Las mejores 12 Frases de Ansia - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Ansia

Aguilar pensó increí­ble, qué ansia de cielo, casi todas las banderas de la tierra tienen astros y ninguna que yo sepa tiene a la propia tierra. " Delirio " (2004), Laura Restrepo
Autor:" Delirio " (2004) Laura Restrepo
Amor: eso que el corazón ansí­a dolorosamente. " Diario de un mal año " (2007), J. M. Coetzee
Autor:" Diario de un mal año " (2007) J. M. Coetzee
¿Pero cómo podí­a haber estado tan segura de que la idea funcionarí­a? ¿Cómo podí­a haber sido tan torpe? Quizá cuando la gente desea tan desesperadamente una cosa, esa misma ansia les hace creer en cualquier cosa que pueda proporcionársela. " El corazón es un cazador solitario " (1940), Carson McCullers
Autor:" El corazón es un cazador solitario " (1940) Carson McCullers
Se conoce que lo arrastraba el ansia. Y el ansia siempre deja huella. " El llano en llamas " (1953), Juan Rulfo
Autor:" El llano en llamas " (1953) Juan Rulfo
Nuestra más grave y definitiva perversión es esa ansia de arriesgar nuestras vidas. Venimos de la noche y vamos hacia la noche. ¿Qué necesidad hay de vivir en la noche? " El mago " (1965), John Fowles
Autor:" El mago " (1965) John Fowles
Ustedes no entienden eso, pero las mujeres tenemos ansia de seguridad. Como decí­a la descocada de Rómula, sin ropa de hombre en la casa, no es vida. La más aventurera de nosotras clama por un puerto, por un hogar sólido, por un protector. Cuando lo vi a Gustav, me dije: í‰ste es el marido que busco: experimentado, tranquilo, varonil. Hay momentos en que la mujer necesita a su lado un hombre de veras. " Historias de amor " (1972), Adolfo Bioy Casares
Autor:" Historias de amor " (1972) Adolfo Bioy Casares
¡Mi espí­ritu desconsolado te busca con ansia infinita y has dejado mi alma marchita y tú también te has marchitado!
Si a la bella se suma la discreta, y nuestra vista bebe su dulzura colmando el corazón de ansia secreta, del amor al asedio que perdura pidiendo estadio la beldad nos reta como bravo adalid en su armadura.
Extático ante ti me atrevo a hablarte: ardiente como tú mi fantasí­a, arrebatada en ansia de admirarte intrépidas a ti sus alas guí­a.
Y era esencia tan dulce y regalada la de su carne en flor, la de su boca por enjambres de besos habitada, la de su axila, ¡Leche con canela!, que un ansia de gozarla me extenuó.
Si en la lid el destino te derriba; si todo en tu camino es cuesta arriba, si tu sonrisa es ansia insatisfecha, si hay faena excesiva y vil cosecha, si a tu caudal se anteponen diques... Date una tregua ¡pero no claudiques!
search