Las mejores 12 Frases de Amorosa - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases sobre Amorosa

La verdad es esplendor y no definición. Y su fuerza no es la comprensión, sino la amorosa energí­a que el espí­ritu libera. " Más fuego, más viento " (2002), Susanna Tamaro
Autor:" Más fuego, más viento " (2002) Susanna Tamaro
Diferente a la sexualidad de segunda mano, lo sexy de un cuerpo (que no es su belleza) depende de que sea posible marcar (fantasmar) en él la práctica amorosa a la cual se le somete en pensamiento (se me ocurre precisamente ésta, y no tal otra). Asimismo, distinguidas dentro del texto, se dirí­a que hay frases sexy: frases que turban por su aislamiento mismo, como si detentaran la promesa que se, nos hace a nosotros, lectores, de una práctica de lenguaje, como si fuéramos a buscarlas en virtud de un goce que sabe lo que quiere. " Roland Barthes por Roland Barthes " (1975), Roland Barthes
Autor:" Roland Barthes por Roland Barthes " (1975) Roland Barthes
Esa fue la primera vez que estuvimos juntos. Una experiencia interesante de veras, pero no trascendental. Claro que no habí­a esperado que lo fuese, no con él. Estaba decidida a evitar el enredo sentimental. Una aventura pasajera era una cosa; Una relación amorosa, otra completamente distinta. Estaba bastante segura de mí­ misma. No iba a entregar mi corazón a un hombre del que apenas sabí­a nada. " Verano " (2009), J. M. Coetzee
Autor:" Verano " (2009) J. M. Coetzee
Y de repente busca una boca nuestra boca, y unas manos oprimen nuestras manos y hay una amorosa voz que nos dice: "Despierta. Estoy yo aquí­. Levántate". Y vivimos.
Simplemente, considero que la polí­tica es la actuación pública de pasiones privadas. Incluyendo, sobre todo, acaso, la pasión amorosa. Pero las pasiones son formas arbitrarias de la conducta y la polí­tica es una disciplina. " La Silla del íguila " (2003), Carlos Fuentes
Sabemos utilizar la estrategia amorosa sólo cuando no estamos enamorados.
Es digno de especial consideración el hecho de que la costumbre pueda ocupar perfectamente el puesto de la pasión amorosa: exige una presencia no tanto agradable como cómoda, pero luego resulta invencible.
Riendo, Asiak se soltó el pelo, se levantó las mancas y hundió las manos en la tinaja de la orina; luego se pasó los dedos por el pelo para que estuviera suave y brillante. Entonces, usando como espejo la tinaja, se peinó con una espina de salmón, levantó los cabellos y los fijó con espinas de pescado. Después sacó de la lámpara un poco de grasa semi-derretida por la llama y se untó el rostro. Resplandeciente y sonriendo, se sentó junto al hombre blanco, que habí­a seguido con ojos perplejos estos preparativos. í‰l fue retrocediendo aterrorizado hasta el extremo del banco, mientras ella se le acercaba, ofreciéndole, amorosa, su sonrisa.
Y ni condenas ni odios, sino amor resignado y amorosa paciencia nos acercan a la meta sagrada.
Generalmente creemos que el amor es algo que te va a dar el otro. Cuando, en realidad, el amor es lo que yo doy, lo que yo comparto. Todos somos energí­a amorosa y nos damos cuenta de esto cuando la compartimos.
(...) Pero una aventura amorosa vino a destruir en un momento todas estas buenas disposiciones.
search