Las mejores 200 Frases de Bondad - FrasesWiki.com

Encontramos 200 frases sobre Bondad

La bondad es la única inversión que nunca falla. " Walden " (1854), Henry david Thoreau
Autor:" Walden " (1854) Henry david Thoreau
De esta manera, aunque algunas veces lo que vosotros sospechabais al principio fuese verdad, procurad ser amables con ellos, pues esta bondad ayudará a que sean mejores.
Las personas hacen mucha profesión de bondad, con infinidad de hermosas palabras, porque quieren que les consideren mejores que sus congéneres, buscando, de este modo, la fama ante los ojos del mundo. Aquellos que verdaderamente hacen el bien son los que emplean menos palabras con referencia a sus actos.
No os contentéis con demostrar amistad sólo con palabras, dejad que vuestro corazón se encienda con amorosa bondad hacia todos los que se crucen en vuestro camino.
Sed amables con los forasteros, ya sea que provengan de Turquía, Japón, Persia, Rusia, China o de cualquier otro país del mundo. Ayudadles a que se sientan como en su propia casa, y procurad que sus vidas sean un poco más agradables. (...) Pues esta bondad ayudará a que sean mejores.
Además, yo les enseñaría a los niños a ser buenos, con una bondad que yo conozco. (...), cuando sea maestro. Les enseñaría a encontrar la felicidad que tienen tan cerca, aunque no lo parezca...
Los ideales que han iluminado mi camino, y una y otra vez me han infundido valor para enfrentarme a la vida con ánimo, han sido la bondad, la belleza y la verdad
A fuerza de conceder derechos a todo el mundo, la democracia es el régimen que mata con mayor seguridad la bondad
La bondad puede hacer mucho. Como el sol que derrite el hielo, la bondad evapora los malos entendidos, la desconfianza y la hostilidad.
El exceso de bondad es el menos peligroso de los excesos
El amor ahuyenta el miedo, y recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor expulsa, también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda, y al final, el miedo llega a expulsar del hombre a la humanidad misma.Probervia.net
No quiero confort. Yo quiero a Dios, quiero la poesía, quiero el verdadero peligro, quiero la libertad, quiero la bondad, quiero el pecado.
Para declarar como virtuoso a un sentimiento, a un acto cualquiera, no basta reconocer en él alguna señal de sacrificio, de austeridad o de bondad, es preciso mirar ante todo si, por ventura, no es opuesto a los deberes de la justicia y de la caridad universal.
Entre todas las tierras del mundo Espanna a una estremança de abondamiento et de bondad más que otra tierra ninguna. ¡Ay Espanna! non a lengua ni engenno que pueda contar tu bien
La bondad es un trastorno de la personalidad.
Nuestro banquero es un hombre de mucha capacidad, él trafica con el hambre, la angustia, la libertad, todo lo vuelve dinero con su talento y bondad.
Los sufrimientos de los demás, quienes quieran que fueran, despertaban de inmediato su compasión, disipando cualquier oscura nube que hubiera ocultado en su mente la bondad con la pasión o el prejuicio.
Asombra que yo no haya abandonado aún todas mis esperanzas, puesto que parecen absurdas e irrealizables. Sin embargo, me aferro a ellas, a pesar de todo, porque sigo creyendo en la bondad innata del hombre.
Lo que me asombra es no haber abandonado por completo mis esperanzas, que parecen absurdas e irrealizables. Y, sin embargo, me aferro a ellas a pesar de todo y sigo creyendo en la innata bondad del hombre.
No abandono mis esperanzas, por absurdas e irrealizables que sean. Continúo creyendo en la bondad innata del hombre. No se puede construir sobre la base de la muerte, la miseria y la confusión
El mal es siempre posible. La bondad es una dificultad.
La gente que cesa de creer en dios o en la bondad todavía suele creer en el demonio. No sé por qué. O sí lo sé: la maldad es siempre posible, la bondad es una dificultad eterna.
La gente que cesa de creer en dios o en la bondad todaví­a suele creer en el demonio. No sé por qué. O sí­ lo sé: la maldad es siempre posible, la bondad es una dificultad eterna.
La bondad es algo que uno elige. Cuando un hombre no puede elegir, deja de ser hombre.
Déjame agradecerte todo lo que te debo... No rechaces mi devoción, la infinita gratitud que te debo por tu bondad, por el aliento que me das... Por tu perdón
De lo que llaman los hombres virtud, justicia y bondad, una mitad es envidia, y la otra no es caridad.
La bondad es simple, la maldad, múltiple.
Es extraño que os reconociera, pero supongo que será porque vuestro semblante refleja la bondad de vuestra alma.
Pues... Me enseñaste la bondad, por lo tanto eres bueno. Fue un incendio por donde me condujiste, y en él se quemó toda mi ignorancia. Era fuego, John, llamas las que nos envolvían.
La conmiseración con los animales está íntimamente ligada con la bondad de carácter, de tal suerte que se puede afirmar seguro que quien es cruel con los animales, no puede ser buena persona. Una compasión por todos los seres vivos es la prueba más firme y segura de la conducta moral.
La conmiseración con los animales está íntimamente unida con la bondad de carácter, de tal manera que se puede afirmar, de seguro, que quien es cruel con los animales no puede ser buena persona
Reflexionando y meditando, soy bueno. No tengo resentimientos, tengo bondad
El hundimiento del comunismo no significa automáticamente la bondad del capitalismo.
La bondad implica también la capacidad de decir no
Sigue siendo un misterio. En lugar de mostrarles el camino a Cristo, a Dios, en lugar de dar testimonio de su bondad, abusaron de personas y minaron la credibilidad del mensaje de la Iglesia.
¿Qué nos pide el Señor para contribuir a la unidad de los cristianos? Orar constantemente, practicar la justicia, amar la bondad y seguirlo.
El mal existe pero, las fuerzas del amor, la compasión y la bondad son poderosas.
Por encima de todo está la bondad afectuosa. Así como la luz de la luna ilumina sesenta veces más que la de las estrellas, la bondad afectuosa libera al corazón de una forma sesenta veces más efectiva que todos los demás logros religiosos juntos.
Todos los caminos de bondad conducen a la iluminación y al despertar
Su ingenuidad y su bondad parecían convertirlo en un imán irresistible para mujeres que devoraban hombres para desayunar y después escupían los restos.
Los tormentos de la bondad que no pueden desfogarse son, a veces, peores que los de la maldad desmermada.
Dios sabe que no he deseado ni deseo nada de nadie, pero que quiero guardar lo que, por su infinita bondad, me ha dado y que nadie me lo inquiete ni me lo quite.
El éxito se mide en si usaste tu cabeza tanto como tu corazón, si fuiste generoso, si amaste a los niños y a la naturaleza, si te preocupaste por los ancianos. Es acerca de tu bondad, tu deseo de servir, tu capacidad de escuchar y tu valor sobre la conducta
Busca en el hombre pobre las virtudes del rico (exquisitez, sentimientos delicados, sociabilidad, etc.) y en el rico las virtudes del pobre (seriedad, pragmatismo sencillo, bondad laboriosa, etc.).
¡Cuánta bondad hay en el hombre –exclamó para sí–, cuando la suscita el sufrimiento de sus semejantes!
La amistad es un acuerdo perfecto de los sentimientos de cosas humanas y divinas, unidas a la bondad y a una mutua ternura.
La bondad era tibia y sin consistencia, olía a carne cruda guardada mucho tiempo.
Los que ejercitan el bien con el desgraciado, no pueden medir nunca la magnitud de una sola palabra de bondad, una sonrisa de dulzura que para el caído, para el infeliz, es como el rayo de sol que vuelve la vida a los miembros entumecidos por el hielo de la desgracia.
Bondad, tu nombre es viril.
Las invenciones de los hombres van en aumento. La bondad, la malicia del mundo en general, no sigue siendo la misma.
El matrimonio es la escuela segura del orden, de la bondad, de la humanidad, que son cualidades mucho más necesarias que la instrucción y el talento.
Bondad en el padre, piedad filial en el hijo, gentileza en el hermano mayor, humildad y respeto en el menor, comportamiento justo en el esposo, obediencia en la esposa, consideración humana en los mayores, respeto en los menores, benevolencia en los gobernantes, lealtad en los ministros y los súbditos
Cuando las familias individuales han aprendido la bondad, entonces la nación entera ha aprendido la cortesía.
El hombre de perfecta bondad posee cierto valor, pero el valiente no es necesariamente bueno.
Los defectos y faltas de los hombres dan a conocer su verdadera valía. Si examinamos con atención las faltas de un hombre, llegaremos a conocer si su bondad es sincera o fingida.
Recompensa la injuria con justicia, y la bondad con bondad.
¿En qué consiste la bondad? En amar a todos los hombres.
No creo que la bondad sea algo que se se aprenda. Si te dejan a la deriva por el mundo para aprender sobre la bondad, vas a tener un problema.
La bondad divina no conoce límites y que el arrepentimiento de los pecados es más que suficiente para obtener el perdón.
La bondad o la maldad de los actos la determina su fruto
Mi verdadera religión es la bondad. Si la practicamos en nuestra vida, no importa si sabemos mucho o poco, o si creemos en la próxima vida o no, en Dios o en Buda. En nuestra vida cotidiana tenemos que ser pasivos. Ése es el pasaje a la luz.
Todas las grandes religiones son básicamente lo mismo, ya que todas buscan la paz mental y la bondad, pero es muy importante practicar esto en nuestra vida diaria. No únicamente en la iglesia o el templo.
La bondad o la maldad de los actos la determina su fruto.
En lugar de censurar a la gente, tratemos de comprenderla. Tratemos de imaginarnos por qué hacen lo que hacen. Eso es mucho más provechoso y más interesante que la crítica, y de ello surge la simpatía, la tolerancia y la bondad.
El verdadero amor es el respeto, la admiración, la compasión y la bondad.
Casi no necesito decir al lector que en ese instante resolví permanecer en la ciudad, y que, entregándome enteramente a la bondad y la protección del Todopoderoso, no buscaría ninguna otra clase de refugio. Mis horas estuvieron en sus manos siempre, y era tan capaz de protegerme en época de epidemia como en época de salud.
La idea de Dios, en tanto que significa un ser infinitamente inteligente, sabio y bueno, surge al reflexionar sobre las operaciones de nuestra propia mente y al aumentar indefinidamente aquellas cualidades de bondad y sabiduría.
Llevar a cabo un acto de bondad al azar, sin ninguna expectativa de recompensa, con la certeza de que un día alguien podría hacer lo mismo para usted.
La bondad se abre paso suavemente.
La bondad se abre paso suavemente.
No podemos llegar a ser buenos esforzándonos por serlo sino encontrando la bondad que mora en nosotros para dejarla salir.
En la bondad se encierran todos los géneros de sabiduría.
En la bondad se encierran todos los géneros de sabidurí­a.
En la bondad se encierran todos los géneros de la sabiduría.
La mayoría de los hombres que rodeaban entonces a Perón creyeron que yo no era más que una simple aventurera. Mediocres al fin, ellos no habían sabido sentir como yo quemando mi alma, el fuego de Perón, su grandeza y su bondad, sus sueños y sus ideales. Ellos creyeron que yo calculaba con Perón, porque medían mi vida con la vara pequeña de sus almas
Lo que se espera de un escritor en América Latina es una mezcla de profeta, crítico, cómico, conciencia en el exilio, bondad, erudición y modestía. Prefiero la de que somos escritores sólo para no ser simple borrachos.
Tenemos que tener fe en que la bondad puede prevalecer sobre la maldad, la honestidad sobre la corrupción, y la justicia sobre la impunidad.
¡Si uno se mirase desde afuera sin piedad, sin llorar, sin bondad, sin jamás dejarse engañar!
El orgullo interviene más aún que la bondad en nuestras represiones a quienes han cometido algún yerro, y les reprendemos más que para corregirles, para convencerles de que estamos exentos de él.
Hay malvados que serían menos peligrosos si no tuviesen ninguna bondad.
Las almas bellas son las únicas que saben todo lo que hay de grande en la bondad.
El más grande amor no se expresa por violentas expansiones, sino por una diaria radiación, por los pequeños actos de bondad sin nombre ni recuerdo.
Hay sonrisas que no son de felicidad, sino de un modo de llorar con bondad.
Hay sonrisas que no son de felicidad, sino una manera de llorar con bondad.
Todo hombre alimenta un secreto sueño, que no es la bondad ni el amor, sino un desenfrenado deseo de placer y egoísmo.
Recordando que la sabiduría y el poder y la bondad del Creador en ninguna parte se muestra tan bien como en los cielos y los cuerpos celestes, podemos fácilmente reconocer el gran mérito de Aquél que ha traído estos cuerpos a nuestro conocimiento, y que, a pesar de su casi infinita distancia, los ha presentado fácilmente visibles
La primera condición de la humana bondad es alguna cosa que amar, la segunda, alguna cosa que reverenciar
La primera condición de la humana bondad es alguna cosa que amar, la segunda, alguna cosa que reverenciar.
Entonces tiene lugar la expulsión de la bestia triunfante, es decir, de los vicios que predominan y suelen conculcar la parte divina, se purifica el ánimo de errores y se le adorna con virtudes, por amor de la belleza que se ve en la bondad y justicia natural, por deseo del placer que deriva de los frutos de ésta y por odio y temor a la fealdad y displacer contrarios.
Entonces tiene lugar la expulsión de la bestia triunfante, es decir, de los vicios que predominan y suelen conculcar la parte divina; se purifica el ánimo de errores y se le adorna con virtudes, por amor de la belleza que se ve en la bondad y justicia natural, por deseo del placer que deriva de los frutos de ésta y por odio y temor a la fealdad y displacer contrarios.
La bondad es lo único importante, ya que es el bálsamo que pone un poco de suavidad en cualquier herida amarga.
El mero conocimiento no es sabiduría. La sabiduría sola tampoco basta. Son necesarios el conocimiento, la sabiduría y la bondad para enseñar a otros hombres.
La bondad -no el genio, ni la gloria, ni el amor- es lo que refleja la grandeza del alma humana
Sobre todo sé bueno: la bondad, más que ninguna otra cosa, es lo que mejor desarma a los hombres.
La bondad es el principio del tacto, y el respeto por los otros es la primera condición para saber vivir.
La bondad es el principio del tacto, y el respeto por los otros es la primera condición para saber vivir.
Admiramos el talento, el valor, la bondad, los deberes extraordinarios, las pruebas supremas, pero sólo guardamos respeto para la riqueza.
La bondad es la única inversión que nunca falla.
La bondad es la única inversión que nunca quiebra.
No hay peor olor que el que despide la bondad corrompida
Oh Padre rectísimo y dulcísimo, escucha en tu bondad a tu indigna sirvienta, a mí que, desde la infancia, jamás he vivido segura. Quiero, Padre, que por el amor de Dios me recuerdes en tus oraciones
¿Acaso puedo ocultar mi pensamiento a la mujer a la que más respeto, de la que no he recibido sino ternura y toda la bondad del mundo, a la mejor de las madres?
Bondad es sabiduría.
Ese hombre es bueno que hace el bien a los demás, si él sufre a causa del bien que hace, él es muy bueno, si él sufre a manos de aquellos a quienes ha hecho el bien, entonces su bondad es tan grande que se podría puede mejorar sólo por mayores sufrimientos, y si había de morir a manos de ellos, su virtud no puede ir más allá: es heroico, es perfecto.
La bondad de corazón y la equidad de un hombre honesto vale cien veces más que la amistad de un bellaco
Preparar al niño para que siga el camino de la verdad, cuando llegue a la edad de comprenderla, y al de la bondad, cuando pueda reconocerla y amarla.
Ni la belleza ni la inteligencia hacen que una mujer viva contenta con su esposo, sino la bondad de carácter, la virtud y el deseo de agradar.
Fatiguen lo menos que puedan la memoria de las niñas. No les hagan aprender de memoria cosa que no comprendan, y que antes no les hayan explicado. Y cuando no comprendan de una manera tengan mucha bondad y paciencia para explicárselo de otra.
Inculca sentimientos de bondad. Transmite la verdad y haz el bien.
Se educa a los niños inculcando en sus ánimas sentimientos de bondad y benevolencia, haciéndoles amar la verdad y huir de la mentira.
Cuando a la bondad del alma se le une la belleza del cuerpo, todos se acercan al ser afortunado y se detenien ante él.
La bondad es la cadena de oro que enlaza a la sociedad.
El abismo no tiene límites ni vacío, porque yo soy el abismo, lo infinito está lleno de mí. Pero yo, a quien nada puede contener, me retiro y no extiendo por todas partes mi bondad, que es libre de obrar o de no obrar: el hado y la necesidad en mí no influyen: mi voluntad es el destino.
La bondad, entre más comunicativa, crece con mayor rapidez.
Bajo su caparazón de cobardía, el hombre aspira a la bondad y quiere ser amado. Si toma el camino del vicio, es que ha creído tomar un atajo que le conduciría al amor.
No temas el misterio, hazte su hijo predilecto: sabe que el mayor misterio, la raíz misma del enigma, es el motor inmóvil del universo, y a El sólo puede llegarse por la Sabiduría. La acción y la inacción, la bondad y la maldad, todos los distintos reinos de la naturaleza visible e invisible, no son más que campos de práctica, caminos largos o cortos que llevan inexorablemente a la sabiduría
Gobernar a base de miedo, es muy eficaz. El miedo hace que no se reaccione, el miedo hace que no se siga adelante. El miedo es mucho más fuerte casi, desgraciadamente que el altruismo, que el amor, que la bondad. El miedo nos lo están dando todos los días en los medios de comunicación.
El ideal de la gloria, de la piedad y la ternura, la suprema virtud de humanidad, todo está en este amor, siempre lejano porque es infinito de belleza y bondad.
La inteligencia da bondad, justicia y hermosura, como una ala, levanta el espíritu, como una corona, hace monarca al que la ostenta.
A menudo la excesiva tolerancia debilita y corrompe a la bondad, en el momento de la pelea se debe ser severo.
Dios detesta el pecado y aborrece a quien lo comete, pero... su bondad y misericordia es sin límites
Así como hombres y mujeres en su infinita bondad creen en Dios, es posible que Dios en su infinita bondad crea en hombres y mujeres.
No puede existir bondad alguna donde no haya conocimiento de ella.
No puede existir bondad alguna donde no haya conocimiento de ella.
Bondad, blandura, fino, dones son de ingenios doctos y de bien formas corazones
Mi madre se llamaba María Vizcaíno y estaba llena de bondad, tanta, que su corazón no resistió aquella carga y reventó. No, no es fácil querer mucho, Juan.
Es asombroso cuán completo es el espejismo de que la belleza es bondad
No hay grandeza donde faltan la sencillez, la bondad y la verdad.
Ningun hombre TIENE Derecho a mostrarse superior un Otro, PORQUE Quien no SUPERA en Inteligencia Florerías Superar en Bondad.
El verdadero talento y bondad no pasan mucho tiempo inadvertidos, aunque pasaran, el conocimiento de poseerlo y de usarlo bien, debe satisfacernos, la sencillez es el mejor encanto de todo poder.
Nadie puede ser perfecto en bondad si no tiene a su lado una mujer.
El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad.
No conozco ningún otro signo de superioridad que la bondad
El odio mata la bondad.
Un Avemaría dicha de todo corazón y con desprendimiento tiene más fuerza y bondad que mil salterios dichos de cara a la exterior.
[El hombre] no debe aceptar a Dios por su bondad o su justicia, sino que debe comprenderlo en la sustancia pura y limpia en la que él se comprende a sí mismo en su pureza. Pues la bondad y la justicia son un vestido de Dios que le ocultan. Por eso, aparta de Dios todo cuanto lo reviste y tómalo puro en el vestidor en donde está descubierto y desnudo en sí mismo. Entonces permaneceréis en él.
Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio.
Hay una recompensa por la bondad de cada vida humana o animal
La verdadera riqueza de un hombre está en la bondad que hace en el mundo
Hay una recompensa por la bondad de cada vida humana o animal.
He deseado para ti todo el bien y me acompaña la bondad del amor
Que lo que en realidad se respetaba era el poder, y no la simpatía o la bondad...Después de aquello tuve muchos problemas con la fisique du rol. Es decir, si había alguna persona buena con cara de malo, me molestaba mucho, porque en el cine los buenos tienen cara de buenos, y eso era confuso.
Ya sabéis a quién hemos de pedir esas gracias, a nuestro Recurso Ordinario. No temamos acudir a ella demasiado a menudo, pues su bondad es inagotable.
Y cuando Satanás suscitaba oposiciones y contradicciones, que al principio han sido mayores de lo que pudiera deciros, su bondad me levanta el ánimo con aquella amorosa palabra que infundía en mí una confianza y seguridad inquebrantables: ¿Qué temes? Reinaré a pesar de Satanás y de todo lo que a ello se oponga.
Luz y oscuridad, vida y muerte son simplemente dos partes inseparables de la vida. Sin la oscuridad no conoceríamos la luz y sin la maldad no conoceríamos la bondad. Lo bueno y lo malo van de la mano, no se los puede separar
Y a medida que fui creciendo, he ido teniendo una tendencia creciente de buscar gente que vive por la bondad, la tolerancia, la compasión, una buena manera de ver las cosas.
Su sustento sólo consistía en verduras del huerto y leche de su vaca, muy escasa durante el invierno, época en la que sus dueños apenas podían alimentarla. Creo que a menudo pasaban mucha hambre, en especial los jóvenes, pues en varias ocasiones los vi privarse de su propia comida para dársela al anciano. Este gesto de bondad me conmovió mucho.
Cualquier institución que no suponga la bondad de la gente, y al magistrado corruptible, es mala
La cultura es lo único que puede salvar un pueblo, lo único, porque la cultura permite ver la miseria y combatirla. La cultura permite distinguir lo que hay que cambiar y lo que se debe dejar, como la bondad de la gente, el compartir una empanada, un vino...
La confianza en la bondad ajena es testimonio no pequeño de la propia bondad.
Una prueba de la propia bondad está en confiar en la bondad de los demás.
Comprender es entender lo que ya no necesitamos perdonar, perdonar es comprender la inmensidad de la bondad, bondad es generosamente dar lo que sin límites guardamos en el corazón.
Todo acto de bondad es una demostración de poderío.
Todo acto de bondad es una demostración de poderí­o.
España es aventajada por Francia en la abundancia de vino, cereal y carnes, pero la supera en la bondad y el sabor de ellos.
La verdadera bondad del hombre sólo puede manifestarse con absoluta limpieza y libertad en relación con quien no representa fuerza alguna.
La confianza en la bondad ajena es testimonio no pequeño de la propia bondad
La bondad brasileña se está deteriorando. De quince en quince minutos, aumenta el desgaste de nuestra delicadeza.
La mediocridad es la más feliz de las máscaras que puede usar un espíritu superior, porque el gran número, es decir, los mediocres, no sospechan que en ello haya engaño, y, sin embargo, por esto es por lo que se sirve de esta arma el espíritu superior: para no irritar, y, en casos no raros, por compasión y bondad.
No hay reglas, no hay normas, no hay leyes, no hay otra guía que un poderoso instinto de probidad, de honestidad, de bondad, de honradez.
Te creo capaz de cualquier maldad, de ahí que te pido la bondad.
¡En todas las partes del mundo hay injusticias y malas personas! Lo importante es poder vivir de manera que se proteja la bondad natural del hombre.
El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí
Y gracias a él pude seguir viviendo y hasta bendecir la existencia, porque pude comprender que la bondad de uno es mucho más fuerte que la maldad de mil, porque el mal se acaba cuando muere el malo, pero el bien se transmite a otros espíritus y permanece aun después de la muerte del bueno.
No debemos tener miedo de la bondad ni de la ternura
Tenemos que sustituir la belleza, que es un concepto cultural, por la bondad, que es un concepto humanista.
Realmente, no sé si con justicia o no, a mí no me admira el ingenio, porque se ve que hay muchos hombres ingeniosos en el mundo. Tampoco me asombra que haya gente con memoria, por grande y portentosa que sea, ni que haya calculadores, lo que más me asombra es la bondad, y esto lo digo sin el menor asomo de hipocresía.
No es necesario que la bondad se manifieste, sino que se deje ver.
Si reclamas el dinero prestado, tendrás que de un amigo tu bondad hizo tu enemigo
La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo
Una causa no triunfa por su bondad y su justicia, triunfa por el afán de sus adeptos
Querer llegar a ser bueno es gran parte de la bondad.
Tengo muy clara cuál es mi mayor bondad. Cada día, muchos padres me agradecen que, gracias a Mafalda, sus hijos empezaron a leer. Eso es lo mejor que he hecho en mi vida. El humor que he dibujado ha servido para algo.
No te creas salvado sólo por tu bondad.
No te juzgues salvado por tu sola bondad
Persevera, con bondad, en tus empresas
La bondad, armada con el poder es corrompida. El amor puro sin el poder es destruido.
La bondad, armada con el poder es corrompida. El amor puro sin el poder es destruido.
En el mundo hay bondad y maldad. Justicia e injusticia. Árboles y tortugas. Hay muchas cosas.
La revolución proletaria debería arrojar un rayo de bondad para iluminar la triste vida de las prisiones, disminuir las sentencias draconianas, abolir los bárbaros castigos -las cadenas y azotes- mejorar en lo posible la atención médica, la alimentación y las condiciones de trabajo. ¡Es una cuestión de honor!
Bondad y lealtad custodian al rey, fundamenta su trono en la bondad
Aquel que espera una gran acción de bondad al menos una vez, nunca hará nada. La vida está hecha de pequeñas cosas. La verdadera grandeza consiste en ser grandioso en las pequeñas cosas.
Las penas, consideradas en sí mismas, ciertamente no pueden ser amadas, pero consideradas en su origen, es decir, en la Providencia y Bondad divina que las ordena, son infinitamente amables
La bondad es lo que importa, pues es el bálsamo que pone un poco de suavidad en cualquier amarga llaga
Yo estaré hasta donde alcance este dinero. Tenga usted la bondad de informarme el día que se termine, pues ese será, precisamente, el de mi regreso a Colombia.
Dondequiera que haya un ser humano existe una probabilidad para la bondad.
Gran parte de la bondad consiste en querer ser bueno.
La verdadera bondad es invencible porque no se cansa.
La bondad es la exclusión de todos los defectos y todas las maldades.
La naturaleza del hombre es malvada. Su bondad es cultura adquirida.
Les diré cómo sobreviví. Les diré que en las malas mañanas, se siente imposible encontrar placer en algo porque tengo miedo de que pueda serme arrebatado. Ahí es cuando hago una lista en mi cabeza de cada acto de bondad que he visto a alguien hacer. Es como un juego. Repetitivo. Incluso un poco tedioso después de más de veinte años. Pero hay juegos mucho peores que jugar.
Cuando llegue el momento de morir, dijo la rana, bajaré al mar para que me devore una de sus criaturas, así, incluso mi muerte será un acto de bondad
Dondequiera que vayas, busca siempre la belleza y la inmensa bondad de Dios.
Nosotros predicamos un Dios bueno, comprensivo, generoso y compasivo. Pero, ¿lo predicamos también a través de nuestras actitudes? Si queremos ser coherentes con lo que decimos, todos deben poder ver esa bondad, ese perdón y esa comprensión en nosotros.
El hombre no debe dejar que la muerte reine sobre sus pensamientos en nombre de la bondad y del amor.
Cuando el amor es feliz lleva al alma a la dulzura y a la bondad.
La cordura y la bondad parecen viles a los viles, la corrupción no gusta más de sí propia.
La virtud es intrépida y la bondad nunca es medrosa.
No deja de sentirse en el alma turbada tu benigna influencia, y tal vez en la entraña marmórea de la tierra, donde sufren tormento espíritus que lloran gracia y bondad perdidas, tus murmullos apagan su angustia ya los tuyos mezclan sus dulces cantos.
search