Las mejores 12 Frases de Budismo - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Budismo

El budismo es una ví­a para ayudar a la gente; el confucianismo es una ví­a para reformar la cultura. Para el médico, curar es una forma de vida; un poeta enseña el arte de la poesí­a. (...) Las personas practican las ví­as a las que se sienten inclinadas y desarrollan sus preferencias individuales. " El libro de los cinco anillos " (1645), Miyamoto Musashi
Autor:" El libro de los cinco anillos " (1645) Miyamoto Musashi
[El budismo] Es la única religión atea.
La esencia del cristianismo y el budismo es la misma: la práctica del amor, para lo cual es necesario poner énfasis en el perdón y compartir el sufrimiento ajeno.
El budismo llama "mácula del espí­ritu", a la cólera; el maniqueí­smo, "raí­z del árbol de muerte". Lo sé. ¿Y de qué me sirve?
Por muchos años, aquí­ en Japón, el Karate permaneció enclaustrado detrás de las gruesas paredes de los templos, en particular aquellos de Budismo Zen; aparentemente no fue practicado por otra gente hasta que los samurái comenzaron a entrenarse en los templos y comenzaron a aprender el arte.
En el budismo, el Infierno se denomina Naraka, Nirriti y Niraya. El Naraka existe en tres maneras: las ocho regiones del Infierno de las Llamas, las regiones del Infierno del Frí­o y el infierno Solitario.
(...) Me asusta lo que llamo budismo occidental. Me dejó de piedra leer una encuesta que decí­a que más del cincuenta por ciento de los ejecutivos estadounidenses son budistas. El porcentaje aumenta entre los más jóvenes, sobre todo los directivos de las industrias digitales y creativas. El tipo de hedonismo que se impone hoy, mezcla de placer con un poco de iluminación espiritual, se ha convertido en la religión del capitalismo global contemporáneo. Y no es precisamente emancipadora.
El Zen no es una filosofí­a, no es una psicologí­a, no es una doctrina. Está más allá de las filosofí­as, más allá de las doctrinas, más allá de los conceptos y de las formas. La esencia del Zen no se expresa con palabras. Existe, desde luego el budismo Zen tradicional con sus disciplinas, sus ritos y sus reglas. Pero el verdadero Zen, en tanto que representante de la universalidad de la conciencia y de la práctica de la meditación en la postura perfecta del zazen, está abierto a todo.
El Budismo enseña la liberación y no la aniquilación; aboga por la disciplina espiritual y no por el torpor o vací­o mental. En el curso corriente y personal de la vida debe haber cierto alejamiento, debe haber cierta apertura de una nueva perspectiva en la noción personal si se desea ser verdadero seguidor del Buda.
La esencia del Budismo Zen consiste en adquirir un nuevo punto de vista para contemplar la vida y las cosas en general. Con esto quiero decir que si deseamos introducirnos en la más recóndita vida del Zen, debemos abandonar todos nuestros hábitos corrientes de pensamiento, que controlan nuestra vida cotidiana; debemos tratar de ver si existe algún otro método de juzgar las cosas, o más bien, si nuestro método corriente es siempre suficiente como para darnos la satisfacción última de nuestras necesidades espirituales.
Si tuviera que elegir entre el budismo y la paz, elegirí­a la paz.
search