Las mejores 308 Frases de Besos - FrasesWiki.com

Encontramos 308 frases sobre Besos

Irá hacia un país lejano de sátiros traviesos y de labios de sangre que conviertan en besos las cosas que no son...
Cuando eres un chico o una chica adolescente y estás en el closet, tal vez no tengas las mismas oportunidades de experimentar las mismas cosas que los otros chicos experimentan en la escuela, ahí es cuando tienes tu primera cita, tu primer beso, tu primer amor, yo no tuve nada de eso.
¡Cómo lucha mi amor por asirte! Más si es duro tener que alejarte, ¡mis palabras no deben herirte si mis besos no pueden curarte!
Sé valiente-dijo-. En la vida, en el amor y en el sexo. La gente olvida que debe pedir caricias y besos Una caricia, un beso, solicitar el calor de una mano en el ombligo no deben ir acompañados con el sentimiento de que eso provocará o derivará en sexo
Con esos besos que ni frio, ni calor, pero si son de tu boca... también los quiero yo
Pero a vosotras, coquetas de profesión, yo os quiero aunque esto sea un pecado. Las sonrisas, las caricias, las prodigáis a todos, en todos fijáis amables miradas, y a quien no crea las palabras le aseguráis un beso, quien os quiere es libre y triunfa. Antes también yo me ponía contento con una mirada de vuestros ojos, ahora os respeto.
Las palabras se secan como ríos y los besos se secan como rosas, pero por cada muerte siete vidas buscan los labios demandando aurora.
Un día habré dormido con un sueño tan largo que ni tus besos puedan avivar el letargo. Un día estaré sola, como está la montaña entre el largo desierto y la mar que la baña
El beso es el contacto de dos epidermis y la fusión de dos fantasías.
El único idioma universal es el beso.
No digas tu verdad ni al más amado, no demuestres temor ni al más temido, no creas que jamás te hayan querido por más besos de amor que te hayan dado.
Dime donde has ido, dónde esperas en silencio amigo, quiero estar contigo, regalarte mi cariño, darte un beso, ver tus ojos, disfrutando con los míos, hasta siempre, adiós mi corazón
El cielo acostado, detuvo el tiempo en el beso, y ese beso a mí en el tiempo
En el libro que te di, deja secar ese beso junto a ti, no dejes que el tiempo arrugue, las hojas del libro que te di
Escapando una noche de un bostezo del sol, me pediste que te diera un beso, con lo baratos que salen mi amor que te cuesta callarme con uno de esos, pasaron seis meses y me dijiste adiós: un placer coincidir en esta vida
Lo más bonito que hay es compartir, tender la mano a quien no tiene y dar de ti sin recibir, que las estrellas son los besos que me das antes de ir a dormir
Porqué no me das la mano y nos cogemos este barco celebrando con un beso que hoy es hoy
Te asesino con un beso, y se descubre el crimen
Te he visto llorar donde nadie llora más, donde el amor sale mal, donde los besos se van, donde la vida da igual, donde nada es de verdad, donde no existe la paz
¿Dónde estarán los besos que aún nos quedan por contar?. Lo sabes tú y nadie más. Y al despertar me sentaré en mi lado del sofá para esperarte una vez más
La mujer es embellecida por el beso que ponéis sobre su boca.
Si por las noches,ya no puedo dormir, son tus besos,que nunca olvidare.
Amor mío, te conocí por casualidad, te saludé por educación, te besé por atracción pero jamás pensé que tus besos serían mi mayor adicción
Recorro lenta tu piel de deseos, muriendo por llegar a tus labios, llega el ruido de los besos y la paz de la pasión, no es un sueño, sigues estando ahí para amarte
Un beso es algo que no se puede dar sin recibir.
Callad, amantes, y ocupad el labio con el beso. No pronunciéis palabras vanas mientras se busca vuestro corazón en otro pecho, jadeante y pobre como el vuestro, ya al filo de la aurora
Seremos felices. Habrá un nido de besos oculto en los rincones.
El beso del amor ahogó la voz de la razón.
Cuando iba a la escuela recuerdo que existían un montón de estereotipos. Si te gustaban los Rolling Stones eras un marica, porque una vez Mick Jagger besó a Keith Richards en 'Saturday Night Live'. Si te gustaba The Grateful Dead eras un hippie. Si te gustaban The Sex Pistols eras un punk rocker. Bueno, pues yo quisiera ser un marica hippie punk rocker
El amor es un golpe,
No olvides nunca que el primer beso no se da con la boca, sino con los ojos.
Besas como si fueses a comerme. Besas besos de mar, a dentelladas.
Oh, pero si tuviera las estrellas de la noche más oscura y los diamantes del océano más profundo, renunciaría a ello a cambio de tu dulce beso, porque eso es todo lo que quiero poseer.
El Rock and Roll es ridículo. Es absurdo. En el pasado, U2 intentaba eludir esto. Ahora, lo abrazamos y le damos un gran beso.
A lo largo de las aceras brotaban flores verdes y azules, y la savia serpenteaba alrededor de sus frágiles tallos, haciendo un ligero mido húmedo como el beso de un caracol.
Boca amarga porque imposible, dulce boca (no probaré), ríes sin beso para mí, besas a otro con seriedad.
La fuerza de mis brazos que te agobian tan dulcemente, el gran beso insaciable que se bebe a sí mismo.
Que se cierre esa puerta que no me deja estar a solas con tus besos.
Tu cuerpo es el país de las caricias, en donde yo, viajero desolado - todo el itinerario de mis besos - paso el otoño para no morirme, sin conocer el valor de tu ausencia como un diamante oculto en lo más triste.
Cedazo que filtras mis sentimientos, que sólo dejas pasar besos y deseos, grano que germinas en mi corazón: loca maravilla, bastan tus cejas para agitar mi aliento.
Vivamos, Lesbia mía, y amemos, y a las maledicencias de los viejos severos démosles menos valor que a un as. Los astros pueden morir y volver, pero nosotros, una vez que muera nuestra breve luz, deberemos dormir una última noche perpetua. Dame mil besos.
Nada más que un beso fueron sus palabras.
Lo que quieras de mi te lo doy. Pero, no te devuelvo tus besos
Regala tus besos, vende tus caricias, arrenda tu alma... después de mi, haz cuanto quieras
A veces tenía taquicardia: bacanal del corazón. Pero sólo eso, y le sucedía desde joven. En su primer beso, por ejemplo, el corazón se desgobernó. Y fue una cosa buena, en el límite con lo malo.
Un primer libro, el beso, jonrón es siempre lo mejor.
Yo quisiera ¡y no puedo! Ser como son los otros, los que pueblan el mundo y se llaman humanos: siempre el beso en el labio, ocultando los hechos y al final... El lavarse tan tranquilos las manos.
El primer beso puede ser tan temible como el último
La próxima vez que te vea será en la iglesia. Se acabó para siempre el amor recatado que ni a ti ni a mí nos agrada. Adiós. Al amor de banca y al amor de sala. Adiós al pudor inmaculado. Ahora viviremos el amor a tambor batiente con muchas formas de besos y muchas formas dé agarre.
Besos de eternidad marcando territorios, colinas, cavidades.
Y acaso, náufrago indeciso, querrías compartir mi tempestad, en este universo donde el calor y la furia de mis besos, te dejaran -apenas- sensación, olor, quietud de olvido...
¡Todo el mar no bastó para dejar sin huella el breve trigo que dejó tu beso!
Manos enjoyadas del rubí de mi deseo, la perla de mi tristeza y el diamante de mi beso: llevad a la fosa misma un pétalo de mi cuerpo, manos que sois la vida, manos que sois ensueño.
El beso es un mordisco que aprendió educación.
El beso que no te di se me ha vuelto estrella dentro... ¡Quién lo pudiera tornar -y en tu boca- otra vez beso!
Besos son un mejor deseo que sabiduría.
Al señor Jiménez Losantos le beso los pies.
La decisión del primer beso es la más crucial en cualquier historia de amor, porque contiene dentro de sí la rendición.
Fue un loco amor el que sentí por ti... Entre mis brazos te vi que agonizabas con mis besos. Cuánto duró tu amistad y tu amor... no lo sé... Si fue toda una vida o quizá un minuto supremo tal vez... Tan sólo sé que tuviste el valor de encontrar el instante oportuno de huir con mis sueños detrás...
Nuestro amor fue un amor del momento, mi cariño fue un ave de paso y tu beso de miel y de raso fue un vaso sagrado que no olvidaré.
(..) Cuántos años aquí, pero en fin, tú eres joven: de otro, serás de otro, como antes de mis besos.
Para hacer el amor, allí estaba tu madre y el amor era el beso de otro mundo en la frente, con que se reanima a los enfermos, una lectura a media voz, la nostalgia de nadie y nada que nos da la música.
El agua de mis besos, ungiéndote, dirá tu verdadero nombre.
¡Quiero escapar indemne del infierno que arde en la trama de tus besos sabios!
El primer beso que supo a beso y fue para mis labios niños como la lluvia fresca
Es un arca de besos de bocas ya cerradas, es eterna cautiva, del corazón hermana
La armonía hecha carne tú eres el resumen genial de lo lírico. En ti duerme la melancolía, el secreto del beso y del grito
La nieve del alma tiene copos de besos y escenas que se hundieron en la sombra o en la luz del que las piensa
Un reposo claro y allí nuestros besos, lunares sonoros del eco, se abrirían muy lejos. Y tu corazón caliente, nada más
En el beso, la amenaza terrestre se infiltra con sus hondos aromas, entre la lengua y los labios, entre el gozo y la dicha.
Gracias por el beso que me hizo bien y por aguantarte mi boludez, gracias por tu risa que alumbra al sol, gracias por amarme de corazón.
Gracias por el beso que me hizo bien, y por aguantarte mi boludez.
...En besos, no en razones.
Lo primero que asombra en el primero beso es el exotismo...
En un beso muy largo y muy profundo nos bebimos las lágrimas del aire, y fueron nuestras vidas como un sueño y los minutos como eternidades...
Y había besos y cánticos y risas en su boca, en mi boca y en tus brisas...
¿Es la luna que canta al darte un beso, o el ruiseñor que estremecido trina al recibir los besos de la luna?
¡Por tus besos vendería el porvenir!
Ese concepto de las cosas me seducía: amores rápidos, violentos y pasajeros. A mi edad no seduce mucho la fidelidad. Sabía muy poco todavía del amor: citas, besos y hastíos.
Por tus besos venderí­a el porvenir.
Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos
Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más.
Hay besos que en los labios dejan huellas como un campo de sol entre dos hielos
Hay besos que producen desvaríos de amorosa pasión ardiente y loca, tú los conoces bien son besos míos inventados por mí, para tu boca
Hay besos que pronuncian por sí solos la sentencia de amor condenatoria, hay besos que se dan con la mirada hay besos que se dan con la memoria
Cuando me dijeron que tenía que dar beso con lengua a Kate Winslet, dije: ¡Acepto el papel!
No hay beso que no sea principio de despedida, incluso el de llegada.
Siempre hay alguien que besa y otro que se limita a permitir el beso.
Siempre hay alguien que besa y otro que se limita a permitir el beso.
El beso es una forma de diálogo.
Los besos son como pepitas de oro o de plata, halladas en tierra y sin un gran valor, pero preciosas porque revelan que cerca hay una mina.
Los besos son como pepitas de oro o de plata, halladas en tierra y sin un gran valor, pero preciosas porque revelan que cerca hay una mina.
No hallo palabras para describir toda la voluptuosidad que aquel ser encantador me reservaba. Ella fue quien se acercó a mí. Sin hablarnos, se confundieron nuestros besos y caricias. Dejaba vagar mi mirada por aquel hermoso rostro, animado del más tierno amor.
Te abrazo y corren las mandarinas, te beso y todas las uvas sueltan el vino oculto de su corazón sobre mi boca.
¡Los poetas amamos a la sangre! A la sangre encerrada en la botella del cuerpo, no a la sangre derramada por los campos, ni a la sangre derramada por los celos, por los jueces, por los guerreros, amamos a la sangre derramada en el cuerpo, a la sangre feliz que ríe por las venas, a la sangre que baila cuando damos un beso. Cantamos al amor. A lo fresco. A lo puro.
Las estrellas hacen guardia sobre los besos.
Me besas, te besó Dios. Tú te acuestas conmigo, tú te acuestas con él.
Si sigues cumpliendo años, acabarás muriéndote. Besos, Groucho.
Quisiera mandarte únicamente palabras dulces y tiernas, de esas suaves como un beso que algunos saben decir pero que, en mi caso, se quedan en el fondo del corazón y expiran al llegar a los labios. Si yo pudiera, cada mañana tu despertar se vería perfumado por una olorosa página de amor.
Dos ideas que a la par brotan, dos besos que a un tiempo estallan, dos ecos que se confunden, eso son nuestras dos almas
Mientras haya unos ojos que reflejen los ojos que los miran, Mientras responda el labio suspirando al labio que suspira, Mientras sentirse puedan en un beso dos almas confundidas, Mientras exista una mujer hermosa,¡Habrá poesía!
Mientras las ondas de la luz al beso palpiten encendidas, Mientras el sol las desgarradas nubes de fuego y oro vista, Mientras el aire en su regazo lleve perfumes y armonías. Mientras haya en el mundo primavera,¡Habrá poesía!
Oigo flotando en olas de armonías, rumor de besos y batir de alas, mis párpados se cierran... ?¿Qué sucede? ¿Dime? ¡Silencio! ¡Es el amor que pasa!
Por una mirada, un mundo, por una sonrisa, un cielo, por un beso... ¡Yo no sé que te diera por un beso!
¡Qué hermoso es ver el día coronado de fuego levantarse, y a su beso de lumbre brillar las olas y encenderse el aire!
Un beso legal nunca vale tanto como un beso robado.
Un beso legal nunca vale tanto como un beso robado.
La oscura esfera de lo oscuro ha inundado mi ámbito y se cierra como el beso de dos cúpulas.
Soy sólo hoy un pedazo de luna el rasgo de una playa el arañazo de un gato el beso de uno que se creía violento y a quien mordí.
Para una mujer, el primer beso es el final del principio, para un hombre, el comienzo del final.
Por eso canto, canto, canto porque tienes tanto, tanto, tanto como un beso en flor. Tienes eso, eso, eso que me tiene preso, eso, eso, tienes todo eso, eso, eso que se llama amor...
¿Oyes el compás? Es el corazón. Ya verás qué dulces son las horas del regreso, ya verás qué dulces los reproches y los besos. Ya verás, amor, qué felices horas al compás del corazón.
Vendrás, siempre, vendrás, a consolar mi mal cuando mi cerrazón busque luz, cuando mi corazón te nombre más. Y sé que volverás la mano en bendición, trayendo tu perdón en un beso de paz.
Si nada cesa tú nunca cesarás. La muerte grande te besó en las mejillas y nosotros lloramos y reímos. Estamos contigo. Tu memoria no se detuvo nunca.
Nací cuando ella me besó, morí el día que me abandonó, y viví el tiempo que me amó. (Humphrey Bogart en la película En un lugar solitario.)1
El beso es un truco encantador diseñado por la naturaleza para dejar de hablar cuando las palabras se vuelven superfluas
¿Beso? Un truco encantado para dejar de hablar cuando las palabras se tornan superfluas.
La besó en la mejilla lo más cerca posible de la boca, deseando con pasión permanecer a su lado eternamente para preservarla de las sombras. Olía a yerbas y tenía la piel fría. Supo que amarla era su destino inexorable.
Porque nos toca aceptar ser sólo amigos y al saludarnos simplemente dar la mano o conformarnos con un beso en la mejilla, y hacer cuenta que en tu vida no soy nada
Ven. Salgamos fuera. La noche. Queda espacio arriba, más arriba, mucho más que las luces que iluminan a ráfagas tus ojos agrandados. Queda también silencio entre nosotros, silencio y este beso igual que un largo túnel.
Nos morimos, amor, muero en tu vientre que no muerdo ni beso, en tus muslos dulcísimos y vivos, en tu carne sin fin, muero de máscaras, de triángulos oscuros e incesantes.
Los besos robados son siempre los más dulces.
Así que la beso porque es hermosa. ¿Y qué es una mujer? Una obra de la naturaleza, también, como una piedra, o una flor, o un pájaro. Un beso es un acto de homenaje.
Un beso es un secreto que se dice en la boca y no en los oídos.
Cobíjame en tus manos cariñosas y ampárame en tus besos.
Hay una gran iglesia para amar, y sólo existo para adorar entre columnas de besos un cuerpo que no es humo.
Quisiera una velada de placer inagotable... ¡Y tu corazón tallado con mis besos!
Te quiero por cada beso, por cada contacto secreto, por las promesas que hicimos, por el tiempo andado y desandado.
Núñez (ex-presidente del FC Barcelona) es pequeño, poco inteligente y bravucón. Lo suyo son siempre bravatas baratas, propias de un prepotente vacío de inteligencia. Galindo, el actor, es mucho más inteligente que él. Pero no pasa nada. Cuando vea a Núñez le doy un beso en la boca, aunque me tendré que agachar para conseguirlo
Disculpen mientras beso el cielo.
Donde quiera que estés, te gustara saber que te pude olvidar y no eh querido y por fria que fuese mi noche triste no eche al fuego ni uno solo de los besos que me diste
A menudo, los labios más urgentes, no tienen prisa dos besos después.
Bendita sea la boca que da besos y no traga monedas.
Le di mis noches y mi pan, mi angustia, mi risa, a cambio de sus besos y su prisa.
Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción.
Por decir lo que pienso, sin pensar lo que digo mas de un beso me dieron y mas de un bofetón
Que Tus labios me saben igual, que los labios que beso en mis sueños
Un beso es solo un asalto y la cama es un ring de boxeo.
¿Como van a caber tantos besos en una canción?
A menudo los labios más urgentes no tienen prisa dos besos después.
El último de tus besos siempre fue el más dulce, la última sonrisa, la más brillante, el último gesto, el más grácil
Siempre eres nueva. El último de tus besos siempre fue el más dulce, la última sonrisa, la más brillante, el último gesto, el más grácil.
Siempre eres nueva. El último de tus besos siempre fue el más dulce, la última sonrisa, la más brillante, el último gesto, el más grácil.
A menudo me pregunto quién sería ese tonto que inventó el beso.
Señor, quisiera saber quién fue el loco que inventó el beso
A veces me siento triste porque las piedras no tienen labios, ni besos, ni palabras.
Aunque hundamos a puños la tristeza y cerremos con besos cada herida el amor nos rebosa en la cabeza como un agua fatal, enardecida
¡Ah, qué suaves son tus labios! El beso que acabamos de atrapar es tierno y majestuoso como un gran árbol con un follaje nuevo.
El tiempo se puede enfermar cuando viene el aburrimiento en la pareja. Si enfermase el tiempo entre los dos, el beso no sería lo mismo, el beso no sabría que hacer, a que boca fresca mi beso besaría si enfermase el tiempo
Soñaré con tus ojos de esmeraldas de mar, soñaré con tus labios desesperadamente, soñaré con tus besos... Y jamás lo sabrás.
Y que un beso... uno solo puede más que el olvido si se juntan dos bocas en un beso prohibido.
¡Un hijo! Tú sabes, tú sientes que es eso: ver nacer la vida del fondo de un beso por un inefable milagro de amor.
Una errante luciérnaga alumbró nuestro beso.
El puro beso del alegre niño que en torno de sus padres juguetea, prenda de amor, emblema del cariño en que el alma gozosa se recrea.
Y en la dulcísima calma, de tu armónico embeleso, sentirás el tierno beso...De quien por vida te ama.
Con cálidos ojos de dulzura y besos de amor matutino, me ofrece la bella criatura un mágico y celeste camino.
Es importante acentuar el papel que juegan sobre el amor la fisonomía y los gestos tales como un beso. Revelan el auténtico ser de la persona que amamos.
Dueña de la negra toca, por un beso de tu boca diera un reino Boabdil, y yo por ello, cristiana, te diera de buena gana mil cielos, si fueran mil.
...de ellos -de los chicos- obtuve la desinhibición en el escenario, porque así es como son, si les gusta, te matan a besos, si no les caés bien te escupen un ojo con la misma naturalidad...
Te has dado cuenta que esto de amar es más complicado que dar regalos y besos
¿Cómo abrazar, mi amigo, a estas miríadas del beso que van estrellando, se diría, todos los minutos con todos los pétalos y todos los fuegos del suspiro?
Más tan crueles dolores ni amarguras no sufriría yo, si un beso ardiente de dulzura lleno, me dieras tú, mi amor.
Yo lloro, sabes, lloro a veces por tu amor. Y beso pedacito a pedazo cada parte de tu cara y nunca acabo de quererte.
Es cosa muy probada que por sus besos la dueña queda muy engañada.
Tengo sed otra vez, amado mío. Dame tu beso fresco tal como una piedrezuela del río.
Tu beso fue en mis labios de un dulzor refrescante. Sensación de agua viva y moras negras me dio tu boca amante.
Noche de tenues suspiros platónicamente ilesos: vuelan bandadas de besos y parejas de suspiros.
Acabo de recibir un beso de Rihanna! Hahahahaha. La vida es grandiosa!... significa que probablemente nunca me lavaré la cara.
Mi primer beso fue con una chica de la escuela su nombre es... espera, no recuerdo su nombre.
Un beso es solo un beso, sólo tiene la importancia que tú quieras darle. Puede no significar nada...O puede cambiarlo todo.
Cuando regreses no hallarás siquiera vestigios del pasado. En el parque los cisnes se murieron y en mi boca tus besos se borraron.
Entre mis labios trémulos se enciende la loca llamarada de mis besos.
Ese beso que a tiempo me pediste temblando esta noche en mis labios es granada en sazón.
Que los besos hagan temblar la noche perfumada.
Que tu vida baje hasta mi vida bajo la muda encarnación de un beso.
Te doy un beso en la frente para que la conserves pura. Esa es tu herencia.
El beso de mi amor, de todo mi amor, te muerde, mi alma hasta la agonía.
¿Qué pasará amor si mis pies a seguir tu huella se afanan y mis manos en perseguir hojas al viento, si convierto atormentadas nubes en llovizna y desquebrajadas olas en manso huracán, si mi voz repite que te amo en la penumbra, y tus besos es lo único que quiero?
Cuando la edad enfría la sangre y los placeres son cosa del pasado, el recuerdo más querido sigue siendo el último, y nuestra evocación más dulce, la del primer beso.
Pasan los años, y cómo cambia, lo que yo siento, lo que ayer era amor, se va volviendo otro sentimiento. Porque años atrás, tomar tu mano, robarte un beso, sin forzar un momento, formaban parte de una verdad.
Beso el barro, amo el estuco delicado, me inclino ante los sabios estelares, ante el pueblo que contaba los luceros y escribió sobre basalto la única historia verdadera que se ha escrito en esta tierra.
A la una los pies beso y al otro las manos pido: pues en ellas veo que están, según mi ventura quiso, las llaves del paraíso de este venturoso Adán.
Escribo este poema celebrando que pasado y presente coincidan todavía con nosotros y haya recuerdos vivos y besos tan dorados como el beso aquel de la memoria.
Son extrañamente hermosos todavía, estos labios de hace ahora tres años y pareciera inédito el gesto de tu beso, este llegar aquí cada vez más tranquilo, con la serenidad del que tiene por cómplice la vida y su rutina.
La mejor definición del amor no vale un beso de una joven enamorada.
Comprendo que tus besos jamás han de ser míos, comprendo que en tus ojos no me he de ver jamás, y te amo, y en mis locos y ardientes desvarios bendigo tus desdenes, adoro tus desvíos, y en vez de amarte menos te quiero mucho más.
Desde entonces los caminos que conducen a tu alma no quieres que estén desiertos. ¡Cuántas flechas, peces, pájaros, cuántas caricias y besos!
Su amor no consistía únicamente en el cambio de dos caprichos y en el contacto de dos epidermis: tenía la fuerza humana y la fuerza divina, el beso de los labios y la sublime comunión de los entendimientos.
Hay un cielo, mujer, en tus brazos, siento de dicha el corazón opreso... ¡Oh! ¡Sosténme en la vida de tus brazos para que no me mates con tu beso!
Pero te inclinas... La cascada entera cae de tus rizos luengos y espesos... ¡Escóndeme en tu negra cabellera y déjame morir bajo tus besos!
En un beso va el alma y en mi alma está el beso que pudo ser.
Cada beso llama otro beso. ¡Con qué naturalidad nacen los besos en esos tiempo primeros del amor! Acuden apretándose unos contra otros, y tan difícil sería cortar los besos que se dan en una hora, como las flores de un campo en el mes de mayo
Para el beso, la nariz y los ojos están tan mal colocados como mal hechos los labios.
Soy feliz, Póstumo, con los besos de saludo que me das con un solo labio: pero podrías suprimir la mitad de esa mitad. ¿Quiéres hacerme un favor más grande y verdaderamente inestimable? Guárdate esa mitad entera
Que puedas pues partir sin remordimientos y dejar este país familiar con un beso sobre mis cabellos y todo el futuro entre tus manos.
El beso se ha convertido en goce. Tuvo lugar. Se burló de la muerte, del horror de la idea. No le siguió ningún otro beso. Ocupa el deseo todo, para él mismo es su desierto y su inmensidad, su espíritu y su cuerpo
Ella dice que deberían llegar a vivir como lo hacen, con el cuerpo cansado en un desierto, en el espíritu, el recuerdo de un solo beso, de una sola palabra, de una sola mirada para todo un amor
Los besos en el cuerpo hacen llorar. Diríase que consuelan (El amante).
En Hollywood te pagan mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma.
En Hollywood te pueden pagar 1.000 dólares por un beso, pero sólo 50 centavos por tu alma.
Ya lo sabes sin tropos ni bengalas la traducción mejor es boca a boca en el beso bilingüe van circulando dulces noticias
El Amor Materno: No, esta de hecho de besos, de miradas, de caricias. Cada beso que se da añade en él un fulgor de luna o de sol.
Hay cosas que no pueden decirse sino besando... Porque las cosas más profundas y las más puras quizá no salgan del alma si no las llama un beso.
No hay nada que sea más amenazador que la felicidad, y cada beso que damos puede despertar un enemigo.
Todas las madres son ricas cuando aman a sus hijos. No hay pobres, no hay feas, no hay madres viejas. Su amor es siempre la más bella de las Alegrías. Y cuando parecen tristes, basta un beso que reciban o que den para que todas sus lágrimas se conviertan en estrellas en el fondo de sus ojos.
Tienes una boquita tan embustera, que a batalla de besos me la comiera.
Beso tu beso deteniendo el tiempo a ver si se detiene aquí la vida.
Que tenga para darte un beso que zambullirme por el cuerpo hasta encontrar tu voz en túneles de miel allí donde tu piel sin ropa de mujer ni ropa de varón me toque el corazón con ropa de varón para hacerte el amor.
Tierna mujercita sumergida en las aguas de mi brazo torrencial beso mucha lluvia en tu sonrisa hay un arco iris tierno y precoz en el abanico de tu pestaña gris.
Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá.
Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá.
Es claro que son visiones producidas por el alcohol, pero me valen: ya no puedo vivir sin esas visiones, lo que nunca consiguió el alcohol es borrar el recuerdo de aquel beso de hielo sobre se frente muerta.
Y las manos son bestias tocando un rosal y los besos son tiros que rompen los vidrios. No me des, tatuajes de tu amor, porque hay tanta mentira y tan poco tiempo...
Aquí te pillo aquí temazo, aquí las patadas, no hay besos ni abrazos
Binomio es el beso que sabe a muerte.
Un mundo nace cuando dos se besan.
El ruido de un beso no es tan retumbante como el de un cañón, pero su eco dura mucho más.
El rumor de un beso no es tan fuerte como el de un cañón, pero su eco dura mucho más
Los cuentos de hadas se equivocaban. El príncipe no despertaba a la princesa con un beso, sino con una promesa. En sus brazos ella estaría a salvo para siempre. Ella despertaba para vivir feliz para siempre jamás. Si no lo hubiera sabido, la princesa habría preferido dormir para siempre.
Los dos Bonavenas son reales. Uno busca la publicidad, el ruido para poder subsistir. El otro, que solamente conocen algunos amigos, vive como cualquier hombre común. Es decir, toma mate, le da un beso a la vieja, cría los hijos y anda en coche. No puedo decir que el showman es menos que el otro, porque son distintas las situaciones en las que se mueven
Todo hombre mata aquello que ama. Unos lo hacen con una mirada cruel, otros con una palabra halagadora. El cobarde lo hace con un beso, el valiente, con un cuchillo.
Todos matan lo que aman: el cobarde, con un beso, el valiente, con una espada.
¡Sepanlo todos! Cada hombre mata lo que ama: unos, con mirada cruel, otros, con palabras amorosas, el cobarde, con un beso, y el valiente, con la espada.
Soy tuyo entero, encadéname con sollozos y alimenta con besos golosos al animal feroz que elegiste por amo.
El tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos y el amor no lo reflejo, como ayer. En cada conversación, cada beso, cada abrazo, se impone siempre un pedazo de razón.
Amo el amor que se reparte en besos, lecho y pan. Amor que puede ser eterno y puede ser fugaz. Amor que quiere libertarse para volver a amar. Amor divinizado que se acerca Amor divinizado que se va.
Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso, ¡qué soledad errante hasta tu compañía!
En un beso, sabrás todo lo que he callado.
He dormido contigo y al despertar tu boca salida de tu sueño me dio el sabor de tierra, de agua marina, de algas, del fondo de tu vida, y recibí tu beso mojado por la aurora como si me llegara del mar que nos rodea.
Quiero besarte te beso. Quiero dejarte te enojas. Pero al límite de nuestras fuerzas te pones una armadura más peligrosa que un arma.
El beso es la válvula de escape de la honestidad.
El más bello instante del amor, el único que verdaderamente nos embriaga, es este preludio: el beso.
El más difícil no es el primer beso, sino el último.
¡Ah! Recibe mil besos, más de mil en la boca.
Cuando en mis sienes calme la divina tormenta, reclinaré, jugando con tus bucles espesos, sobre tu núbil seno mi frente soñolienta, sonora con el ritmo de tus últimos besos.
Cada beso perfecto aparta el tiempo, le echa hacia atrás, ensancha el mundo breve donde puede besarse todavía...
En esta luz del poema, todo, desde el más nocturno beso al cenital esplendor, todo está mucho más claro.
Te besé en los labios. Densos, rojos. Fue un beso tan corto, que duró más que un relámpago, que un milagro, más. El tiempo después de dártelo no lo quise para nada ya, para nada lo había querido antes.
Y mientras siguen dando vueltas y vueltas, entregándose, engañándose, tus rostros, tus caprichos y tus besos, tus delicias volubles, tus contactos rápidos con el mundo, haber llegado yo al centro puro, inmóvil, de ti misma, y verte cómo cambias, y lo llamas vivir, en todo, en todo si, menos en mí, dónde te sobrevives.
El amor es un beso, dos besos, tres besos, cuatro besos, cinco besos, cuatro besos, tres besos, dos besos, un beso y ningún beso
Mi corazón es joyero de tu beso, dijo la nube de ocaso al Sol
Tus labios rojos como orgasmos,ofrecen un durazno en cada beso y en el verbo, una flor casi azucena.
Por mí no hay ningún problema. El hombre fue realmente agradable. Él me dijo 'te quiero', y entonces me besó.
Como con los sellos de correo sucede con los besos que los hay los que pegan y los que no pegan.
Como daba besos lentos le duraban más los amores
Como daba besos lentos, duraban más sus amores.
Daba besos de segunda boca.
El beso es hambre de inmortalidad.
El beso es un paréntesis sin nada dentro.
Como daba besos lentos, duraban más sus amores.
Y pensar que pudimos enlazar nuestras manos y apurar en un beso la comunión de fértiles veranos...
Que tu amor es como el mar y tus besos como las olas.
Les pido que me esperen acá, dentro de un rato vendré con la noticia de que cada uno de nosotros, podremos volver a nuestro hogares, para darle un beso a nuestro hijos, y en ese beso decirles, que le estamos asegurando la libertad para los tiempos
El primer beso es mágico, el segundo íntimo, el tercero rutinario.
Empezar desde cero, encendiendo el fuego que me pone a temblar. Comenzando de nuevo, convenciendo al tiempo que me deje suspirar. Uno a uno tus besos van brincando el cerco, y te quiero más y más.
Solo quédate en silencio cinco minutos, acaríciame un momento ven junto a mi, te daré el ultimo beso, el mas profundo, guardare mis sentimientos y y me iré lejos de ti.
Que fácil fue tocar el cielo la primera vez, cuando los besos fueron el motor de arranque
Que ganas de rozarte, que ganas de tocarte, de acercarme a ti golpearte con un beso
Tengo un stock de besos sin estreno y un camión de amor del bueno para ti.
Vamos aclarando el panorama, que hay pingüinos en la cama, por el hielo que provocas, si hace más de un mes que no me tocas, ni te dejas sobornar por este beso escurridizo, que busca el cielo y encuentra el piso
Y si se apagan las luces, y si se enciende el infierno, y si me siento perdido sé que tú estarás conmigo, con un beso de rescate.
Yo no hago otra cosa, que seguir a la espera de un beso furtivo de un beso cualquiera de una caricia suya de un beso un quebranto, tenia que ser mujer para gustarme tanto
¿Qué estás haciendo tú? ¿Qué estoy haciendo yo? Subastando en el mercado, besos tan improvisados, con despecho al portador ¿Qué estás haciendo tú? ¿Qué estoy haciendo yo? Malgastando en cualquier cama lo que se nos dé la gana, para vengarnos de los dos
Tiempos de amor pasteurizado, besos que ni rozan las mejillas y afectos de todo a cien.
¿Dónde están los besos que te debo? En una cajita, que nunca llevo el corazón encima, por si me lo quitan.
Mi casa se puebla de arlequines cuando hay ruido de besos en el aire.
Se derrama el misterio como un papel ajado, atropellando nuestro circo de asombro, todo el esperar castillos y brujas para salirnos del cuerpo como buscando los ángeles, los barriletes huidos, esos interminables bosques de lobos y caperuzas, esas casas de chocolate, de enanos y gigantes, esos silencios de la siesta en que uno cree volver al beso.
Si estoy acorralado entre dos besos, decido acurrucarme al pie de mi corazón y sueño.
Mi casa se puebla de arlequines cuando hay ruido de besos en el aire.
Tengo un beso olvidado en una boca que no lo merecía. Me di cuenta ayer me faltaba un beso, el que mató tu cobardía. Frases sueltas.
Tengo un beso que estuvo esperando por una despedida y otro que sueña ser recordado de por vida. Así son los besos no se pueden dar si no hay alguien que los reciba. Frases sueltas.
Me gasto en tus besos. No hay nada, ni el aire mas puro se cuela tan dentro.
Quédate ahí en medio de las prisas, envuélveme en caricias, los besos que te di y déjame perder el equilibrio jugando a darte el mundo y a hacerte sonreír.
Quítame la vida... Pero no tus besos, róbame la lluvia, pero no me niegues agua de tu cuerpo.
Las heridas que te causa quien te quiere, son preferibles a los besos engañadores de quien te odia.
Creyendo darlo en tu boca he dado en el aire un beso, y el beso ha culebreado como una chispa de fuego.
Parecía la amapola que ayer vi en el cementerio, sus rojos labios que ansiaban darme los últimos besos.
El beso es lo único que no admite teoría.
El beso es lo único que no admite teorí­a.
Que se borren tus lunares y aparezcan en reemplazo dibujados en tu cuerpo cada beso, cada abrazo.
Era como si nuestros labios hubieran estado sellados para todo lo que no fuese besos nerviosos, insatisfechos o palabras inútiles
Esa mujer propone que salte y me estrelle contra un muro de piedras que alza en el cielo, y como combustible me llena de anhelos, de besos sin promesa y sentencia sin leyes
¿Puede un beso abrir la eternidad?, ¿puede la pasión envenenar?. ¿Podrá un corazón tanto aguantar?, ¿podrá la vida seguir Después de amar así?.
El hecho de que la improvisación se pierde en el aire nos hace apreciar que cada momento de la vida es único... Un beso, un atardecer, una danza, un chiste. Ninguno volverá a repetirse de la misma manera. Cada uno sucede una sola vez en la historia del universo.
Un beso puede no ser la verdad, pero lo que nos gustaría es que fuese aunténtico.
Un beso puede no ser la verdad, pero lo que nos gustaría es que fuese auténtico.
Es el primer beso del que ambos somos plenamente conscientes. Ninguno está debilitado por la enfermedad o el dolor, ni tampoco desmayado, no nos arden los labios de fiebre ni de frío. Es el primer beso que de verdad hace que se me agite algo en el pecho, algo cálido y curioso. Es el primer beso que me hace desear un segundo.
Gale, a quien nunca he visto llorar, tiene lágrimas en los ojos. Para evitar que se derramen, me inclino hacia delante y presiono mis labios contra los suyos. Sabemos a calor, cenizas y miseria. Es un sabor sorprendente para un beso tan suave.
Se ha dormido otra vez, pero lo despierto con un beso, lo que parece sorprenderlo. Después sonríe, como si se alegrara de estar allí tumbado y poder mirarme por los siglos de los siglos.
... el beso pierde todo su valor y significación. Es lo que acontece con el beso de uso doméstico, cambiado entre cónyuges, que sirve a marido y mujer para limpiar la boca a modo de servilleta, y suena como un buen provecho al levantarse de la mesa.
Hay besos estridentes, vibrantes, sonoros, crepitantes, chirriantes, sordos, ahogados, que crujen como seda, etcétera, etc.
Deja al menos que caiga de tus labios sobre mis labios un tardío beso, para que así una vez esté en mi tumba, en paz el corazón pueda dormir.
Y cada beso que me has negado es un poco que has perdido de mi
El primer beso no se da con la boca, sino con la mirada.
Hemos hecho de la primera vez una preocupación y no un mérito, un peligro y no un aprendizaje, una vuelta y no una ida, la llegada del príncipe azul y no el beso a la rana
Unas pocas palabras, mientras alguien callase, las del viento en las hojas, mientras beso tus labios
Me voy al rancho San Cristóbal a montar a Dos de julio (su caballo), a darle besos a Marta ¿ahhh verdad?...
Cuando se aproximan dos bocas consagradas por el amor, es imposible que por encima de este beso inefable, no se produzca un estremecimiento en el inmenso misterio de las estrellas.
A dónde irán los besos que guardamos, que no damos.
Una mujer al sol es todo mi deseo, viene del mar, desnuda, con los brazos en cruz y la flor de los labios abierta para el beso y en la piel refulgente el polen de la luz
Todo lo que pudo visualizar fueron visiones fugaces de rasgos sin relación entre sí: el contorno suave de sus pómulos en el sol, la ambarina oscuridad de sus ojos vivos, sus labios en forma de sonrisa amistosa que siempre estaban prontos a cambiarse en un beso ardiente.
Las lágrimas corrieron por su rostro. Su mano temblorosa buscó el apoyo de la mesa para poder sostenerse, mientras me tendía la otra. La tomé entre las mías, estrechándola con firmeza. Cayó mi cabeza sobre aquella mano fría. Mis lágrimas la humedecieron y mis labios se apretaron contra ella. No fue un beso de amor. Fue una contracción de agonía desesperada.
Y cuando tú suspiras entre besos, escucho la blanca Belleza también suspirando por aquella hora cuando todo deberá consumirse cual rocío.
En esta escuela del mundo ni siendo malos alumnos repetiremos un año, un invierno, un verano. No es el mismo ningún día, no hay dos noches parecidas, igual mirada en los ojos, dos besos que se repitan.
Voy a robarte un beso y te pediré de rescate un millón más...
La ausencia amarga mi corazón al recordar el panal de miel de tus besos en mis labios.
Yo quiero abrazarte y darte un beso como cuando éramos niñas.
search