venenos que no son lo bastante fuertes para matarnos en un instante, se nos convierten en una necesidad diaria.
Quién sabe si terminar un libro de cuentos no sea como vaciar de golpe un cubo en el Café Kubista. Ver vaciarse todo y conocer su contenido, saber perfectamente de qué se ha llenado todo.
El café (establecimiento en el que se sirve la nueva bebida) se convierte en el lugar de cita de los elegantes, de los ociosos y también el refugio de los pobres.
No obstante, otros médicos y la opinión pública pretendían que el café era un anafrodisiaco, que era una bebida de castrados.
Cambiamos con más facilidad de religión que de café.
Se cambia mas fácilmente de religión que de café.
¡Tabaco y café! ¡Los mejores amigos de un alcohólico!
Mi conclusión fue que no solamente serviríamos cafés, sino que crearíamos un ambiente en el que la intimidad de la relación con el espacio y la experiencia del café pudiera cobrar vida
No vendemos café sino experiencias maravillosas
La dueña de casa debe preocuparse de que el café resulte óptimo, y el dueño de que los vinos sean de primera calidad.
Qué desamparado se siente uno cuando tiene una taza llena de café en la mano y comienza a estornudar.
No te haré más tibio el frío ni más dulce el café con leche pero piensa en mí, muchacha, piensa en mí
...y el lunes al café del desayuno - vuelve la guerra fría - y al cielo de tu boca el purgatorio
Mi padre es cochinamente rico y, aunque somos católicos irlandeses, soy hija única. Tengo más dinero que tú y, por consiguiente, trabajaré gratis. No tendrás que darme nada. Un pasante gratuito durante tres semanas. Me ocuparé de toda la investigación, mecanografiar y contestar el teléfono. Incluso te llevaré el maletín y prepararé el café.
El problema del independentismo viene del café para todos. Si sólo tuvieran autonomía el País Vasco y Cataluña sería muy diferente
Si bebo mucho café, lloraré descafeinado.
Ayer me fui a tomar un café con leche al bar de aquí al lado. Le pregunté al mozo si la leche que tenían era pura, y me dijo que era pura como la mujer de mis sueños...Me tome un café... solo... y me vine a trabajar...
Tuve un novio que me dijo que nunca tendría éxito, que nunca me nominarían para un Grammy, que nunca tendría un hit, y que esperaba que fuese a fracasar. Yo le dije, Algún día, cuando ya no estemos juntos, no podrás pedir un café en ningún sitio sin oírme o verme
Mi lucha por la existencia consiste en que a la hora del desayuno sea mucho más importante el aroma del café que las catástrofes que leo en el periódico abierto junto a las tostadas.
La vida es como el café o las casatañas en otoño. Siempre huele mejor de lo que sabe.
He dicho alguna vez, con escándalo acaso de ciertos pedantes, que la verdadera universidad popular española han sido el café y la plaza pública.
Yo he encontrado en la literatura el refugio que no encontraba tan perfecto en el cine o en el café o en la tertulia o en el juego
El té carece de la arrogancia del vino, del individualismo consciente del café, de la inocencia sonriente del cacao
Luego íbamos a un café para leer de nuevo el libro y hablábamos de él sin parar, sin parar durante horas. Aquello era amor y a veces pensaba que, como en las películas, el amor era el único medio de traer un universo lejano hasta el nuestro.
Siempre me paso por el café del barrio. Ahí están los muchachos de siempre, esos que conozco de cuando no era nadie y siguen siendo los mismos tipos desinteresados
Un matemático es una máquina para transformar café en teoremas.
Tú crees en el ron del café, en los presagios, y crees en el juego, yo no creo más que en tus ojos azulados.
Me afeito, me cepillo los dientes, hago café, cago. Miro por la ventana. Todo esta peor que ayer, pero por tradición y conveniencia eso no se dice. Lo correcto sería: 'Miro por la ventana. Todo bien'.
He comenzado muchas canciones en una servilleta, sentado frente a una taza de café.
Y juro por mi qué solo fui por un café, pero te vi.
Así conversábamos en torno de la mesa del café, sombríos y gozosos de nuestra impunidad ante la gente, ante la gente que no sabía que éramos ladrones, y un espanto delicioso nos apretaba el corazón al pensar con qué ojos nos mirarían las nuevas doncellas que pasaban, si supieran que nosotros, tan atildados y jóvenes, éramos ladrones... ¡Ladrones!
Estos imbéciles...Y yo se lo digo porque tengo experiencia...Bien engañados..., lo suficiente recalentados, son capaces de ejecutar actos que le pondrían a usted la piel de gallina. Literatos de mostrador. Inventores de barrio, profetas de parroquia, políticos de café y filósofos de centros recreativos serán la carne de cañón de nuestra sociedad.
Qué agradable es poder confesar sus intimidades en público, ¿No le parece, caballero? ¿Hay muchos en mi lugar que pueden sentarse impunemente- te a la mesa de un café y entablar una amable conversación con un desconocido como lo hago yo? No. Y, ¿Por qué no hay muchos, puede contestarme? –No sé...–Porque mi semblante respira la santa honradez.
Realmente, el asesino ha sido un estúpido. Con haber preparado un cultivo de bacilos y dárselo en la sopa...Precisamente yo estaba tomando la sopa o en el café, quiero decir -agregó él-, la cuenta estaba liquidada. — ¿Y vos serías capaz de hacer tal cosa, de asistir a una agonía lenta? Aunque se reía a carcajadas, sus ojos estaban serios. Me contestó: ¿A una agonía? Y a diez...Si fuera necesario.
Me gusta el café con leche. Me gusta tener una vida familiar, sentimental y profesional, que me dé satisfacciones como personas.
Puse café instantaneo en el horno de microondas y casi retrocedo en el tiempo.
Constrúyase un cielo más bien cóncavo. Píntese de verde o de café, colores terrestres y hermosos. Salpíquese de nubes a discreción
Después de todo, la cultura es como el café instantáneo, es decir, es soluble, desechable y, además, no es café.
Tengo muy buenos recuerdos de mi infancia. Soy la pequeña de siete hermanos y mi casa siempre estaba llena de gente. Nunca me ha faltado alguien para hablar y reflexionar al lado de un café. Las sobremesas podían empezar a las cuatro y terminar a las nueve de la noche
No comer es un vicio, una especie de droga: con el estómago vacío se siente limpia y veloz, con la cabeza despejada, lista para la pelea. Toma un sorbo de café, baja la taza, estira los brazos. Levantarse a lo que parece ser un buen día, prepararse para trabajar pero no embarcarse todavía, resulta una de las experiencias más singulares.
Claro que el café es un veneno lento, hace cuarenta años que lo bebo.
search