▷ Las mejores Frases de Belleza - FrasesWiki.com

Encontramos 562 frases sobre Belleza

Temo que si hablo o me muevo toda esta magní­fica belleza se desvanecerá como un silencio roto -suspiró ella. " Ana la de la Isla " (1915), Lucy Montgomery
Autor:" Ana la de la Isla " (1915) Lucy Montgomery
La gente se acostumbra a la belleza. -Pues yo todaví­a no me he acostumbrado a ti. " Bajo la misma estrella " (2012), John Green
Autor:" Bajo la misma estrella " (2012) John Green
Porque la belleza de una mujer no le pertenece solo a ella. Es parte de la riqueza que trae consigo al mundo, y su deber es compartirla. " Desgracia " (1999), J. M. Coetzee
Autor:" Desgracia " (1999) J. M. Coetzee
Un artista es alguien que aporta más belleza al mundo, no alguien que se la quita. Esa música que suena como dos gatos peleándose en una chatarrerí­a, esas esculturas que parecen surgidas de que a alguien se le ha caí­do accidentalmente un montón de arcilla en el suelo, esas pinturas con un par de ojos en un lado de la cabeza y tres narices en el otro que dan dolor de cabeza... " Expo 58 " (2013), Jonathan Coe
Autor:" Expo 58 " (2013) Jonathan Coe
Pero nuestra belleza -dijo Metzger- estriba en esta dilatada capacidad para las circunvoluciones. " La subasta del lote 49 " (1966), Thomas Pynchon
Autor:" La subasta del lote 49 " (1966) Thomas Pynchon
La belleza es convulsiva o no es nada en absoluto. " Nadja " (1928), André Breton
Autor:" Nadja " (1928) André Breton
La belleza de la música hay que escucharla dos veces. " Ulises " (1922), James Joyce
Autor:" Ulises " (1922) James Joyce
La belleza es la expresión estética del amor
Nadie ha de comprender con qué emoción secreta las más puras bellezas mi espíritu interpreta, tú lo comprenderás porque tú eres poeta.
Admiro vuestra belleza ahora en total adoración, y canto sobre ella porque os anhelo.
Este Estado no debe ser un poder sin cultura y una fuerza sin belleza, pues aún el armar a un pueblo es moralmente justificado sólo si es escudo y espada de una misión superior
Cuando pienso en arte, pienso en belleza.
La belleza es el misterio de la vida. No está en los ojos sino en la mente.
Está la belleza y están los humillados. Por difícil que sea la empresa quisiera no ser nunca infiel ni a los segundos ni a la primera.
No se trata de saber si persiguiendo la justicia lograremos preservar la libertad. Se trata de saber que, sin la libertad, no realizaremos nada y perderemos a la vez la justicia futura y la belleza antigua.
El estudio y, en general, la búsqueda de la verdad y la belleza conforman un área donde podemos seguir siendo niños toda la vida
Juventud, ¿sabes que la tuya no es la primera generación que anhela una vida plena de belleza y libertad?
La belleza no mira, sólo es mirada
Los ideales que han iluminado mi camino, y una y otra vez me han infundido valor para enfrentarme a la vida con ánimo, han sido la bondad, la belleza y la verdad
Los ideales que iluminan mi camino y una y otra vez me han dado coraje para enfrentar la vida con alegría han sido: la amabilidad, la belleza y la verdad.
Nuestra tarea es la de liberarnos... Mediante la extensión de nuestro círculo de compasión hasta que contenga a todas las criaturas vivientes, la naturaleza entera y su belleza.
Sentir que detrás de cualquier cosa que pueda ser experimentada existe un algo que nuestra mente no puede captar y cuya belleza y sublimidad nos alcanza indirectamente y como un débil reflejo, eso es religiosidad. En ese sentido yo soy religioso
(...) Pensó en la incomprensible secuencia de cambios y azares que componen una vida, en todas las bellezas y horrores y absurdos cuya conjunción crea el esquema, imposible de interpretar, pero divinamente significativo, del destino humano.
El amor ahuyenta el miedo, y recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor expulsa, también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda, y al final, el miedo llega a expulsar del hombre a la humanidad misma.Probervia.net
La belleza es la otra forma de la verdad.
La belleza es la otra forma de la verdad.
La belleza es el límite máximo al que podemos acceder a través del lenguaje. No podemos alcanzar la verdad, pero podemos aproximarnos a ella a través de la belleza
Un maestro zen, a punto de morir, está rodeado de sus discípulos. Éstos le preguntan solemnemente: Maestro, ¿cuáles son tus últimas palabras? Y el maestro responde: ¡¡No quiero morir!!. (Chiste que contó en La Belleza de Pensar, programa televisivo chileno de entrevistas).
La noche posee muchas estrellas encantadoras, y hay muchas bellezas en Moscú, pero más bella que todos sus amigos celestes es la luna en el azul vaporoso.
¡Adiós, pues, mar! No he de olvidarme de tu espléndida belleza, y oiré al caer la tarde tu voz, fragor que embelesa.
Es difícil decir si el delirio de grandeza se muestra al criticar las obras de belleza.
El amor a la belleza en sus múltiples formas es el más noble don del cerebro humano.
Sólo lo hermoso es cierto, nada es cierto sin belleza.
¡La belleza sólo es, pues, espejísmo!
Lo más bonito que hay es una flor cuando sonríe desde lo alto de un fusil sin munición, que la belleza es algo que puede cansar si se consume el mar, que la belleza a mi ciudad vendrá viviendo en paz
Es cierto que el amor conserva la belleza y que la cara de las mujeres se nutre de caricias, lo mismo que las abejas se nutren de miel.
La belleza es convulsiva o no es nada en absoluto.
La belleza será convulsiva o no será.
La belleza es la llave de los corazones. La coquetería es la ganzúa.
Pensamiento y estudio son igualmente necesarios para la felicidad de un país y para la vida de una ciudad. En el primero previenen las inquietantes sensaciones de indolencia y permiten el placer sublime de crear para la belleza, en la segunda, hacen que la disipación no sea objeto de necesidad y, consecuentemente, de interés.
No veo la miseria que hay, sino la belleza que aún queda.
Piensa en toda la belleza que queda a tu alrededor y sé feliz.
¿Cómo es posible, que tanta belleza oculte un corazón duro y lacerado? ¿Por qué le amo, por qué me apoyo, cansado, en su irresistible e indómita fortaleza? ¿Acaso no es el espíritu marchito y fúnebre de un hombre muerto vestido con la ropa de un niño?
Con el dinero se puede comprar el libro, pero no la inteligencia, el lujo, pero no la belleza.
La belleza de la vida está en los ojos de quien la contempla.
La belleza tiene un limite, la fealdad no
No hay mujer fea, solo belleza rara
Lo que da belleza al desierto es que esconde un pozo de agua en alguna parte.
La belleza es el primer regalo que hace la naturaleza a las mujeres, y también el primero que les quita
La belleza del hombre está o en la sonoridad, o en el significado.
La belleza vale más que cualquier carta de recomendación.
La belleza es una necesidad de los mediocres.
Un atardecer, senté a la Belleza sobre mis rodillas. Y la encontré amarga. Y la insulté.
La belleza es una carta de recomendación que nos gana de antemano los corazones.
Me dicen que abra los ojos y contemple las bellezas que el sol alumbra, que admire sus montañas, sus valles, sus torrentes, sus plantas, sus animales y no sé cuantas cosas más. Pero entonces, ¿el mundo no es más que una linterna mágica?. Ciertamente el espectáculo es espléndido, pero en cuanto a representar allí algún papel, eso es otra cosa.
El gusto del hispanoamericano por las formas más artísticas y arduas no se pierde. Sobrevive a todas las influencias y a todas las modas. Lo lleva a todos los géneros literarios, desde la novela al periodismo. Lo que primero le importa es la belleza de expresión. Eso que llaman estilo. Y que hace que la mayor aspiración de un escritor consiste en ser considerado como un estilista.
La música es una de las cosas que puede salvar al mundo, porque un hombre que busca y encuentra y se solaza horas y días y años y años luz, a través de generaciones, con la belleza, ¿qué otra cosa puede querer que un mundo mejor?
Estoy orgullosa de haber estado en un negocio que dé placer, cree belleza, despierte nuestra conciencia.
El dolor pasa, pero la belleza permanece
Advirtió el disgusto que sus palabras la habían causado, no le fue difícil comprender que su vanidad de mujer hermosa no toleraba que en su presencia se hablara de ninguna otra belleza, y arrepentido como el mejor penitente, se sentía dispuesto a pedirla que le perdonase...
En cierto modo llegué a odiar mi belleza muy a menudo. Ahora que el tiempo se la ha llevado me proporciona casi un alivio. No me importa envejecer, pero me asusta ser olvidada y volver al anonimato.
Cual es mi secreto de belleza? No lo tengo claro. Mi único secreto es lavarme todas las noches los dientes.
Mucho falta a la mujer a quien falta la belleza.
No existe belleza sin ayuda, ni perfección que no dé en bárbara sin el realce del artificio.
Admiro mucho a la mujer. Me encanta su belleza, su delicadeza, su vivacidad, y su silencio.
El hombre lleva en sí mismo una sed de infinito, una nostalgia de eternidad, una búsqueda de belleza, un deseo de amor, una necesidad de luz y de verdad, que lo impulsan hacia el Absoluto, el hombre lleva en sí mismo el deseo de Dios.
Que todo cristiano, en este Año de la fe, descubra la belleza de haber renacido al amor de Dios y de vivir como verdadero hijo suyo.
Es el fascismo el que ha reformado el carácter de los italianos, eliminando de nuestras almas toda escoria impura, templandolas para todos los sacrificios y dando así al rostro italiano su verdadero aspecto de fuerza y de belleza
Los planetas dirán al hombre, de razas no humanoides de belleza estética y poder mental ¡Superior!
La mayor parte de las mujeres prefiere que se hable mal de su virtud antes que de su encanto y belleza.
Las matemáticas poseen no sólo la verdad, sino cierta belleza suprema. Una belleza fría y austera, como la de una escultura.
Las matemáticas poseen no sólo la verdad, sino la suprema belleza, una belleza fría y austera, como la de una escultura
Las matemáticas poseen no sólo la verdad, sino la suprema belleza, una belleza fría y austera, como una tumba.
El color es un estudio sin fin, porque siempre vas a sentir, como siente todo pintor, que aunque tu último trabajo en representar la belleza del color tuvo defectos, el siguiente podría ser aquel en que la naturaleza te cede alguno de sus secretos.
La imaginación dispone de todo, crea belleza, justicia, y felicidad, que es el todo del mundo.
La imaginación dispone de todo: hace la belleza, la justicia y la felicidad, es decir, la totalidad del mundo
Porque quiero tu cuerpo ciegamente. Porque deseo tu belleza plena. Porque busco ese horror, esa cadena mortal, que arrastra inconsolablemente.
Con tu belleza matadora, cien veces bella, más y más, tú siempre, siempre, a todas horas, de frialdad fundida estás.
No me gusta la gente que nunca ha tropezado ni caído. Su virtud es sin vida, y no vale mucho. La vida no les ha revelado su belleza.
Pero no estoy con ánimo para describir tanta belleza, pues cuando hube contemplado la vista exploré un poco más, por todos lados puertas, puertas, puertas, todas cerradas y con llave. No hay ningún lugar, a excepción de las ventanas en las paredes del castillo, por el cual se pueda salir. ¡El castillo es en verdad una prisión, y yo soy un prisionero!
Ahora ya desaparecía de verdad. Gentes extrañas la tocarían y trastearían en su cuerpo. Ninguno de ellos sería capaz de ver su belleza como él lo hacía. Para ellos sólo sería un trozo de carne. Un número en un documento, sin vida, sin fuego.
La ciencia es el arte de crear ilusiones adecuadas que el loco cree o rebate, pero de cuya belleza o inventiva disfruta el sabio.
La Tierra es un lugar más bello para nuestros ojos que cualquiera que conozcamos. Pero esa belleza ha sido esculpida por el cambio: el cambio suave, casi imperceptible, y el cambio repentino y violento. En el Cosmos no hay lugar que esté a salvo del cambio..
Nuestros antepasados observaron la complejidad y la belleza de la vida, y comprendieron que tenía que existir un gran creador.
No hay nada en el mundo que pueda compararse con un rostro humano. Es una tierra que uno no se cansa jamás de explorar, un paisaje (ya sea árido o apacible) de una belleza única. No hay experiencia mas noble, en un estudio, que la de constatar cómo la expresión de un rostro sensible, bajo la fuerza misteriosa de la inspiración, se anima desde el interior y se transforma en poesía.
La sonrisa es la belleza, lo que la sal es a los alimentos.
La belleza sólo le pertenece al que la entiende, no al que la tiene.
Libertad es búsqueda de libertad. Nunca la alcanzaremos completamente. La muerte nos advertirá que hay límites a toda historia personal. La historia, que perecen y se transforman las instituciones que en un momento dado definen la libertad. Pero entre la vida y la muerte, entre la belleza y el horror del mundo, la búsqueda de libertad nos hace, en toda circunstancia, libres.
Un artista sabe que no hay belleza sin forma pero también que la forma de la belleza depende del ideal de una cultura. El artista trasciende, parcial y momentáneamente, el dilema, añadiendo un factor: no hay belleza sin mirada. Es natural que un artista privilegie a la mirada. Pero un gran artista no invita no sólo a mirar sino a imaginar.
Belleza y placer son componentes básicos del arte, aunque muchos me consideren fuera de moda porque quieren expandir la idea del arte, buscando tocar las emociones de otras maneras. Pero yo prefiero definir como obras de arte sólo a aquellas que de algún modo me conmueven, que tocan mis fibras íntimas.
La irregularidad, es decir, lo inesperado, la sorpresa o el estupor son elementos esenciales y característicos de la belleza.
Que procedas del cielo o del infierno, qué importa, ¡Oh, Belleza! ¡monstruo enorme, horroroso, ingenuo! Si tu mirada, tu sonrisa, tu pie me abren la puerta De un infinito que amo y jamás he conocido.
Que procedas del cielo o del infierno, qué importa,¡Oh, Belleza! ¡monstruo enorme, horroroso, ingenuo!Si tu mirada, tu sonrisa, tu pie me abren la puertaDe un infinito que amo y jamás he conocido
La belleza es el resultado de una selección sexual.
¿Cuánto tiempo pueden los hombres prosperar entre paredes de ladrillo, caminar sobre pavimentos de asfalto, respirando humo de carbón y de petróleo, crecer, trabajar, morir, con apenas una idea sobre el viento, el cielo, y los campos de grano, viendo sólo la belleza hecha máquina, con la calidad de vida semejante a la de los minerales?
El jardín, con su serena belleza bañada por la luna, su celestial inocencia, su teología de estrellas, era para mí a la vez un reproche y un consuelo. Traté de reflexionar, de analizar...Los dos esfuerzos fracasaron, y quizá en este silencio del alma, en esta suspensión de todas las voces clamorosas de las pasiones, es cuando más preparados estamos para oír la voz de Dios.
A su entrada reinó un gran silencio, cesaron todos de bailar y pararon los violines, tanta fue la impresión producida por la extraordinaria belleza de la desconocida y tan grande el deseo de contemplarla. Sólo se oía el confuso murmullo producido por esta exclamación que salía de todos los labios. - ¡Qué hermosa es!
Puedes decir con certeza que lo amado es siempre bello, pues del amor el destello a todo infunde belleza, añade que la hermosura vale mucho, mas no tanto como el ingenio, el encanto más precioso y que más dura.
La belleza es poder, una sonrisa es su espada.
Yo disfruto de todo lo que está a mi alrededor, pero uno se controla. Hay belleza en una conversación, en lo estético, en muchos sentidos, sobre todo en lo que te despierta una sonrisa, en lo que te hace sentirte bien.
Es gracioso que la belleza del arte tenga más que ver con el marco que con la obra de arte en sí misma.
Evie dice que los que son guapos no deben salir juntos. Que juntos no llaman la atención lo suficiente. Dice que cuando están juntos se produce un cambio total en los patrones de belleza. Dice que eso se nota. Que cuando los dos son guapos, ninguno lo es. Juntos, como pareja, son menos que la suma de sus respectivas partes.
Todo es espejo, espejo en la pared, pues la belleza es poder como el dinero es poder y un arma es poder.
El amor es el deseo de obtener la amistad de una persona que nos atrae por su belleza.
Hay dos clases de belleza, el encanto y la dignidad. El encanto es la cualidad de la mujer, la dignidad, del hombre.
La belleza debe apelar a los sentidos, nos debe proporcionar un goce inmediato, nos debe impresionar e insinuar sin ningún esfuerzo de nuestra parte.
Las mujeres necesitamos la belleza para que los hombres nos amen, y la estupidez para que nosotras amemos a los hombres.
Hay que saber arrancar bellezas literarias hasta en el seno de la muerte, pero esas bellezas no pertenecen a la muerte. La muerte no es más que la causa ocasional.
Sólo puede juzgarse la belleza de la vida por la de la muerte.
El mejor cosmético para la belleza es la felicidad
Lo bueno necesita aportar pruebas, lo bello no. El mejor cosmético para la belleza es la felicidad.
Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla.
En general los hombres aman más la belleza corporal que la virtud.
No he visto todavía a nadie que ame tanto la virtud como se ama la belleza física.
Contemplé tanto la belleza, / que mi vista le pertenece.
El Arte sabe dar forma a la Belleza, con toque imperceptible completando la vida combinando impresiones, combinando los días.
Sería maravilloso leer un poema aislado de la fecha y de las circunstancias bajo las cuales se escribió, pero es imposible. ¿Qué queremos? ¿Mármol, un canon inamovible, belleza? Yo no soy Mallarmé.
Los sueños son renovables. No importa cual es nuestra edad o condición, siempre hay inexploradas posibilidades dentro nuestro y nueva belleza esperando nacer.
La belleza es hija del pensamiento. Es obra de los ojos que la contemplan a través de los arbitrarios códigos de la memoria. No existe de por sí. Existe porque nosotros la concebimos en ese universo casi mágico de las emociones.
Ay, tú, Señor, le diste esa ladera que en un álabe dulce se derrama, miel secreta en el humo entredorado. ¿A qué tu poderosa mano espera? Mortal belleza eternidad reclama. ¡Dale la eternidad que le has negado!
Su cuerpo es sólo un vehículo, transportando el alma. Es lo que hay dentro de la gente, es la belleza para la vista.
Ámase por deleite a la belleza, y a la virtud, por soberana alteza
La belleza de las cosas existe en el espíritu de quien las contempla.
La belleza de las cosas existe en el espíritu del que las contempla
La belleza está en el ojo del observador.
La precisión es siempre ventajosa para la belleza, y el razonamiento riguroso para el sentimiento refinado. Vanamente exaltaríamos el uno despreciando el otro.
La vía del Arte se ha de fundamentar no sólo en las emociones burdas y ni siquiera en los sentimientos, sino que ha de desarrollar la intuición de los Arquetipos, de las Ideas Primeras que, en su perfección, incluyen por lógica la Belleza
La belleza del cuerpo es simplemente animal, a no ser que vaya acompañada de la inteligencia.
Su belleza no le hizo bien alguno y ella no la podía usar en un sentido positivo ni manipulador
La belleza del cuerpo es un viajero que pasa, pero la del alma es un amigo que queda.
El artista es siempre un perseguidor de la belleza.
La belleza humana es aristócrata.
La belleza humana es el lujo de la naturaleza.
Busca la belleza en todo lo que hagas: busca siempre el lado positivo de las cosas
Sólo dos clases de mujeres dicen que conquistan al hombre con la belleza del alma: las viejas y las feas.
¿Es que no bastaba ver la belleza de un jardín, sin tener que creer por ello que estaba habitado por las hadas?
Cualquiera que sea su parentesco, la belleza, en su desarrollo supremo, induce a las lágrimas, inevitablemente, a las almas sensibles.
En la música es acaso donde el alma se acerca más al gran fin por el que lucha cuando se siente inspirada por el sentimiento poético: la creación de la belleza sobrenatural
La belleza de cualquier clase en su manifestación suprema excita inevitablemente el alma sensitiva hasta hacerle derramar lágrimas.
La belleza es el único estado legítimo del poema
Las cuatro condiciones para la felicidad: el amor de una mujer, la vida al aire libre, la ausencia de toda ambición y la creación de una belleza nueva
El tigre es una figura fascinante desde los tiempos bíblicos hasta la etapa actual y no creo que haya un escritor que no haya mencionado nunca al tigre. El tigre es la imagen de la muerte, de la destrucción, y además, de la belleza, es solamente un instrumento metafórico.
· La felicidad es la ausencia de miedo, la belleza es la ausencia de dolor.
En la vida como en el arte, la belleza se mueve en las curvas.
Ha visto que el reino de este mundo está lleno de poder, belleza, guerra, una radiante corteza que se levanta rodeando fuegos centrales, entretejidos con los cielos que han descendido. Los hombres, declarando que los inspira, actúan llenos de gozo en la superficie terrestre, teniendo los más agradables torneos con otros hombres, felices, no porque son varoniles sino porque están vivos.
La belleza debe parecerlo, es la emoción que mejor le sienta a su semblante. Botticelli lo sabía cuando la pintó surgiendo de las olas entre los vientos y las flores. La belleza, que no parece sorprendida, que acepta su condición como algo que se le debe, nos recuerda demasiado a una prima donna.
En la docena de años de vida que le quedaban, Hideyoshi consolidó su dominio de la nación, acabando para siempre con el poder de los clanes de samuráis. Su mecenazgo de las artes creó una opulencia y una belleza que pasarían a la posteridad como el Renacimiento japonés.
El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.
A veces la belleza de una abuela determina la muerte de sus nietos o la ruina de sus descendientes. Una mentira pesa durante generaciones y sus consecuencias son imprevistas e infinitas. Enfrentarse al reflejo del pasado produce el exacto pasado y buscar el origen de la derrota produce la antigua derrota.
Lo contrario del amor no es odio, es la indiferencia. Lo contrario de la belleza no es la fealdad, es la indiferencia. Lo contrario de la fe no es herejía, es la indiferencia. Y lo contrario de la vida no es la muerte, sino la indiferencia entre la vida y la muerte
Casos como éstos, en los que la muchedumbre derrocha perversión y demencia, no abundan, y tal vez por eso me apasioné en el grado en que lo hice —al margen de mi rechazo en tanto que hombre— como novelista, como dramaturgo, trastornado de entusiasmo ante un caso de belleza tan atroz.
La belleza es un estado de ánimo.
Lo ideal, sentido con profundidad y expresado con belleza: he ahí el arte
A Europa fui a estudiar y no a pintar como hacen muchos de nuestros becarios. Naturaleza pródiga tenemos aquí. El país encierra tanta belleza virgen como es imposible encontrarla en el viejo continente.
Los autos son como las reinas de belleza, se marchitan enseguida
No es negando la belleza como se sustrae el hombre a sus encantos, el mérito está en resistir reconociéndola
Recuerdo que pensé que su belleza era también interna. No se trataba sólo de su apariencia, aunque sin duda era la mujer más bonita que había visto en mi vida. Consistía en algo más profundo. Salía de dentro de ella también. Era su manera de ser, y aquello me cautivó. Nunca había conocido a una mujer tan perfecta, y me sentía abrumado.
Al escribir esta obra, no he querido añadir nada en absoluto a la belleza de los Diálogos de Platón: no se trata más que de un acto de piedad, de una ensoñación de artista, de un humilde homenaje...La estética de esta obra se consagra a la claridad, la sencillez la acompaña, la dirige. Es todo. No he deseado otra cosa.
La mayor nobleza de los hombres es la de levantar su obra en medio de la devastación, sosteniéndola infatigablemente, a medio camino entre el desgarro y la belleza. (Antes del fin, 1999).
Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo bárbaro y hostil.
Soy hermosa. Mi belleza se aparta por completo de lo usual. Estoy hecha para el deleite. Pero ¿Qué saco yo de ello? ¿Dónde está mi recompensa? Tal era el cambio al cabo de diez años, ésa era, verdaderamente, su recompensa: esa tristeza inquietante y mágica que hablaba directamente al corazón y enmudecía, la culminación de su belleza.
Cuando una historia termina el dolor, normalmente, es proporcional a la belleza del amor vivido. Y entonces, llegan puntuales a traición, los recuerdos.
Así frecuentemente el hombre se deslumbra con lo hermoso, elige lo aparente, abrazando tal vez lo más dañoso, pero escarmiente ahora en tal cabeza. El útil bien es la mejor belleza
Toda belleza duerme
Porque además de vigilar el orden, la paz, la justicia y la democracia al igual que un presidente, un Príncipe tiene que velar por la belleza y la tradición, por la elegancia.
La belleza es griega. Pero la conciencia de que sea griega es moderna.
La cocina es un lenguaje mediante el cual se puede expresar armonía, creatividad, felicidad, belleza, poesía, complejidad, magia, humor, provocación, cultura.
Todo lo que es revolucionario, lo que enseña, lo que trata de guiar, lleno de luz y de conciencia, de claridad y de belleza, a los hombres y a los pueblos a mejores destinos, hacia más altas cumbres del pensamiento, de la vida y de la justicia, encuentra la reprobación más encarnizada del imperialismo, encuentra la valla, la condena, la persecución macartista.
Declaremos que el esplendor del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva, la belleza de la velocidad. Un automóvil de carreras... un automóvil rugiente, que parece correr sobre una estela de metralla, es más hermoso que la Victoria de Samotracia.
Ya no hay belleza si no es en la lucha.
Es difícil juzgar la belleza: la belleza es un enigma.
Y le apena a uno que esa instantánea belleza se haya marchitado de manera tan rápida e irrevocable, que haya brillado tan engañosa e ineficazmente ante uno, le apena el que ni siquiera hubiese tiempo bastante para enamorarse de ella...
Cuando, entre las demás, de mi señora viene, a veces, Amor en el semblante, cuanto en belleza va ella por delante, tanto crece el afán que me enamora.
Me suele avergonzar que no esté siendo por mí vuestra belleza puesta en rima, pues que a ninguna más tuve en estima desde que os vi por vez primera entiendo.
Si queda entre la tercia luz y Marte, la luz del sol será descolorida: por verla será de almas circuída su belleza que excede a todo arte.
La belleza es como la fruta estival: fácil de corromper y de corta duración.
No hay belleza sin algo extraño en sus proporciones
Hay pocas mujeres cuyos encantos sobrevivan a su belleza.
Para mí, la belleza es la maravilla de las maravillas. Sólo los superficiales no juzgan por las apariencias. El verdadero misterio del mundo es lo visible, no lo invisible.
El cine para mí es un arte de la prosa. Definitivamente, se trata de filmar la belleza pero sin que se note, sin que se note para nada.
Los objetos son los amigos que ni el tiempo, ni la belleza, ni la fidelidad consiguen alterar.
¡Y aquí yo soy el centro de toda la belleza! ¡Escribiendo estos poemas! ¡Imagina!
Recuerda que la información no es conocimiento. El conocimiento no es sabiduría. La sabiduría no es verdad. La verdad no es la belleza. La belleza no es el amor. El amor no es la música. La música... la música es lo mejor.
Quien conserva la facultad de ver la belleza no envejece
La belleza y la fealdad son un espejismo porque los demás terminan viendo nuestro interior
La belleza se define como la manifestación sensible de la idea.
El encanto de la belleza estriba en su misterio, si deshacemos la trama sutil que enlaza sus elementos, se evapora toda la esencia.
Haciendo el bien, nutrimos la planta divina de la humanidad, formando la belleza, esparcimos las semillas de lo divino.
La verdad es para el sabio, la belleza, para el corazón sensible.
Comprender la belleza significa poseerla.
El sufrimiento cuando pasa, puede convertirse en belleza.
Su fuerza vital es inmensa, expresa un irresistible deseo de exhibirse, sin contrapartida, sin objeto, sin recurrir al símbolo ni a la metáfora, sin hacer ninguna aproximación forzada ni ninguna asociación de ideas: es la belleza natural en estado puro.
La trivialidad del verso y la vulgaridad casi popular de la melodía parecían tanto más convertidas en belleza por un soplo que las levantaba y arrebataba al cielo en las alas de la pasión. Porque aquella voz angélica glorificaba un himno pagano.
La arquitectura es un foco donde han convergido tres propósitos distintos (utilidad, construcción y belleza). Se han fundido en un sólo método, han llegado a un resultado único, sin embargo, se distinguen entre sí según su propia naturaleza por una profunda y constante disparidad
Si la razón, hija del cielo, pudiera opinar de belleza, la única fealdad sería la enfermedad. F-759
¿Qué dios loco y cruel le daría ojos a un hombre y luego le diría que los tuviera siempre cerrados, que no contemplara nunca toda la belleza que hay en el mundo? Solo un dios monstruoso, un demonio de la oscuridad.
La belleza exterior no es más que el encanto de un instante. La apariencia del cuerpo no siempre es el reflejo del alma.
La belleza que se dirige a los ojos sólo son un hechizo del momento, los ojos del cuerpo no siempre son los del alma.
Cuando el hilo dorado del placer se entrelaza con esa trama de cosas que nuestra inteligencia está siempre tejiendo laboriosamente, otorga al mundo visible ese encanto misterioso y sutil que llamamos belleza.
El problema más sobresaliente y característico de la estética es el de la belleza de la forma.
El sexo no es el objeto único de la pasión sexual. (...) La naturaleza entera es para el hombre un objeto secundario de la pasión sexual, la belleza de la naturaleza se debe en buena medida a este hecho.
Hemos descubierto en la belleza del material y de la forma la objetivación de ciertos placeres conectados con el proceso de la percepción directa, es decir, con la formación. En el primer caso, de una sensación o una cualidad, y, en el segundo, de una sintesis de sensaciones o cualidades.
La belleza como la sentimos es algo indescriptible: lo que es o lo que significa no se puede decir.
La belleza de lo material es el cimiento de toda belleza más elevada, tanto en el objeto, cuya forma y significación ha de albergarse en algo sensible, como en el espíritu, donde las ideas sensoriales, por ser las primeras que se manifiestan, son también las que primeramente pueden suscitar deleite.
La belleza es un elemento emocional, un placer que es nuestro y, sin embargo, lo consideramos como una cualidad de las cosas.
La belleza es una garantía de la posible conformidad entre el alma y la naturaleza. Y consiguientemente una razón para tener fe en la supremacía del bien.
La belleza es una promesa de la posible conformidad entre el alma y la naturaleza.
La belleza está constituida por la objetivación del placer. Es placer objetivado.
Sentir la belleza es algo mejor que comprender cómo llegamos a sentirla. Poseer imaginación y gusto, amar lo óptimo, ser conducido por la contemplación de la naturaleza a una vivida fe en el ideal, todo ello representa más, mucho más, de lo que cualquier ciencia pueda aspirar a ser.
La belleza es en la mujer lo que el dinero en el hombre: una fuerza.
No me arrepentía de haberme establecido durante algún tiempo en El Cairo y de haberme hecho bajo todas las circunstancias un habitante de esa ciudad, la cual es la única forma sin duda alguna de comprenderla y amarla, los viajeros no se dan tiempo, de costumbre, para comprender su vida íntima y para penetrar las bellezas pintorescas, los contrastes, los recuerdos.
En el hombre y en las simientes que siembra, en las viviendas que edifica, en los animales que cría para su uso o subsistencia, en los archivos y bibliotecas que organiza para su cultura intelectual, en los productos útiles o de belleza que salen de sus manos, en todo pululan las larvas, los vermes(...), todo queda a merced de terribles enemigos.
Todo cambia y nada permanece. Y no habría belleza, ni danza, ni movimiento si las estaciones no alborotaran los colores y el follaje de los arboles no se desprendiera amarillo en el atardecer.
Entonces tiene lugar la expulsión de la bestia triunfante, es decir, de los vicios que predominan y suelen conculcar la parte divina, se purifica el ánimo de errores y se le adorna con virtudes, por amor de la belleza que se ve en la bondad y justicia natural, por deseo del placer que deriva de los frutos de ésta y por odio y temor a la fealdad y displacer contrarios.
En una bandada de blancas palomas, un cuervo negro añade más belleza incluso que el candor de un cisne
Fotografía tú eres la sombra del sol, que es su belleza.
Ya no hay artistas como los de antaño, de aquellos cuya vida y alma eran el instrumento ciego del apetito de belleza, órganos de Dios mediante los cuales se probaba a sí mismo su existencia. Para ellos el mundo no importaba. Nadie supo nada de sus dolores. Se acostaban tristes todas las noches y contemplaban la vida humana con una mirada de asombro, igual que nosotros contemplamos un hormiguero.
Por naturaleza lo hermoso se aísla de todo. De belleza ningún camino conducen a la realidad.
¡Ay, con qué frescura, con qué solemnidad y belleza, nace cada nuevo día! Como si dijera al hombre insensato ¡Mira, tienes otra oportunidad! ¡Lucha por conseguir la gloria inmortal!.
Para mi, el fútbol es belleza.
Aprovecha al máximo cada sentido, disfruta de todas las facetas del placer y de la belleza que el mundo te revela
Daría un largo paseo por el bosque y embriagaría mis ojos con todas las bellezas del mundo de la naturaleza, intentando desesperadamente absorber el gran esplendor que se despliega en todo momento ante lo que pueden ver
Utilizarías los ojos como nunca hasta entonces. Todo lo que siente se convertiría en algo querido para ti. Tus ojos tocarían y abrazarían cada objeto que entrase en el radio de tu visión. Y luego, por fin, verías y un nuevo mundo de belleza se abriría ante ti
La verdad se detiene en la inteligencia, la belleza penetra en el corazón
El científico no estudia la naturaleza por la utilidad que le pueda reportar, la estudia por el gozo que le proporciona, y este gozo se debe a la belleza que hay en ella.... La belleza intelectual se basta a sí misma, y es por ella, más que quizá por el bien futuro de la humanidad, por lo que el científico consagra su vida a un trabajo largo y difícil
La belleza es el acuerdo entre el contenido y la forma.
¿Qué es la belleza? Una convención, una moneda que tiene curso en un tiempo y en un lugar.
La diferencia entre la belleza de expresión y el poder de la expresión es la función. La primera aspira a complacer los sentidos, la segunda tiene la vitalidad espiritual que es mucho más conmovedora y va más allá de los sentidos.
La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla.
Las terminaciones sonoras y las maravillosas cadencias del italiano prestan belleza y armonía aun a las cosas más vulgares, y encierran en un marco noble y voluptuoso los asuntos que ya por sí mismos son bellos.
En la juventud y en la belleza la sabiduría es escasa.
Donde brillan muchas bellezas no han de ofender algunas manchas, de las que rara vez se escapa la naturaleza humana.
Ella, joven, pálida, con una de esas profundas bellezas que más que en el rostro —aun bien hermoso— residen en la perfecta solidaridad de mirada, boca, cuello, modo de entrecerrar los ojos. Era, sobre todo, una belleza para hombres, sin ser en lo más mínimo provocativa, y esto es precisamente lo que no entenderán nunca las mujeres.
La belleza es la promesa de la función.
Un buen consejo a los solteros: No hay que casarse sino con una mujer que sea bastante hermosa para no necesitar dote, o bastante rica para no necesitar belleza
Las Filipinas es donde Asia lleva una sonrisa. Los productos de belleza sólo pueden ser hechos por la gente feliz.
Los filipinos no regodearse en lo que es triste y feo. Que reciclen el mal en las cosas de la belleza.
Dormía y soñé que la vida era belleza, desperté y advertí que ella es deber
La belleza artística no consiste en representar una cosa bella, sino en la bella representación de una cosa
Me dormí y soñe que la vida era belleza, me desperté y vi que era deber.
Por fin amaneció. Avanzó la aurora como una flor de fuego y retrocedió lentamente la oscuridad. El cielo se aclaró y la abrumadora belleza del paisaje surgió ante sus ojos como un mundo recién nacido.
Así, en algunos días imaginativos, mi cerebro es como los cristales de un ventanal, por los cuales viera bellezas fantásticas, formas maravillosas y los más ricos colores. Otros días, veo sólo a través de unos cristales empañados y grises, y todo es un hacinamiento de inmundicia, llamado Vida.
Verdad, bien y belleza son lo mismo
Escribo sin más propósito que para añadir algo mío a la belleza.
Estamos en el sexo, belleza pura, corazón solo y limpio.
El amor es siempre tímido ante la belleza, al paso que la belleza anda siempre detrás del amor.
La belleza es la vida cuando la vida levanta el velo de su rostro sangrado
Valora tus visiones, valora tus ideales, valora la música que agita tu corazón, la belleza que se forma en tu mente, la gracia que viste tus más puros pensamientos, de ellos crecerán condiciones encantadoras, un ambiente celestial, de ellas se construirá, si te mantienes fiel, tu mundo.
El hablar de estas cosas y el tratar de comprender su naturaleza y, una vez comprendida, el tratar lentamente, humildemente, constantemente de expresar, de exprimir de nuevo, de la tierra grosera o de lo que la tierra produce, de la forma, del sonido y del color (que son las puertas de la cárcel del alma) una imagen de la belleza que hemos llegado a comprender: eso es el arte.
La belleza de la música hay que escucharla dos veces
La belleza que el artista expresa no puede despertar en nosotros una emoción cinética o una sensación puramente física. Despierta, o debería despertar, induce, o debería inducir, una stasis estética, una piedad ideal o un ideal terror, una stasis provocada, prolongada y al fin disuelta por aquello que yo llamo el ritmo de la belleza.
Las más satisfactorias relaciones de lo sensible deben por tanto corresponderse con las fases indispensables de la aprehensión estética. Si podemos encontrar éstas, habremos hallado las cualidades de la belleza universal.
En efecto, la dama que debía conducirme era, como ya lo dije, de una belleza perfecta y de un aspecto tan arrogante que al principio la tomé por la princesa misma.
La belleza es una de las pocas cosas que no dan lugar a duda.
Cuando una mujer bella elogia la belleza de otra, puede estar segura de que es más hermosa que la elogiada.
El amor nace súbitamente, sin más pensar, por temperamento o por debilidad, un rasgo de belleza nos detiene y nos decide. La amistad, por el contrario, se forma poco a poco, con el tiempo, por la práctica, por un largo trato
La Sencillez hacia el exterior corresponde a los hombres ordinarios, como un vestido hecho a media para ellos, pero sirve como un adorno a los que han llenado su vida con grandes hechos: se podría comparar con un poco de belleza descuidadamente vestida y con ello todo el atractivo más.
La gracia, más bella aún que la belleza
No tengo suficiente talento para correr y sonreír a la vez, reconoce Emil. Correré con un estilo perfecto cuando se valore la belleza de una carrera según un baremo, como en el patinaje artístico. Pero yo, de momento, lo que tengo que hacer es correr lo más rápido posible.
Estoy harta de todo ese sin sentido de que la belleza está en el interior. Eso es muy adentro. ¿Qué es lo que quieres, un páncreas adorable?
La belleza se compone de un elemento eterno, invariable de cantidad sea extremadamente difícil de determinar, y de un elemento relativo que puede estar relacionado con un período, un estilo, pasión.
Bella -le dijo esta dama, que era un hada poderosa-, ven a recibir el premio de tu buena elección: has preferido la virtud a la belleza y a la inteligencia, y por tanto mereces hallar todas estas cualidades reunidas en una sola persona.
Ni la belleza ni la inteligencia hacen que una mujer viva contenta con su esposo, sino la bondad de carácter, la virtud y el deseo de agradar.
Cuando uno está atento a todo, se vuelve sensible, y ser sensible es tener una percepción interna de la belleza, es tener el sentido de la belleza
La belleza es la apreciación, la sensibilidad a las cosas que a uno lo rodean: la naturaleza, la gente, las ideas.
Para mí Dios es una fuerza que hace que el mundo gire y la naturaleza se desarrolle en su mayor plenitud y belleza.
La belleza de la naturaleza ha sido una de las grandes inspiraciones en mi vida.
Cuando a la bondad del alma se le une la belleza del cuerpo, todos se acercan al ser afortunado y se detenien ante él.
La belleza es indivisible, el que ha llegado a poseerla, antes de compartirla prefiere anonadarla.
La Rosa de la Belleza Americana, sólo pueden producir el esplendor y la fragancia que traen alegría a su espectador, sólo mediante el sacrificio de los demás brotes que crecen a su alrededor. Esto no es una mala tendencia en los negocios, se trata simplemente de la expresión máxima de una ley de la naturaleza y del mismo Dios.
Si vi alguna belleza que deseé y obtuve, era un sueño de ti.
La belleza, cuanto menos vestida, mejor vestida está.
La belleza es verdad y la verdad belleza, no hace falta saber más que esto en la tierra.
La belleza es verdad, la verdad, belleza. Esto es todo lo que sabes sobre la tierra, y todo lo que necesitas saber.
Pero en deseos ardo, a menudo, de ver bellezas de mirada más honda, y de sus cantos, y de vagar con ellas por aguas del estío.
La belleza es poder, la sonrisa es su espada.
El conocimiento de la belleza es el verdadero camino y el primer peldaño para la comprensión de las cosas que son buenas.
La belleza del fruto está en proporción del tiempo que transcurre entre la semilla y la recolección.
Mis rasgos marcados me han beneficiado. Yo, dentro del grupo tengo algo muy clásico y eso es algo que siempre funciona, puede estar más o menos de moda, pero la demanda lo pide. Hay otras bellezas que aparecen más por modas
El amor no se prueba ni se mide. Es como Gabriela. Existe, eso sí -dijo Juan Fulgencio-. El hecho de que no se comprenda ni se explique una cosa no acaba con ella. No sé nada de las estrellas, pero las veo en el cielo, son la belleza de la noche.
Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso.
La belleza es ese misterio hermoso que no descifran ni la psicología ni la retórica.
La belleza es más fatalidad que la muerte.
La felicidad no necesita ser transmutada en belleza, pero la desventura sí.
El fin último del arte contemporáneo no es crear belleza sino libertad. De ahí proviene su afán moralizador, que ha convertido en predicadores a muchos artistas.
En las presas yo divido lo cogido por igual, sólo quiero por riqueza la belleza sin rival
La libertad es un sentimiento, es el gozo del corazón cuando rigen la vida los dictados preclaros de la mente, cual la salud, no se aprecia hasta que se ha perdido, cual la belleza, se aprecia más cuanto mejor se le conoce.
Para crear una partícula de Verdad, de Virtud o de Belleza, se requiere un esfuerzo original y violento contra alguna rutina o prejuicio, como para dar una lección de dignidad hay que desgoznar algún servilismo.
En realidad, tenemos necesidad de toda la belleza del mundo para poder soportar la brutalidad de la historia humana y hasta los arañazos y desgarros de una vida en sociedad cada vez más hosca...
El ensueño es la difusión sublime, pues no tiene finales, siempre en estado de infinito, es la metafísica de la esperanza y la belleza.
El ideal de la gloria, de la piedad y la ternura, la suprema virtud de humanidad, todo está en este amor, siempre lejano porque es infinito de belleza y bondad.
Es funesto que nos acostumbremos a reconocer como ejemplos de sana belleza algunas obras clásicas, que acaso son objetivamente muy valiosas, pero que no causan deleite.
La belleza que atrae rara vez coincide con la belleza que enamora.
La belleza de la noche consiste en el velo misterioso que la cubre, lo más hermoso de una mujer es el pudor en que se oculta.
El agua es igual al tiempo y proporciona un doble a la belleza.
El artista apela a nuestra capacidad para el deleite, para la admiración, a nuestra intuición del misterio que rodea la vida, a nuestro sentido de piedad, belleza y dolor, a la latente sensación de hermandad con todo lo creado, y a la sutil pero invencible fe en la solidaridad que une la soledad de innumerables corazones, y enlaza estrechamente a toda la humanidad.
Y, de pronto me invadió una gran satisfacción, al pensar en la gran seguridad que ofrece el mar si la comparamos con las tribulaciones que hay en tierra, y al considerar mi decisión de adoptar esta vida que no me presentaría problemas inquietantes, vida aureolada de una elemental belleza moral por su absoluta rectitud y por la sencillez de sus fines.
Contraemos malos hábitos tanto para el estilo como para la escritura. Un espíritu demasiado tenso, un dedo demasiado contraído, perjudican la facilidad, la gracia, la belleza.
En literatura, el gusto, las reglas, el género, la belleza, son invariables por esencia, como la moral.
Lo que es dudoso o mediocre necesita del consenso para agradar a su autor, pero lo que es perfecto lleva en sí la convicción de su belleza, de su mérito.
No soy un perfeccionista en absoluto. Me encantan los fallos. Me encantan los errores. Me encanta lo bizarro. Me encanta la gente con carácter. Me encanta perder dientes. Amo la belleza porque tus ojos están descentrados. ¿Y cómo puedes notar eso en el bullicio de la ciudad? Por eso me gusta el vacío.
Cuando te conocí mi corazón tenía más hambre que piojo de peluca. Los piojos de peluca son así, capaces de morirse de hambre en la mitad de la belleza que no les da de comer.
El artista vive una relación peculiar con la belleza. En un sentido muy real puede decirse que la belleza es la vocación a la que el Creador le llama con el don del talento artístico.
Todos los artistas tienen en común la experiencia de la distancia insondable que existe entre la obra de sus manos, por lograda que sea, y la perfección fulgurante de la belleza percibida en el fervor del momento creativo: lo que logran expresar en lo que pintan, esculpen o crean es sólo un tenue reflejo del esplendor que durante unos instantes ha brillado ante los ojos de su espíritu.
¿En qué te ofendo, cuando sólo intento poner bellezas en mi entendimiento y no mi entendimiento en las bellezas?
Siempre me ha indignado que se crea que tres números pueden expresar la belleza de una mujer, lo que ha costado tantos endecasílabos a los poetas.
La mujer que hace un mérito de su belleza, declara por sí misma que no tiene otro mayor.
Algunos dirán que la falaz belleza creada por la penumbra no es la belleza auténtica. No obstante, como decía anteriormente, nosotros los orientales creamos belleza haciendo nacer sombras en lugares que en sí mismos son insignificantes.
Como una piedra fosforescente, colocada en la oscuridad, emite una irradiación y expuesta a plena luz pierde toda su fascinación de joya preciosa, de igual manera la belleza pierde su existencia si se le suprimen los efectos de la sombra.
Yo persigo lo imposible, describo la belleza con un verso, a menudo incorregible.
Cómo llamarías a alguien como tú, que en vez de envenenar a las personas, las llenas a todas, al cartero, a nuestro chófer, al barquero, a la florista, a mí...De una nueva vida, con algo que irradia, tu belleza, tu...
Allí, oculta a los ojos extraños, han despejado la soleada falda de un monte, de cara al mediodía, y en ella crecen vides dispuestas en ordenadas hileras. Al recordar la belleza de aquel lugar se le parte el corazón. Hombres, mujeres y niños se desplazan lentamente por el viñedo, con los cinco sentidos puestos en el cuidado de las cepas.
La proporción es la clave de la belleza.
Hoy en día hablamos demasiado. Se pronuncian demasiadas palabras, demasiadas promesas incumplidas que destruyen nuestra belleza interior. El silencio preserva esa belleza, la mantiene pura
La belleza, para mí, reside en la capacidad de resistencia a la destrucción. El grado de dificultad que hay en reproducirla da la medida de la belleza.
La belleza de la naturaleza y la belleza del entorno cultural creado por el ser humano son, evidentemente, ambos necesarios para mantener la salud del alma y del espíritu del ser humano.
Cuando sobre la tierra todos reconocen la belleza como belleza, así queda constituida la fealdad
Cuando sobre la tierra todos reconocen la belleza como belleza, así queda constituida la fealdad.
He usado del derecho del novelista al tomarme unas cuantas libertades indispensables respecto de la historia contemporánea de Medio Oriente y de la estructura del personal en el servicio diplomático británico. También he mejorado la belleza de la plaza Trafalgar, añadiéndole unos cuantos olmos.
Belleza: el ajuste de todas las partes proporcionalmente a fin de que no se pueda sumar, restar o modificar nada sin que ello afecte a la armonía del conjunto.
Es asombroso cuán completo es el espejismo de que la belleza es bondad
Opino que lo que se llama belleza, reside únicamente en la sonrisa
Opino que lo que se llama belleza, reside únicamente en la sonrisa.
El ojo recibe de la belleza pintada el mismo placer que de la belleza real.
La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte.
Los ambiciosos que no se contentan con el beneficio de la vida y la belleza del mundo, tienen por castigo el no comprender la vida y el quedar insensibles a la utilidad y belleza del universo.
¿No ves tú que, entre las humanas bellezas, un bellísimo rostro detiene a los transeúntes mejor que las riquezas que lo encuadran?
La belleza de la vida humana consiste en que, al revisar nuestras resoluciones el día de fin de año, descubrimos que hemos cumplido una tercera parte, hemos dejado sin cumplir otro tanto, y no podemos recordar a qué se refería la otra tercera parte.
La mitad de la belleza depende del paisaje y la otra mitad del hombre que la mira
La belleza es la expresión estética del amor.
Aquí reposan los restos de un ser que poseyó la belleza sin la vanidad, la fuerza sin la insolencia, el valor sin la ferocidad y todas las virtudes de un hombre sin sus vicios
Los que hacen sacrificios son muy queridos y admirados, ¿Verdad, tío? -Si el sacrificio es real, sí. Pero muchos de los más valientes no son conocidos nunca y nadie ensalza sus actos. Esto no amengua la belleza del gesto, aunque tal vez lo hace más duro, pues a todos nos placen las alabanzas.
Si las chicas de tu edad aprendiesen lo que es realmente la belleza, y no pusieran tanto empeño en palidecer y matarse de hambre, ahorrarían un montón de tiempo, dinero y preocupaciones. Mente sana en cuerpo sano es la belleza mejor que puede concebirse en el hombre y la mujer.
Tendrá una voluntad muy firme, ¿Eh? -inquirió Fanny. Sí, una voluntad firme, un corazón fuerte, un alma libre y un cuerpo atlético. Por eso la he hecho más grande que la mujer de la actualidad. La belleza y la fuerza han de ir juntas.
No haré nada, salvo correr libremente por el verde mundo de belleza estival. Soñaré junto al arroyo al atardecer, vagaré sobre el Lago de Aguas Brillantes en una barcaza hecha de rayos de luna...
Temo que si hablo o me muevo toda esta magnífica belleza se desvanecerá como un silencio roto -suspiró ella.
¿Se puede saber por qué insiste en compadecerlo? Yo creo que es digno de envidia. Conmigo obtiene cerebro, belleza y un corazón de oro.
...sentirás que la naturaleza te entrega sin reserva la inexhausta belleza de la vida. Yo sé que el Chimborazo, como buen caballero y amigo, te enviará su blanca filosofía de paz inconmovible.
El Chimborazo me tomó de la mano para ascender con orgullo los altísimos estamentos ideales, de la belleza y la verdad.
Creo en la arquitectura emocional, es muy importante para la humanidad que la arquitectura emocione por su belleza. Si hay muchas soluciones técnicas igualmente buenas, la que trae un mensaje de belleza y de emoción buena para quien vive o admira los espacios...ésa es arte.
De la mayoría de las publicaciones de arquitectura y de la prensa diaria, han desaparecido las palabras belleza, poesía, embrujo, magia, sortilegio, encantamiento. Las palabras, serenidad, silencio, misterio, asombro, hechizo. Todas ellas muy queridas para mí.
Hay que recrear y renovar la nostalgia, volviéndola contemporánea, porque una vez que la arquitectura ha cumplido con las necesidades utilitarias y de funcionamiento, tienen todavía delante de sí otros logros que alcanzar: la belleza y el atractivo de sus soluciones, si quiere seguirse contando entre las bellas artes.
Hemos trabajado con la esperanza de que nuestra labor coopere en la gran tarea de dignificar la vida humana por los senderos de la belleza y contribuya a levantar un dique contra el oleaje de deshumanización y vulgaridad.
La belleza, como la sabiduría,ama al adorador solitario.
Me he dedicado a la arquitectura como un acto sublime de la imaginación poética... En mi se premia.... A todo aquel que persigue la poesía y la belleza.
Mi casa es mi refugio, una pieza emocional de arquitectura, no una pieza fría de conveniencia. Creo en la arquitectura emocional, es muy importante para los seres humanos que la arquitectura se mueva por su belleza, sé que hay muchas soluciones técnicas para un problema, pero la más válida de ellas es la que ofrece al usuario un mensaje de belleza y emoción. Esto es la arquitectura.
Al ver vuestra belleza, oh amor mío, de mis ojos dulcísimo sustento, tan elevado está mi pensamiento que conozco ya el cielo en vuestro brío.
Así como no podemos mirar al Sol, ni ver a Dios cara a cara sin morir, tampoco podemos en el mundo de las apariencias realizar en la acción un solo absoluto. El amor mismo a la verdad me ha enseñado la belleza del compromiso.
La poesía debería ser un himno a la gloria de la vida, debería luchar contra lo feo con la belleza, y contra la guerra a través de la paz.
¿Qué belleza se puede comparar al de una cantina en las primeras horas de la mañana?
Rendí mi corazón a la belleza, mas ni el oro acaté ni la grandeza. Limpios están mis labios y mi pluma de vil adulación y de bajeza.
No se ve bien la belleza, es casi igual que ser infeliz.
La fiesta de los toros está montada en esencia sobre la tortura pública de un animal, y, por muchos pases pintureros que el diestro pegue vestido de sota de espadas, nunca podrá ocultar la degradación que late bajo la supuesta belleza de una verónica.
Si alguien concibe que una carnicería semejante puede servir de soporte a un arte, ya está preparado para admitir que la verdad puede ser extraída mediante la tortura en el sótano de una comisaría, si se admite que la belleza puede surgir de la sangre derramada, aunque ésta se inflija a un animal, es que uno ya tiene justificado en el corazón todo tipo de violencia.
El arte es el esfuerzo incesante por competir con la belleza de las flores... sin triunfar jamás.
Las piezas de ajedrez son los componentes del alfabeto que da forma a los pensamientos, y estos pensamientos, además de hacer un diseño visual del tablero de ajedrez, expresan su belleza de manera abstracta, como un poema... He llegado a la conclusión personal de que mientras que todos los artistas no son jugadores de ajedrez, todos los jugadores de ajedrez sí que son artistas.
Les he tirado a la cara el estante de las botellas y el orinal y ahora los admiran por su belleza estética
Todavía soy una víctima del ajedrez. Tiene toda la belleza del arte y mucho más. No puede ser comercializado. El ajedrez es más puro que el arte en su posición social.
El espectador es un tipo que mira y disfruta (o no) según la belleza de lo que se le ofrece. El hincha es otra cosa. Por eso digo que en el fútbol, lo único insustituible son los hinchas. Siento una gran atracción por las hinchadas. Me enojo cuando voy a la cancha con gente que no me ayuda a descifrar los cantitos.
Podría engañarme, creer que soy hermosa como las mujeres hermosas, como las mujeres miradas, porque realmente me miran mucho. Pero sé que no es cuestión de belleza sino de otra cosa, sí, de otra cosa, por ejemplo, de carácter (El amante).
Entreveía la posibilidad de helenizar a los bárbaros, de atizar a Roma, de imponer poco a poco al mundo la única cultura que ha sabido separarse un día de lo monstruoso, de lo informe, de lo inmóvil, que ha inventado una definición del método, una teoría de la política y de la belleza.
No fue culpa mía si aquella mañana me encontré con la belleza...
La belleza te lo da todo, pero no es todo
La razón como esperanza. Pero a costa de cuánta renuncia. Y quién le consolará al poeta del minuto que pasa, quién le persuadirá para que acepte la muerte de la rosa, de la frágil belleza de la tarde, del olor de los cabellos amados...
La belleza es eterna y el polvo sólo dura un tiempo.
La ciencia es bella y es por esa belleza que debemos trabajar en ella, y quizás, algún día, un descubrimiento científico como el radio, puede llegar a beneficiar a toda la humanidad
Soy de las que piensan que la ciencia tiene una gran belleza. Un científico en su laboratorio no es sólo un técnico: es también un niño colocado ante fenómenos naturales que le impresionan como un cuento de hadas.
Soy de los que piensan que la ciencia tiene una gran belleza. Un científico en su laboratorio no es sólo un técnico: es también un niño colocado ante fenómenos naturales que le impresionan como un cuento de hadas.
Era consciente de que pertenecía al público, pero no por mi físico o por mi belleza, sino porque nunca antes había pertenecido a nadie.
Blanca Suárez es una belleza.
El tiempo hace estragos en la gratitud, aún más que en la belleza.
El mundo de la literatura, el mundo del arte, es el mundo de la perfección, es el mundo de la belleza.
Gracias Dios, por la dignidad y la belleza de uno mismo. Por la presiocidad de ser innatos. La única cosa que no puede ser tomado de nosotros. La única cosa que realmente cuenta
Hay personas que por mucho que envejezcan, jamás pierden su belleza, solo se les pasa de la cara al corazón.
Dirijámonos a las soleadas llanuras de Italia. El invierno llegará pronto y vestirá estos parajes indómitos de una doble desolación. Pero nosotros cruzaremos estas áridas cumbres y la llevaremos a escenarios de fertilidad y belleza en los que su camino se verá adornado con flores y el ambiente alegre le inspirará placer y esperanza.
Siempre suspiramos por visiones de belleza, siempre soñamos mundos desconocidos.
El oro puede hacer mucho, pero la belleza más.
La belleza es una gran recomendación en el comercio humano, y no hay nadie que sea tan bárbaro o tan grosero que no se sienta herido por su dulzura.
El arte debería ser atractivo inmediatamente. Circula la idea de que debe hacerse un esfuerzo para captar la belleza, y no estoy nada de acuerdo.
Es uno de los principales inconvenientes de la extrema belleza de las chicas: sólo los ligones experimentados, cínicos y sin escrúpulos se sienten a su altura, así que los seres más viles son los que suelen conseguir el tesoro de su virginidad.
Las chicas sin belleza son desgraciadas porque pierden cualquier posibilidad de que las amen. A decir verdad, nadie se burla de ellas ni las trata con crueldad, pero parecen transparentes y nadie las mira al pasar. Todo el mundo se siente molesto en su presencia y prefiere ignorarlas.
Dime, oh Dios, si mis ojos, realmente, la fiel verdad de la belleza miran, o si es que la belleza está en mi mente, y mis ojos la ven doquier que giran
La belleza es la purgación de lo superfluo.
No tiene, pues, Amor ni tu belleza o dureza o fortuna o gran desvío la culpa de mi mal, destino o suerte, si en tu corazón muerte y piedad llevas al tiempo, el bajo ingenio mío no sabe, ardiendo, sino sacar de ahí muerte
Sin abandonar una postura lítica, en estos textos he querido anunciar que a pesar del desencanto en que nos ha sumergido la dirigencia, ciertos grupos de individuos seguimos apostando al recambio humano, seguimos enfrentando al monstruo depredador, creyendo en la belleza, el amor y la libertad como arquetipos posibles.
La belleza del cuerpo muchas veces es indicio de la hermosura del alma.
¡Belleza, sí belleza! Pero la belleza no es eso, no es la del arte por el arte, no es la de los esteticistas. Belleza cuya contemplación no nos hace mejores no es tal belleza.
El ajedrez es el arte que ilustra la belleza de la lógica.
Sin saberlo, el hombre compone su vida de acuerdo a las leyes de la belleza, aún en momentos de más profunda desesperación.
Sin saberlo, el hombre compone su vida de acuerdo con las leyes de la belleza aun en los momentos de más profunda desesperación.
La belleza del rostro es frágil, es una flor pasajera, pero la belleza del alma es firme y segura.
La forma en la que ella permanecía frente a mí, como la auténtica personificación de la belleza, con su cabello lacio, me hacía sentir consternado e impotente ante su hechizo.
La calidad del guerrero da origen a la belleza natural. Las técnicas sutiles de un guerrero surgen tan naturalmente como aparecen la primavera, el verano, el otoño y el invierno. La calidad del guerrero no es otra cosa que la vitalidad que sustenta toda vida.
Todo el mundo sabe que elijo a los equipos por la belleza de sus chicas
La belleza es un hiriente estremecimiento del corazón, una vida plena en el alma, y una locura de amor que hace flotar al espíritu en su éter hasta hacerlo abrazar los cielos.
La vida es todo eso a la vez: lucha e intriga, sabiduría y belleza. Y si ignoras alguno de esos aspectos, pierdes la oportunidad de comprenderla de forma global, y tu capacidad de influir en ella con algo que la oriente hacia un camino mejor.
Señora de la hermosura y la belleza, como ves, me he pasado la vida detrás de ti. ¿Es que la recompensa del enamorado va a ser sólo este encuentro?
La extraña belleza de la música Africana radica en que es capaz de levantar el ánimo aunque cuente una historia triste. Se puede ser pobre, vivir en una inmunda choza y haber perdido el trabajo, pero la música le da a uno esperanza.
En la mujer interesante, la belleza es secundaria, irrelevante y así mismo, indeseable. La belleza interesa en los primeros quince días, y muere enseguida, en un insoportable aburrimiento visual. Seria necesario que alguien fuese, de mujer en mujer, anunciando: - Ser linda no interesa. Se interesante!
La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes.
La Ciencia es el pedestal de la verdad, el Arte el de la belleza
El ideal, se seduce a si mismo el seducido, seria amar a la tierra como la ama la luna, y palpar su belleza únicamente con la mirada. Y el no pedir de las cosas más que poder estar tendido ante ellas...
Mas precisamente para el héroe lo bello es lo más difícil. Inaccesible es la belleza a todas las voluntades impetuosas.
No había aprendido aún a reír y a gozar de la belleza.
¿Donde está la belleza? Allí donde uno tiene que querer con toda la fuerza de voluntad, allí donde uno quiere amar y perecer, para que tal imagen deje de ser nada más que imagen. Amar y perecer, desde todas las eternidades lo uno está ligado a lo otro.
La belleza es despiadada. No la miras vos, te mira ella y no perdona.
La belleza es una carta de recomendación a corto plazo.
La belleza sin gracia es un anzuelo sin cebo.
El que no lleva la belleza dentro del alma no la encontrará en ninguna parte
Embellece tu vida con pensamientos y con palabras. Trata tú mismo de descubrir cuáles han de ser los pensamientos que te embellezcan la vista y que, al convertirse en palabras, ofrezcan esta belleza a otros
Quien no lleva la belleza dentro del alma, no la encontrará en ninguna parte.
Hubo acerca de este gigantesco arco iris una profunda bendición de la paz y la esperanza. Pero, como es natural inefable como en el efecto de la belleza natural de la mente, no puede coincidir con la paz de Dios en la curación de su efecto sobre la mente humana.
Me repugna el derramamiento de sangre, el sufrimiento y la muerte. Amo la vida, toda vida es para mí sagrada. Esta es la causa por la que encuentro en el ideal del anarquismo lo que ninguna forma de gobierno puede dar: amor, belleza y paz entre los hombres
El hombre, por lo menos, es música, un tema magnífico que convierte también en música su vastísimo acompañamiento, su matriz de tormentas y estrellas. El hombre mismo en su condición es eternamente una belleza en la forma eterna de las cosas.
No te ilusiones con tu riqueza y tu belleza, puedes perderlas, aquella en una noche, ésta en una fiebre
Toda persona inteligente sabe que la vida es hermosa y que su objetivo es que seamos felices —comentó mi padre observando a las tres bellezas—. Pero luego sólo los tontos son felices. ¿Cómo explicárselo?
El dandismo es la declaración de la absoluta modernidad en la belleza.
El genio dura más que la belleza. Eso explica que nos tomemos tantas molestias en educarnos sobradamente
El público utiliza los clásicos de un país como un medio de contrarrestar el progreso del arte. Rebajan las obras clásicas a las categorías de autoridades. Las emplean a manera de garrotes para impedir la libre expresión de la belleza en nuevas formas.
Es terriblemente triste que el talento dure más que la belleza.
Hablan mucho de la belleza de la certidumbre como si ignorasen la belleza sutil de la duda. Creer es muy monótono, la duda es apasionante.
La belleza es muy superior al genio. No necesita explicación.
La belleza revela todo, porque no expresa nada
La belleza tiene tantas significaciones cuantas disposiciones diversas presenta el hombre.
La belleza y la fealdad son un espejismo porque los demás terminan viendo nuestro interior.
La belleza, como la sabiduría, ama al adorador solitario.
La mayoría de las mujeres son tan artificiales que no tienen sentido del Arte. La mayoría de los hombres son tan naturales que no tienen sentido de la Belleza.
El busca porque realmente quiere saber. Él sabe que no sabe, por eso busca. Su búsqueda tiene su belleza propia. El no es tonto, simplemente ignorante. El verdadero tonto es aquel que piensa que sabe sin saber en absoluto.
La risa es de una belleza tremenda, te da ligereza. La risa te hará más ligero, te dará alas para volar. Y la vida está llena de oportunidades para reír. Solo necesitas tener sensibilidad.
La belleza atrae al amor
Muy frágil es la belleza.
Todo era de los otros y de nadie, hasta que tu belleza y tu pobreza llenaron el otoño de regalos.
La enseñanza académica de la belleza en una superchería. El Arte no consiste en la aplicación de un canon de belleza sino en lo que el instinto y el cerebro son capaces de concebir más allá de ese canon
En la casa de mi madre todo invitaba al amor. Era un paraíso del amor. Amor se respiraba y amor se bebía, la belleza de las dos mujeres, sus amantes, los perfumes, los cantos, la música, los bailes..., y hasta la grotesca y dramática huida de los invitados me parecía voluptuosa y apasionada.
Todo lo que componía una gran fragancia, un perfume: delicadeza, fuerza, duración, variedad y una belleza abrumadora e irresistible. Había encontrado la brújula de su vida futura.
El profesor que piensa acertadamente deja vislumbrar a los educandos que una de las bellezas de nuestra manera de estar en el mundo y con el mundo, como seres históricos, es la capacidad de, al intervenir en el mundo, conocer el mundo.
La alegría no llega sólo con el encuentro de lo hallado sino que forma parte del proceso de búsqueda. Y enseñar y aprender no se pueden dar fuera de ese proceso de búsqueda, fuera de la belleza y de la alegría.
El orden es la forma de la que la belleza depende.
La poesía levanta el velo de la belleza ocultada del mundo.
Para el amor, la belleza y el deleite, no hay muerte ni cambio
Una señora encantadora, vestida con la luz de su propia belleza.
La creatividad es la facultad mental o espiritual que nos capacita para dar existencia, aparentemente a partir de nada, a algo que posea belleza, orden o significación.
Los poetas tienen cien veces mejor sentido que los filósofos. Buscando la belleza encuentran más verdad que ellos.
Tenemos que sustituir la belleza, que es un concepto cultural, por la bondad, que es un concepto humanista.
Así pues, si no me créeis, bella, mientras vuestra edad florezca en su novedad más verde, recolectad, recolectad vuestra juventud: al igual que le sucede a esta flor la vejez hará que vuestra belleza decaiga..
Tú has visto con frecuencia por la noche cómo ciertas estrellas cambian su luz: tan pronto son perlas de sangre como destellos aterciopelados violáceos. Y has visto también cómo el arco iris se desplaza sobre una burbuja transparente...Así, en un tornasol inexpresable, brillaban, sobre la fisonomía inmutable de Jesús, la luz y los colores de toda nuestra belleza.
La emoción de la belleza es siempre obstaculizada por la aparición de un objeto, el cual debe ser abstraído de la representación.
Todo verdadero artista se ha inspirado más por la belleza de las líneas y el color y las relaciones entre ellos que por el tema concreto de la imagen.
La belleza es el esplendor de la verdad.
La virtud es una especie de salud, de belleza y de buenas costumbres del alma.
La belleza y el interés deben buscarse por el mismo camino
Lo que hagas sin esfuerzo y con presteza, durar no puede ni tener belleza.
Dondequiera que haya un número está la belleza.
Aunque le arranques los pétalos, no privarás de su belleza a la flor.
Aunque le arranques los pétalos, no quitarás su belleza a la flor.
Aunque le arranques sus pétalos, no quitarás su belleza a la flor.
¿Qué nos queda, qué queda al destino si no viven nuestros hijos, si no son dioses en nuestro corazón y en nuestra mente? Ellos lo son todo, toda la belleza, toda la verdad, toda la esperanza. Por eso estoy seguro de que festejáis conmigo el nacimiento de nuestro hijo, de nuestro querido hijo que duerme.
Admiro la belleza del mundo... La alegría profunda de las cosas, y el profundo dolor...
Aunque viajemos por todo el mundo para encontrar la belleza, debemos llevarla con nosotros para poder encontrarla.
Cuando envejecemos, la belleza se convierte en cualidad interior.
En todo el mundo, en el maravilloso balance de belleza y disgusto, se encuentran cosas malas y buenas
La mala fortuna de muchos filósofos me advierte de no intentar la definición de la belleza
Los antiguos llamaron belleza al florecimiento de la virtud.
No es la belleza lo que inspira la más profunda pasión. La belleza sin gracia es un anzuelo sin cebo. La belleza sin expresión cansa.
El lunar es el punto final del poema de la belleza.
Proporción es belleza en el orden de las medidas.
La forma del dolor atestigua que la belleza sólo se sincera a través del sufrimiento.
En la poquita ropa de las cosas, habita la belleza básica, cansada del disimulo de su magnitud por culpa del exceso de las prendas
Cuando estoy trabajando en un problema, nunca pienso sobre su belleza. Solo pienso en como resolver el problema. Pero cuando lo termino, si la solución no es bella, se que esta equivocada.
Desde átomo hasta mal, belleza, esperanza....
El gran arquitecto parece ser un matemático, a aquellos que no saben matemáticas les resulta realmente difícil sentir la profunda belleza de la naturaleza.
Es posible reconocer la verdad por su belleza y simplicidad.
Para aquellos que no conocen las matemáticas, es difícil sentir la belleza, la profunda belleza de la naturaleza... Si quieres aprender sobre la naturaleza, apreciar la naturaleza, es necesario aprender el lenguaje en el que habla.
Él tiene que ser bueno en la cama y el tamaño importa. ¿Sabes a qué me refiero? Los recuentos de belleza interior también cuentan, pero sin un juguete no es divertido
Algunas veces en la noche, yo pensaba en la belleza con que los poetas estremecieron al mundo, y todo el corazón se me anegaba de pena como una boca con un grito. Pensaba en las fiestas a que ellos asistieron, las fiestas de la ciudad, las fiestas en los parajes arbolados con antorchas de sol en los jardines florecidos, y de entre las manos se caía mi pobreza.
Es síntoma de una inteligencia universal poder regalarse con distintas bellezas.
Estéticamente, psicológicamente, el espíritu, los hechizos, los demonios, son las formas humanas, en que el ser viviente puede traducir con palabras la emoción de belleza que le produce el paisaje.
Seremos como dioses. Donaremos a los hombres milagros estupendos, deliciosas bellezas, divinas mentiras, les regalaremos la convicción de un futuro tan extraordinario, que todas las promesas de los sacerdotes serán pálidas frente a la realidad del prodigio apócrifo. Y entonces, ellos serán felices... ¿Comprenden, imbéciles?
Vaya, dígales a los hombres lo que es la casa negra. Y que yo era un asesino. Y sin embargo yo, el asesino, he amado todas las bellezas y he luchado en mí mismo contra todas las horribles tentaciones que hora tras hora subían de mis entrañas. He sufrido por mí, y por los otros, ¿Se da cuenta?, también por los otros...
No hay completa belleza. El tigre es hermoso, pero su orín es pestilente.
No pases tanto tiempo persiguiendo los grandes placeres de la vida mientras descuidas los pequeños. Afloja el ritmo. Disfruta la belleza de todo cuanto te rodea.
No soy de los que exprimen su corazón en un lugar violento. Soy de los que atestiguan la belleza y la muerte de la rosa.
Cuando la belleza mora en los oscuros vallecitos de la noche, el amor viene y encuentra un corazón enredado en los cabellos.
La belleza del corazón es la belleza duradera: sus labios brindan el agua de vida para beber.
Poco a poco Dios nos quita la belleza humana: poco a poco el árbol joven se marchita. Ve y recita: Todo cuanto está dotado de vida, acabará pereciendo. No te enamores de los huesos, busca el espíritu.
Siempre que la belleza mira, el amor también está allí.
Afectos y bellezas he perdido que serán intensos recuerdos cuando la edad ciegue mis ojos.
La belleza, para ser agradable, debe ser ignorada.
Mientras el ser humano se sienta atraído exclusivamente por cosas tan efímeras como la belleza, el mundo estará lleno de insatisfechos.
La belleza es señal de buenas y dulces costumbres, como la hermosa flor es señal de un fruto bueno y bello
Por muy poderosa que se vea el arma de la belleza, desgraciada la mujer que sólo a este recurso debe el triunfo alcanzado sobre un hombre.
Voy a hablarte sobre el corazón: en él están el alma, la pasión y la alegría. En él está la belleza de la cancioncita que arrulla al hombre... Y su melodía es siempre una mujer.
La belleza es aún más difícil de explicar que la felicidad.
En todo aquello que nos provoca una auténtica y pura sensación de lo bello existe realmente presencia de Dios. Hay como una especie de encarnación de Dios en el mundo, cuya marca es la belleza.
La belleza de un paisaje en el momento cuando nadie lo ve, absolutamente nadie...Ver un paisaje tal cual es cuando no estoy en él. Cuando estoy en algún lugar, enturbio el silencio del cielo y de la tierra con mi respiración y el latir de mi corazón.
La belleza es la armonía entre el azar y el bien.
La belleza seduce a la carne con el fin de obtener permiso para pasar al alma.
Toda obra de arte tiene un autor, pero cuando es perfecta, sin embargo, tiene algo de anónima. Imita el anonimato del arte divino. La belleza del mundo, por ejemplo, es muestra de un Dios a la vez personal e impersonal, y ni lo uno ni lo otro.
Sentía una enorme y poética admiración, aunque apenas los entendía, por todos los artefactos mecánicos. Eran para él símbolos de belleza y verdad. Sobre cada intrincado mecanismo —tornos de metal, carburadores, ametralladoras, soldadores de oxiacetileno— aprendía una frase que sonaba bien, y la usaba sin cesar, con la deliciosa sensación de ser un técnico, un iniciado.
Yo detesto su ciudad. Ha uniformado la belleza de la vida. Es una gran estación de ferrocarril...Donde todo el mundo toma billetes para los mejores cementerios.
La belleza de la mujer se halla iluminada por una luz que nos lleva y convida a contemplar el alma que habita tal cuerpo, y si aquélla es tan bella como ésta, es imposible no amarla.
La belleza es un reino muy corto.
Si existe algo bello, además de lo que es bello por sí mismo, lo es porque participa de la belleza.
Hay belleza en todo, todos somos igual
La belleza no es más que la promesa de la dicha
La belleza sólo es necesaria al nacimiento del amor, puesto que la fealdad constituiría un obstáculo. El enamorado llega muy pronto a encontrar bella a su elegida tal cual es, sin pensar en la verdadera belleza.
La mayoría de conjuntos de valores darían lugar a universos que, a pesar de poder ser muy bellos, no contendrían a nadie capaz de asombrarse de esa belleza
Y ahí estaba él, con el rostro demasiado cerca del mío. Su belleza aturdió mi mente...Era demasiada, un exceso al que no conseguía acostumbrarme.
Saber apreciar la belleza, no es lo mismo que sentir debilidad.
La belleza es esencialmente espiritual. La belleza auténtica yace en el propio corazón.
No importa los fracasos, son muy naturales, la belleza de la vida son esos fracasos. ¿Qué sería la vida sin ellos? No valdría la pena si no fuera por las luchas.
Saltos y espirales tan puros sin duda recorren eternamente el mundo, y no me quedaré despojada de belleza: el don de tu pequeña vida, tu olor a pasto mojado cuando duermes, azucenas, azucenas que no pueden compararse con tu carne.
Las personas tienden a no utilizar la palabra belleza porque no es intelectual, pero tiene que haber una superposición entre la belleza y el intelecto.
La belleza no dimana de un cuerpo hermoso, sino de las bellas acciones
Esos hombres, si son hombres verdaderamente, parecen bestias. De hecho son bestias, ay, y carecen por completo de sensibilidad. No crean belleza ni esplendor, graznan como los cuervos, y sus almas están enroscadas en el error. Vagan como ovejas sin mente, pero ovejas violentas.
Una mariposa roja como la sangre se le posó, cual un pétalo de rosa, sobre las rodillas y, mientras la miraba, sus ojos se llenaron de lágrimas. No era sólo la belleza del insecto lo que aceleraba los latidos de su corazón. Era su misma existencia, y el enigma de su existencia. La dominaba un ansia de adoración, pero no sabía por qué.
El amor es demiurgo, y el arte es amor puro que vibra intensamente al crear la belleza, temblor hecho de ansias, de alegría y tristeza...
Dondequiera que vayas, busca siempre la belleza y la inmensa bondad de Dios.
La vida es una belleza, admirala.
Se supone que las tres brujas buenas tienen que hacer tres regalos al niño, como belleza, sabiduría y felicidad. El dinero no lo es todo, si sale a su padre ya será guapo y la sabiduría la tendrá que aprender él solo.
Esto es sabiduría: amar el vino, la belleza y la vida. Éso es lo primordial, el resto no tiene valor.
Si la belleza constituyera el único mérito de las mujeres, todas las feas deberían ahorcarse
El milagro no es caminar sobre el agua. El milagro es caminar sobre la tierra verde en el presente, para apreciar la belleza y la paz de la que se dispone ahora.
Luz, la hija mayor de Dios, es la principal belleza de un edificio.
La belleza, como el dolor, hace sufrir.
No hay que desposeer a los humanistas de su función de educadores..., no se les puede arrebatar, pues son los únicos depositarios de una tradición: la de la dignidad y belleza humana. En otras épocas, los humanistas reemplazaron a los sacerdotes que, en tiempos turbios y antihumanos, pudieron arrogarse la dirección de la juventud. Desde entonces, señores, no ha surgido otra clase de educador.
Señores, el lazo histórico entre el humanismo y la pedagogía explica el lazo psicológico que existe entre ambas. No hay que desposeer a los humanistas de su función de educadores..., no se les puede arrebatar, pues son los únicos depositarios de una tradición: la de la dignidad y belleza humana.
Me llaman místico, Don Miguel, y yo le digo: hay místicos laicos, no se equivoque, pues no es patrimonio de nadie ver el alma alterada por la belleza o despedazada por el dolor.
Juntamente con la idea del amor romántico, otro concepto se le reveló: el de la belleza física. Ambas ideas eran probablemente las más destructivas de la historia del pensamiento humano. Ambas nacían de la envidia, medraban en la inseguridad y terminaban en la desilusión.
Llega un momento en la vida en que la belleza del mundo ya basta por sí sola. Una no necesita fotografiarla, ni pintarla, ni siquiera recordarla. Ya basta por sí sola. No es preciso registrarla y no necesita a nadie para compartirla o hablarle de ella. Cuando eso sucede, cuando se produce ese abandono, una abandona porque puede hacerlo.
Buscamos la belleza sin lujo.
La belleza del universo no es sólo la unidad en la variedad, sino también la diversidad en la unidad.
Diez miradas para ver la belleza que se presenta entre un sueño y una catástrofe.
La belleza es la frente, el amor, la corona.
La belleza es tan útil como lo útil. Tal vez más.
Las mujeres juegan con su belleza como los niños con un cuchillo, y se lastiman.
La belleza es tan útil como lo útil. Tal vez más.
Hay libros cuya belleza formal es tan apretada, tan concluida, tan severa, que nada nuestro puede insertarse en ellos. Su superficie compacta y lisa no nos ofrece resquicio alguno. Nos queda sólo la posibilidad de aquiescencia o de rechazo.
El hambre, la humillación y la sorda cólera ante la injusticia se hacen tolerables a través de las imágenes entrañables de las personas amadas, de la religión, de un tenaz sentido del humor, e incluso de un vislumbrar la belleza estimulante de la naturaleza: un árbol, una puesta de sol.
Cuánta belleza en el arte, con tal de poder retener lo que se ha visto. No se está nunca entonces sin trabajo ni verdaderamente solitario, jamás solo
Será mi tristeza... la realidad es que sin ella no hay paz, no hay belleza
Verde mar, cielo añil. Nunca se vio tanta belleza, ay Dios mío, que lindo es mi Brasil
No confíes mucho en los colores (en la belleza).
El deseo de agradar es al espíritu lo que el adorno a la belleza.
La belleza complace a los ojos, la dulzura encadena el alma
El arte de narrar hoy se acerca a su fin, y esto porque está desapareciendo lo que es el lado épico de la verdad, es decir, la sabiduría. (...) Más bien esto es un síntoma (...) de fuerzas productivas seculares que han sacado poco a poco a la narración del ámbito del habla, y que al tiempo hacen perceptible una nueva belleza en aquello que así desaparece.
La creación y el amor por la belleza son elementos primordiales para la felicidad. Cualquier persona o civilización que niegue esta verdad básica, que articula el alfabeto visual, no tendrá perfiles claros y sus manifestaciones no llegarán a deleitarnos
Exuberancia es Belleza.
La cabeza, lo Sublime, el corazón, el Pathos, los órganos genitales, la Belleza, los pies y manos, la Proporción.
Y cuando tú suspiras entre besos, escucho la blanca Belleza también suspirando por aquella hora cuando todo deberá consumirse cual rocío.
La belleza incita a los ladrones aún más que el oro.
La belleza, sin necesidad de valedores, persuade por sí misma los ojos de los hombres.
El misterio que se esconde tras la belleza de las mujeres está fuera del alcance de las simples emociones humanas hasta que lo desentraña el misterio aún más profundo de nuestras propias almas.
La belleza es una idea relativa, que depende de la tradición y de las costumbres, y sobre todo de los gustos personales, que el lector puede no compartir.
Del camino del Go, la belleza de Japón y del Oriente se habían desvanecido. Todo se había vuelto ciencia y reglas. El camino hacia el ascenso de categoría, que controlaba la vida de un jugador, se había convertido en un meticuloso procedimiento de puntaje. Uno conducía el enfrentamiento con la única meta de ganar, y no había margen para recordar la dignidad y la fragancia del Go como arte.
La literatura no hace sino registrar los encuentros con la belleza.
Desde que la ausencia se interpuso entre nosotros no he encontrado figura comprable a tu belleza.
No precisa agua de manantiales, pues tiene mis ojos, ni sol, con la belleza de su figura.
La belleza de la ciudad era, ni más ni menos, la belleza de sus heridas.
La belleza ha terminado por recurrir a la verborrea El color prohibido, 1951
La belleza viril se ve exaltada justamente por el autocontrol y por la aceptación de las normas de comportamiento.
search