Las mejores 12 Frases de Cadáver - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Cadáver

A mí­, cuando veo un muerto, la muerte me parece una partida. El cadáver me da la impresión de un traje abandonado. Alguien se fue y no necesitó llevar aquel traje único que habí­a vestido. " Libro del desasosiego " (1982), Fernando Pessoa
Autor:" Libro del desasosiego " (1982) Fernando Pessoa
Lo más importante que he aprendido en Tralfamadore es que cuando una persona muere, sólo muere aparentemente. Continúa estando muy viva en el pasado, y por lo tanto es muy estúpido que la gente llore en su funeral. Todos los momentos, el pasado, el presente y el futuro, siempre han existido y siempre existirán. Los tralfamadorianos pueden contemplar todos los momentos diferentes de la misma forma que usted, por ejemplo, puede observar cualquier trecho de las Montañas Rocosas, Se dan cuenta de la permanencia de todos los momentos, y pueden contemplar cualquiera de ellos que les interese. Aquí­ en la Tierra creemos que un momento sigue a otro, como los guisantes dentro de la vaina, y que cuando un momento pasa ya ha pasado para siempre, pero no es más que una ilusión. Cuando un tralfamadoriano ve un cadáver, todo lo que se le ocurre pensar es que la persona muerta se encuentra en malas condiciones en aquel momento particular; pero sabe que aquella misma persona puede encontrarse estupendamente en muchos otros momentos. Ahora, después de aquella experiencia junto a ellos, cuando oigo decir que alguien ha muerto, me encojo de hombros, simplemente, y digo lo que los tralfamadorianos dicen acerca de las personas muertas, esto es: "Así­ son las cosas". " Matadero cinco " (1969), Kurt Vonnegut
Autor:" Matadero cinco " (1969) Kurt Vonnegut
No todos los hombres alcanzan la perfección de morir; hay muertos y hay cadáverres, y yo seré un cadáver.
El hombre despide un olor particular: de entre todos los animales sólo él apesta a cadáver.
A quince metros del cadáver ya no necesité guí­a alguno. Habí­a detectado la inconfundible fetidez a muerte que se mezclaba con el peculiar olor arcilloso de los bosques. El olor a carne en descomposición no se asemeja a ningún otro y se percibí­a claramente en el ambiente cálido del atardecer, tenue pero innegable.
Los asesinos en serie, sean o no sádicos sexuales, son muy astutos y planean ampliamente sus crí­menes. La mutilación posmórtem no significa de modo necesario que exista un componente sexual ni sádico. Algunos lo hacen simplemente para deshacerse con más facilidad del cadáver.
No recordamos ya cómo éramos al principio porque con cada dí­a parte un cadáver nuestro a pudrirse en el tiempo.
Mira el árbol con abundantes hojas, cuyas ramas se extienden en el aire, y observa cómo la gente se refugia en su sombra de los abrasadores rayos de sol y recoge los frutos que están a su alcance. Luego mira ese mismo árbol en invierno y observa como el frí­o viento ha hecho caer sus hojas, dejando sus ramas desnudas y débiles, como un cadáver sin embalsamar. Fí­jate en cómo la gente sólo se acerca a él para cortarle las ramas y arrojarlas al fuego.
El pasado es un cadáver que debes sepultar.
Me retiraré a un comentario y meditaré sobre la impermanencia de mi cuerpo pensando que en realidad no es diferente de un cadáver, puesto que ambos se descomponen a cada momento.
En la prensa, la fascinación se traduce en una sobreabundancia de imágenes: la guerra es fotogénica. Página tras página, contemplamos las ruinas humeantes de los edificios, los cadáveres expuestos en la calle, los malos a los que llevan a interrogar, con un probable uso de la fuerza, jóvenes hermosos que llevan un kalashnikov en las manos o en bandolera. Las fotos, ya se sabe, provocan una gran emoción, pero, aisladas, no emiten ningún juicio, y su significado es imposible de saber exactamente
search