Las mejores 166 Frases de Ambición - FrasesWiki.com

Encontramos 166 frases sobre Ambición

¡Pero la guerra se hace para satisfacer la ambición de las personas, por afán de ganancia material para unos pocos, causando una terrible miseria a innumerables hogares, destrozando los corazones de centenares de hombres y mujeres!
El lenguaje es el gran instrumento de la ambición humana
No es mi ambición esto de estar en guerra, pero sí lo es crear un nuevo estado nacional y social de la más alta cultura.
Me propuse alejar de mí toda sospecha relativa a sentimientos de ambición que nunca tuve.
Hay una ambición que deberían tener todos los escritores: ser testigos y gritar cada vez que se pueda y en la medida de nuestro talento, por quienes se hallan en servidumbre
Nada de lo verdaderamente valioso surge de la ambición o de un mero sentido del deber.
La ambición de un lector no conoce límites.
La ambición es la causa ordinaria de todas las guerras. La tiranía es la causa de todas las revoluciones
Sentía que se había producido en mi un gran cambio: mi emoción era mucho menos triste que el abatimiento en que estaba sumido hacía mucho tiempo. La tristeza de la separación se mezclaba con vagas pero dulces esperanzas, con la espera impaciente del peligro y con el sentimiento de una noble ambición. La noche se me hizo corta.
Aunque entonces tenía yo solamente quince años y no podía juzgar sobre mi verdadera fuerza, o, por mejor decir, debilidad, me resultaba bien claro que no debía envanecerme demasiado por este éxito, ya que mi adversario -un señor anciano y muy simpático- carecía de toda ambición de lucha y, lo que era peor, de verdadera clase de ajedrecista.
Los libros son, de entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la ambición les impiden decirme lo que debo hacer.
Llénate de ambición, ten el empeño, ten la más loca, la más alta mira. No temas ser espíritu, ser sueño, ser ilusión, ser ángel, ser mentira... la verdad es un molde, es un diseño, que rellena mejor quien más delira
Mi mayor ambición es nunca aburrirme. No soy lo suficientemente agresiva para correr con todas mis fuerzas después de ser actriz.
Ser visto es la ambición de los fantasmas, ser recordado, la de la muerte.
En los años de mi adolescencia y en los primeros de mi juventud he creído firmemente que yo había nacido para cultivar las ciencias filosóficas y políticas y para ser un astro esplendoroso dentro de ellas. Llegar a ser un sabio respetado y solemne fue mi única ambición entre los quince y los veinte años.
La lucha por la existencia, y el sentimiento de noble ambición, de adquirir un nombre notable, fueron las pasiones que le dominaron. Su espíritu, su imaginación oriental, su naturaleza exuberante de ternezas, se concentró cual un gusanillo dentro de su capullo, en el ambiente cálido e incitante de París.
La ambición de poder es una mala hierba que sólo crece en el solar abandonado de una mente vacía.
Lo mismo que los hombres con ambición por valores materiales no escarban en el basurero municipal, sino que se aventuran en montañas solitarias en busca de oro -los hombres con ambición por valores intelectuales no se sientan en su patio trasero, sino que se aventuran en busca de de los elementos más nobles, más puros y más costosos. Yo no disfrutarí­a del espectáculo de Venbenuto Cellini haciendo tartas de barro.
... encuentro que el género humano es execrable en general y los hombres, por su orgullo y desmedida ambición, en particular.
La ambición es como un torrente: no mira nunca hacia atrás.
Aun aquellas proezas que inmortalizó la fama como últimos esfuerzos del celo por el bien público acaso fueron más hijas de la ambición de gloria que del amor de la patria.
La propensión al imperialismo es una de las fuerzas elementales de la naturaleza humana, lo mismo que la ambición de poder. Unas veces se trata del imperialismo del dólar, otras, de un imperialismo religioso o de un imperialismo artístico. Pero es siempre un signo de la fuerza vital del hombre. Mientras uno vive es imperialista, cuando ha muerto, ya no lo es...
Se ha declamado mucho contra el positivismo de las ciudades, plaga que entre las galas y el esplendor de la cultura corroe los cimientos morales de la sociedad, pero hay una plaga más terrible, y es el positivismo de las aldeas, que petrifica millones de seres, matando en ellos toda ambición noble y encerrándoles en el círculo de una existencia mecánica, brutal y tenebrosa
El mundo se dividirá en dos, izquierda y derecha. Una tercera postura será en abrazo se dirá, pero el abrazo será de castigo. El uno por ambición, el otro por traidor. Rusia avanzará, China será tras él. Abrazo de extremos
La ambición es el camino al éxito, la tenacidad, el vehículo en que se llega.
Mi ambición ha sido siempre hacer realizables los sueños
Sólo tengo una ambición: ver a la humanidad toda junta, negros, blancos, todo el mundo viviendo juntos
¿Y nos admiramos cómo se ha perdido la república, viendo que la ambición del mando nos sigue hasta el borde del precipicio?
La dificultad de cometer suicidio está en esto: es un acto de ambición que se puede cometer sólo cuando se haya superado toda ambición.
Todos los pecados tienen su origen en el complejo de inferioridad, que otras veces se llama ambición.
Mi ambición está limitada por mi pereza.
Mi ambición en la vida es dejar marca allá por donde voy, en el Real Madrid estoy dejando mi marca y quiero continuar así
La ambición suele hacer traidores.
Así como la ambición es la raíz de todo mal, la miseria es, a mi juicio, la peor de todas las asechanzas.
Todo aquel que tenga un poco de curiosidad y ambición, estará tentado, en algún momento de su carrera, a probarse en un nuevo terreno. Arriesguese, pero antes de hacerlo, investigue todo lo que pueda acerca del campo en el que se va a meter. Asegúrese de que tiene la mentalidad adecuada para el nuevo trabajo
Cualquier mujer que aspire a comportarse como un hombre, seguro que carece de ambición.
Las cuatro condiciones para la felicidad: el amor de una mujer, la vida al aire libre, la ausencia de toda ambición y la creación de una belleza nueva
La ambición no es excusa para no tener la sensatez suficiente de ser perezoso.
Bien sabido es que la ambición tanto puede volar como arrastrarse.
Bien sabido es que la ambición tanto puede volar como arrastrarse.
La ambición no siente ningún riesgo.
La ambición no siente ningún riesgo.
La ambición es implacable. Cualquier mérito que no puede utilizar lo considera despreciable
Desconfíen del rencor de los solitarios que dan la espalda al amor, a la ambición, a la sociedad. Se vengarán un día de haber renunciado a todo eso.
La voluntad obstinada de perseguir una ambición propia es verdaderamente una fuerza que puede hacer superar obstáculos.
Recuerda que debes conducirte en la vida como en un banquete. ¿Un plato ha llegado hasta ti? Extiende tu mano sin ambición, tómalo con modestia. ¿Se aleja? No lo retengas.
...,con la cara más dura que una piedra, hemos depuesto todo pudor, abandonado todo sentido de la vergüenza e imitamos, igualamos, dejamos atrás a los paganos en avaricia, ambición, lujo, fasto, tiranía.
La envidia, los celos, la ambición, todo tipo de avidez, son pasiones: el amor es una acción, la práctica de un poder humano, que sólo puede realizarse en la libertad y jamás como resultado de una compulsión.
Confieso que tengo una ambición, una sola y gran ambición personal: quisiera que el nombre de Evita figurase alguna vez en la historia de mi patria. Y me sentiría debidamente, sobradamente compensada si la nota terminase de esta manera: De aquella mujer sólo sabemos que el pueblo la llamaba, cariñosamente, Evita
Hay en el diccionario tres palabras que causan la ruina del rico, y tres que causan el bienestar del pobre, son las primeras: lujo, ambición y soberanía, las segundas: trabajo, honradez y economía
Ser poeta no es una ambición mía, es mi manera de estar solo
La ambición por tener poder y dinero muchas veces sirve de tapadera de carencias que no pueden adquirirse como los bienes materiales
Cinco grandes enemigos de la humanidad están dentro de nosotros mismos: la avaricia, la ambición, la envidia, la ira y el orgullo. Si nos despojamos de ellos, gozaremos de la más completa paz
El ejército que mando se compone de vuestros hermanos, de vuestros parientes y de vuestros amigos. Yo mismo soy uno de vosotros. No tenemos todos otra ambición que restituiros al goce de vuestra libertad
¡La ambición! Inmortal óleo divino con que Dios purifica el barro humano.
Cuando los grandes hombres se dejan abatir por la duración de sus infortunios, demuestran que sólo los soportaban por la fuerza de su ambición, y no por la de su ánimo, y que, sin más diferencia que una gran vanidad, los héroes son iguales que los demás hombres.
Esas acciones grandiosas y espléndidas que deslumbran, según los políticos son efecto de grandes designios, pero por lo común tan solo son efecto del talante y de las pasiones. Así, la guerra de augusto con antonio, que se atribuye a la ambición de ambos por llegar a ser dueños del mundo, tal vez no fue más que una consecuencia de la envidia.
Se ha hecho una virtud de la moderación para limitar la ambición de los grandes hombres y consolar a los mediocres de su poca suerte y escaso mérito.
La ambición está más descontenta de lo que no tiene que satisfecha de lo que tiene.
Creo que mi mayor ambición en la vida es transmitir a otros lo que sé
Es mi ferviente deseo y mi mayor ambición el dejar un trabajo con algunas instrucciones útiles para los pianistas futuros.
Oh, esos pobres pí­caros que están en las grandes ciudades de la polí­tica mundial, hombres jóvenes, dotados, torturados por la ambición, que consideran su deber decir su palabra acerca de todos los sucesos... ¡Y siempre sucede algo!
No habrá risa, no habrá arte, ni literatura ni ciencia, sólo habrá ambición de poder, cada día de una manera más sutil.
La Ambición, la Presunción, la Temeridad, la Opresión, la Tiranía y otras compañeras y servidoras de estas diosas no es preciso que se las lleve consigo allí donde sería necesario que estuvieran todas ociosas por no haber campo suficiente para ellas.
Las personas no pueden ser desarrolladas en la sencillez y el silencio. Solo a través de probarse a si mismo y la experiencia del sufrimiento, puede ser el espíritu fortalecido, la ambición inspirada y el éxito conseguido.
No tengas ambición personal, y así to consolarás de vivir o de morir venga lo que viniere
Muchos triunfarían en las pequeñas cosas, si no se dejaran llevar por la ambición.
Muchos triunfarí­an en las pequeñas cosas, si no se dejaran llevar por la ambición.
De haber sido yo un literato, hubiese podido quizá moralizar sobre la futileza de toda ambición.
Luchamos porque estamos demasiado estrechamente atados, porque vivimos en condiciones de esclavitud económica y de ambición moral. Hasta tanto no sea aflojadas nuestras ligaduras, no podrán triunfar finalmente el deseo de creación sobre el deseo de destrucción. Debemos estar en paz con nosotros mismos antes de poder estar en paz con nuestro prójimo
Mediante una revolución acaso se logre derrocar un despotismo personal y la opresión generada por la codicia o la ambición, pero nunca logrará establecer una auténtica reforma del modo de pensar, bien al contrario, tanto los nuevos prejuicios como los antiguos servirán de rienda para esa enorme muchedumbre sin pensamiento alguno.
Sé hombre, sé justo, y admite que, encima de la ambición, de la intriga y del odio, está la Patria, está la eternidad del pueblo, y que ahí debemos encontrarnos siempre, aún si no estamos siempre de acuerdo.
Suprime la vanidad en las mujeres y habrás suprimido la mitad, por lo menos, de ambición en los hombres
La ambición me lleva no sólo a donde ningún hombre ha ido antes, sino a donde creo que es imposible que un hombre vaya
Ambición... Es la última enfermedad de las mentes nobles
Ambición... Es la última enfermedad de las mentes nobles.
Un hombre sabio se cura de la ambición por la ambición propia, y su objetivo es tan elevada que las riquezas, la oficina, la fortuna, y el favor de no satisfacerlo.
Ambición y amor son las alas de las grandes acciones.
La primera y más elevada ambición que pueda tener un hombre es la de cumplir con su deber y la de gobernar su alma, que es su verdadero reino
El tiempo es el único crítico, sin ambición.
Una constitución democrática que no se apoye sobre instituciones democráticas en sus detalles, sino que se limite al gobierno central, no sólo no es libertad política, sino que con frecuencia crea un espíritu que es precisamente el opuesto, llevando hasta las capas más bajas de la sociedad el deseo y la ambición de dominio político.
La ambición suele llevar a las personas a ejecutar los menesteres más viles. Por eso, para trepar, se adopta la misma postura que para arrastrarse
La ambición suele llevar a los hombres a ejecutar los menesteres mas viles: Por eso para trepar se adopta la misma postura que para arrastrarse.
La ambición suele llevar a los hombres a ejecutar los menesteres más viles: por eso para trepar se adopta la misma postura que para arrastrarse.
La vida y la personalidad egoístas, burocráticas, apocadas, del profesor decorativo y afortunado, influyen inevitablemente en la ambición, el horizonte y el programa del estudiante de tipo medio. Profesores estériles tienen que producir discípulos estériles.
Sacrificaría mi existencia, antes de echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición.
Tú no serás caudillo si en la masa sólo ves el escabel para alcanzar altura. Tú serás caudillo si tienes ambición de salvar todas las almas.
Es difícil mantener la ambición del Barcelona. No es sencillo ganar todos los años, el tercero, el cuarto, no sé qué hace Guardiola que tiene a todos los jugadores contentos. Encuentra sitio a todos, además maneja la cantera.
Será mi ambición no tener descanso ni reposo hasta que el último judío haya salido de Berlín.
Yo no tengo ninguna ambición política para mi o mis hijos
Lo que (Sanchis Banús) deja a los suyos no reclama presencia de notario: conducta. Es todo cuanto yo pido a los dioses benévolos que me permitan conservar para los míos. Cuanto la ambición pudiera allegar en faenas duras, en afanes lastimosos, no vale lo que una bella conducta.
La ambición nace para satisfacer el deseo y si no la detenemos termina ocupando el lugar de lo deseado.
Poesía... Tristeza honda y ambición del alma ¡cuándo te darás a todos... A todos, al príncipe y al paria, a todos... ¡Sin ritmo y sin palabra!
Correr el hombre debe, y con brío hacerse grande por la ambición.
Su ejemplaridad fue máxima cuando creyó que resistir en la Moncloa era un mal servicio a España. Su decisión no fue hija de la desgana de poder, porque en pocas personas se habrá dado tanta y tan noble ambición de Gobierno como en Adolfo Suárez.
La ambición es el último refugio de todo fracaso.
La sangre sólo sirve para lavar las manos de la ambición.
¿Napoleón emperador? Es un hombre como los demás -dijo Beethoven a su discípulo -. ¡Ahora va a pisotear todos los derechos humanos, sólo se guiará por su ambición, querrá ponerse por encima de todos, y se convertirá en un tirano!
La ambición inutiliza la paz.
El sufrimiento de unos puede ser provocado por la ambición de otros.
Yo quería hacer de mi mujer la esposa ideal. Mi ambición era hacerla vivir una vida de pureza total, que aprendiera lo que yo aprendiera y que identificara su vida con la mía. Ignoro si Kasturbai tenía las mismas ambiciones
Yo quería hacer de mi mujer la esposa ideal. Mi ambición era hacerla vivir una vida de pureza total, que aprendiera lo que yo aprendiera y que identificara su vida con la mía. Ignoro si Kasturbai tenía las mismas ambiciones. (22 de febrero de 1944). (Fallecimiento de su esposa).
La ambición embriaga más que la gloria.
La ambición embriaga más que la gloria.
La ambición es un vicio, pero puede ser madre de la virtud
Un hombre noble compara y estima a sí mismo por una idea que es superior a él, y un hombre malo, por uno menor que él. La produce una aspiración, y el otro ambición, que es la forma en la que un hombre vulgar aspira
La ambición de dominar los entendimientos es la más violenta de las pasiones.
La ambición de dominar los entendimientos es la peor de las ambiciones
La ambición de dominar sobre los espíritus es la mas poderosa de todas las pasiones.
La ambición jamás se detiene, ni siquiera en la cima de la grandeza
Lo fundamental que aprendimos de Orson Welles fue el poder de la ambición. En cierto modo es el hombre que más vocaciones de director cinematográfico ha despertado a lo largo de la historia del cine.
Busca serenamente la felicidad y evita la ambición, aunque ésta sea en apariencia tan inofensiva como la que persigue el camino de la ciencia.
Es vil superstición. Y así, la meta de los valientes se convierte en vaivén de necios, la noble ambición de personas elevadas, en juguete de esas liebres domesticadas.
Yo era pobre, pero sabía que la vida es hermosa y no tenía otra ambición que descubrir con nuevos significados la profunda de los vínculos que me unían a la tierra.
Ambición es, pero ambición generosa, la del que pretende mejorar su estado sin prejuicio de tercero.
Pocas o ninguna vez se cumple con la ambición que no sea con daño de tercero.
La gran ambición de la mujer es inspirar amor
Un hombre no es desdichado a causa de la ambición, sino porque ésta lo devora.
Era el sueño de su vida súbitamente convertido en realidad, la riqueza y el lujo que siempre había deseado. Su ambición de fasto y poder era capaz de hacerla enfermar, era un instinto devorador que seguramente sólo la riqueza lograría apaciguar.
Un deseo ardiente de ser y de hacer es el punto inicial desde el que el soñador debe lanzarse. Los sueños no están hechos de indiferencia, pereza, ni falta de ambición
...El aforismo, la sentencia en que yo soy maestro y el primero entre los alemanes, son las formas de la eternidad, mi ambición es la de decir en diez frases lo que otro dice en un libro, lo que ningún otro dice en un libro...
Oh, esos pobres pícaros que están en las grandes ciudades de la política mundial, hombres jóvenes, dotados, torturados por la ambición, que consideran su deber decir su palabra acerca de todos los sucesos... ¡Y siempre sucede algo!
Es un embuste aquello de que Bolivia se hizo contra la realidad geográfica e histórica. Sólo por el capricho y la ambición de los doctores altoperuanos.
Creo que, en la vida práctica, el éxito, el auténtico éxito, tiene algo un tanto indecoroso, hay algo en la ambición que es siempre indecoroso.
La ambición es el último refugio del fracaso.
El estilo de vida americano depende de la ambición, y mi nuevo hombre tiene que carecer totalmente de ambiciones. (... ) No le interesará acumular trastos, y la economía depende de eso. Todas tus agencias publicitarias están metiéndote en la cabeza la idea de acumular cada vez más cosas.
Tengo 25 años, 70 centavos en el bolsillo y una sola ambición: llegar a ser actor.
La poesía es la ambición de discurrir, que aspira a verse cargada de más sentidos y ungida de más música, que el lenguaje ordinario.
No me preparo a mi vez para convertirme en maestro. No por falta de ambición o porque una persona eminente me humille, sino, porque, como discípulo, me he internado en una vía fecunda cuya progresión basta para colmar mis aspiraciones intelectuales
La ambición es el excremento de la gloria.
[ ¿Y cuál es el gran mal del mundo? ] Lo tengo clarísimo: la ambición de poder y de dinero. Es la madre de todas las desgracias que han sucedido y se sucederán.
Aunque la ambición sea en si misma un vicio es, con frecuencia, causa de virtudes.
Aunque la ambición sea un vicio, no obstante, a menudo es causa de virtud.
La ambición es un vicio, pero puede ser madre de la virtud.
La ambición más legítima y más pura para subir se arrastra hacia la altura.
Lo peor de la ambición es que no sabe bien lo que quiere.
A veces renunciamos voluntariamente a la paz, impulsados por las fuerzas tentadoras del poder, la ambición y la curiosidad
El general Pinochet no ha sido claro con el país Le voy a recordar, general Pinochet, que el día del plebiscito de 1980 dijo Presidente Pinochet no sería candidato en 1989 Y ahora, le promete al país otros ocho años con tortura, con asesinato, con violación de los derechos humanos. Me parece inadmisible que un chileno tenga tanta ambición de poder, de pretender estar 25 años en el poder
Difícil es templar en el poder a los que por ambición simularon ser honrados.
A la edad de seis, quería ser cocinero. A los siete quería ser Napoleón. Desde entonces mi ambición ha crecido sin cesar.
A los seis años quería ser cocinero. A los siete quería ser Napoleón. Mi ambición no ha hecho más que crecer, ahora sólo quiero ser Salvador Dalí y nada más. Por otra parte, esto es muy difícil, ya que, a medida que me acerco a Salvador Dalí, él se aleja de mí
Hasta de males hay ambición
Sola es loable la ambición por no perder el tiempo.
Una esperanza reaviva otra esperanza, una ambición, otra ambición.
Hasta de males hay ambición.
Hay que coger el presupuesto y adaptarlo a la ambición del proyecto. Si no quieres hacer eso porque no tienes dinero suficiente, será mejor que vayas a buscar más, y si no consigues más entonces olvídate del proyecto
En tanto que nuestros compatriotas no adquieran los talentos y virtudes políticas que distinguen a nuestros hermanos del norte, los sistemas enteramente populares, lejos de sernos favorables, temo mucho que vengan a ser nuestra ruina... Estamos dominados de los vicios que se contraen bajo la dirección de una nación como la española, que sólo ha sobresalido en fiereza, ambición, venganza y envidia.
Mi único amor siempre ha sido el de la patria, mi única ambición, su libertad.
Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción, la ambición, la intriga, abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico o civil, adoptan como realidades las que son puras ilusiones, toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia
La ambición se alimenta de todo, hasta de otras ambiciones
La ambición se alimenta de todo, hasta de otras ambiciones.
El sufrimiento de unos puede ser provocado por la ambición de otros
Las mujeres que buscan ser iguales a los hombres carecen de ambición.
Un hombre soporta el dolor como un castigo no merecido, una mujer lo asume como su patrimonio natural. A las mujeres que pretenden ser iguales que los hombres les faltan ambición
Esta reducción de la sociedad a una tenue membrana de interacciones entre individuos privados se presenta hoy como la ambición de los liberales y de los partidarios del mercado libre. Pero nunca deberíamos olvidar que primero, y sobre todo, fue el sueño de los jacobinos, los bolcheviques y los nazis.
La estrategia es la manera de organizar los recursos. (...) Todo gran artista del espectáculo, político, padre de familia o patrono sabe que para triunfar no basta con los recursos, es preciso utilizarlos del modo más eficaz. Buscar una estrategia equivale a admitir que el talento y la ambición, por sobresalientes que sean, siempre necesitan encontrar un camino bien orientado.
Señor, en la Gloria estamos en crisis, porque en el mundo los hombres están en decadencia... No tienen ambición. No sueñan.
Mi única ambición es llegar a escribir un día más o menos bien, más o menos mal, pero como una mujer.
En el desprecio de la ambición se encuentra uno de los principios esenciales de la felicidad sobre la tierra.
Los celos cuando son furiosos, producen más crímenes que el interés y la ambición.
Se baja por la ambición y la sed de alabanza.
La ambición es con frecuencia el único refugio que la vida deja a los afectos engañados o no correspondidos.
La ambición en sí, no es realmente más que la sombra de un sueño.
La ambición y la audacia se manifiestan también después de haber pasado por miles de dificultades y haberlas superado.
La ambición y la audacia vencen también, después de salvar infinidad de obstáculos.
search