Las mejores 551 Frases de Agua - FrasesWiki.com

Encontramos 551 frases sobre Agua

, donde los efectos de la contaminación del agua se ven de manera más profunda y trágica en los elevados índices de muerte a causa de cólera, tifus, disentería y diarrea.
Si se funde la mitad de la Antártida, Wall Street, la capital financiera del mundo, quedará sumergida bajo el agua.
¿Qué sabe el pez del agua donde nada toda su vida?
El agua es el alma madre de la vida y la matriz, no hay vida sin agua.
El agua es el alma madre de la vida y la matriz, no hay vida sin agua.
...tiene que beber arena el que no bebe agua nunca.
Así como cuando vivía Jesús iba usted, ¡Oh Madre!, con el cántaro sobre la cabeza a sacar agua de la fuente, venga ahora a tomar agua de la gracia y tráigala, por favor, para nosotros que tanto la necesitamos.
¿Quién vive más? ¿Aquél que usa heroína por dos años y muere, o quien vive con rosbef, agua y papas hasta los noventa y cinco? El primero pasa sus veinticuatro meses en la Eternidad. Todos los años del come-rosbef sólo los vive en el tiempo.
Flores amarillas constelan un círculo de tierra azul. El agua tiembla llena de viento.
Las palabras/ no hacen el amor/ hacen la ausencia/ si digo agua ¿beberé?/ si digo pan ¿comeré?
Carolina.- El Danubio no es un río, es una melodía de agua.
Si cierro mis manos, el agua se escurre
Quienes en el desierto ofrecen su agua en el abismo entregan sus alas.
El amor es como el agua, si alguien no la mueve se estanca.
Sobre la superficie de una corriente rápida es imposible distinguir los reflejos, tanto próximos como lejanos, aunque el agua no sea turbia, aunque la espuma no la cubra, la constante oscilación de la corriente, el inquieto burbujear del agua hacen que los reflejos sean deformes, imprecisos, incomprensibles.
El delito sólo existe para los pobres, mientras los ricos y poderosos andan inventando nuevas leyes para impedir que los pobres se rebelen y ellos sigan robando al pueblo en los bancos, telefonía, recibos de luz, agua, gas, impuestos…
Sobre la superficie de una corriente rápida es imposible distinguir los reflejos, tanto próximos como lejanos; aunque el agua no sea turbia, aunque la espuma no la cubra, la constante oscilación de la corriente, el inquieto burbujear del agua hacen que los reflejos sean deformes, imprecisos, incomprensibles.
Bebe de las rocas, duerme sobre escarcha, renueva tejidos con salitre y agua, habla con los pájaros y llévate al alba. Y cuando las carnes te sean tornadas, y cuando hayas puesto en ellas el alma que por las alcobas se quedó enredada, entonces, buen hombre, preténdeme blanca, preténdeme nívea, preténdeme casta.
¿De qué desierto antiguo eres memoria que tienes sed y en agua te consumes y alzas el cuerpo muerto hacia el espacio como si tu agua fuera la del cielo?
Víbora mugrienta, lombriz de agua puerca por tercera base...
Nunca se puede decir de esta agua no beberé, porque la vida da muchas vueltas, y luego puedes tener mucha sed
La sinfonía sacra de los seres, los vientos, los bosques y las aguas, en el lenguaje mudo de tus ojos que, mirándome, hablan.
Procede como Dios que nunca llora, o como Lucifer, que nunca reza, o como el robledal, cuya grandeza necesita del agua y no la implora... ¡Que muerda y vocifere vengadora, ya rodando en el polvo, tu cabeza!
La vida debe tener su corriente, el agua que no corre se corrompe
Lo que hace bello al desierto es que guarda agua en su interior
Sobre el agua se dibuja una historia ya dormida, en silencio escucho el verso de tu despedida
Nadie es una isla, pero todos somos media isla, una península rodeada casi por todas partes de agua negra y, a pesar de todo, unida a otras penínsulas.
La ignorancia y el error son tan imprescindibles en la vida como el pan y el agua
Nuestra alegría es igual que el agua movediza de los ríos, que sólo debe su frescor a su constante fugacidad
Los liberales odian América, odian a los patriotas, odian a los que se oponen al aborto, odian a todas las religiones excepto al Islam, después del 11 de septiembre. Incluso los terroristas islámicos no odian América tanto como los liberales. No poseen la energía necesaria. Si tuvieran tanta energía ya tendrían instaladas tuberías de agua en sus casas...
Soy como el agua y el aceite, sin algún sabor especial.
El agua de la felicidad no se nos da a beber en vasos, sino en la palma de la mano
Lo que da belleza al desierto es que esconde un pozo de agua en alguna parte.
Lo que embellece al desierto es que en alguna parte esconde un pozo de agua.
Ahora mismo el agua, la lluvia, está lloviendo
Bajo el agua, bajo el cielo diabólico de Spa-Francorchamps.
Esto es patinaje sobre agua
Cuando caminan, cabalgan a lomos de mula vieja, y no conocen la prisa ni aún en los días de fiesta. Donde hay vino, beben vino, donde no hay vino, agua fresca. Son buenas gentes que viven, laboran, pasan y sueñan, y en un día como tantos descansan bajo la tierra
Dios no es el mar, está en el mar, riela como luna en el agua, o aparece como una blanca vela, en el mar se despierta o se adormece
Es bueno el que guarda, cual venta del camino, para el sediento agua, para el borracho vino
Mi corazón latía atónito y disperso...¡El limonar florido, el cipresal del huerto, el prado verde, el sol, el agua, el iris! ¡el agua en tus cabellos!... Y todo en la memoria se perdía como una pompa de jabón al viento
...el primer cuerpo es uno distinto de la tierra, el fuego, el aire y el agua, llamaron éter al lugar más excelso, dándole esa denominación a partir del hecho de desplazarse siempre por tiempo interminable.
Pero si lo infinito estuviera constituido por un número limitado de partes, cada una de éstas (quiero decir por ejemplo, el agua o el fuego) sería también, necesariamente, infinita. pero eso es imposible: pues se ha demostrado ya que ni la gravedad ni la levedad son infinitas.
Me agradan las mujeres hermosas que se lavan con agua pura, los chistosos que no preparan sus chistes y los literatos que escriben sin pensar en la imprenta.
¡Cuán fácil es dejarnos arrastrar por aquello que nos es fácil! Así yo, puesto a escribir novelas, me hallé cautivo de ellas y tan contento como el pez en el agua.
Me tomo un vaso de agua y muero en la sed de tu cuerpo.
Es hermosa la pausa entre los vientos que vienen y van y el dulce silencio de las orillas donde el agua rompe y se va.
La riqueza es como el agua salada, cuanto más se bebe, más sed da.
La riqueza es como el agua salada: cuanto más se bebe, más sed da, lo mismo ocurre con la gloria
La riqueza se parece al agua de mar, cuanta más bebemos, tanto más sedientos nos sentimos.
La riqueza semeja al agua de mar: cuanto más se bebe de ella, tanto más sediento se vuelve uno
El amor es como el agua, si algo no lo agita, se echa a perder.
El amor es como el agua, si no hay algo que lo agite, se pudre
Yo no entiendo a la gente a la que le gusta trabajar y hablar de ello como si fuera una especie de deber maldito. Al no hacer nada es como estar flotando en el agua caliente. Encantador, perfecto.
El agua es realmente una sustancia que ayuda a hacer el alimento fluido y atenuado, para que así pueda fluir fácilmente dentro de los vasos sanguíneos y fuera de los canales excretores. La nutrición no puede llevarse a cabo sin ella, es la criada de la nutrición.
Ciertamente digo: El mundo es como un vapor en un desierto, el sediento sueña que es agua y lucha por alcanzarlo con todas sus fuerzas, hasta que cuando llega a él, encuentra que es sólo una mera ilusión.
Cuidado, no sea que los velos de la gloria os impidan beber de las aguas cristalinas de esta Fuente viva. Tomad, en este amanecer, el cáliz de salvación en el nombre de Quien hace despuntar el Día, y bebed a plenitud en alabanza de Quien es el Todoglorioso, el Incomparable.
Hay hidrópicos de la suerte que no tienen ánimo para vencerse a sí mismos si les está bailando el agua la fortuna.
Uno de los problemas más alarmantes que encara el mundo de hoy es conseguir suficiente agua potable para todos los habitantes del planeta. Con demasiada frecuencia, donde hace falta agua, lo que hay son armas.
El Señor nos ha dado muchos días de sol y ligera brisa, días en los que la pesca fue abundante, pero también momentos en los que las aguas estuvieron muy agitadas y el viento contrario, como en toda la historia de la Iglesia y el Señor parecía dormir
Considero que el barco tiene tres momentos: el nacimiento en el astillero, la vida activa en las aguas y la muerte en el cementerio de barcos. Como los seres humanos los barcos pasan por tres etapas esplendor, reparación y cementerio.
Toma consejo del vino, pero decide después con agua.
Toma consejo en el vino, pero decide con agua después.
2do. Diluvio. Noche de la noche llega ante las aguas y el fuego. Hombres meditad. El mar avanzará, inundará en diluvio, se derretirán los cascos polares. El eje de la Tierra regresará y el ecuador será polos. El mar será sangre. Final de finales
Comenzará ya la Tierra en destemplar en tormentas eléctricas, ciclones bravos, aluviones, maremotos, terremotos, hundimientos de regiones, florecimientos de desconocidas tierras, trombas trasladoras, océanos desbordados y aguas tonantes en block. Será el caos en su hora y su hora se cumplirá
Llevé la fotografía como un pato al agua. Nunca deseé hacer todo lo demás. El entusiasmo sobre el tema es el voltaje que me empuja sobre la montaña de la servidumbre necesaria para producir la fotografía final.
Siete días de bendición, cada segundo cuenta una historia de resignación. Y en este gran desierto donde un día es como el agua que nunca cayó, ya no hay lluvia para existir.
Dentro de 15 años se habrá instalado totalmente el nuevo internet, irá por vía satélite y WiFi. Funcionará solo con Windows Vista Original (toses en la sala), llegará a todas partes del mundo, y podrá convertir el agua en vino
¿Por qué me matas? ¿Y qué, no estás al otro lado del agua? Amigo mío, si estuvieras de este lado sería injusto matarte y yo sería un asesino. Pero, como estás al otro lado, esto es justo y yo soy un valiente. ¡Bonita justicia la que tiene por límite un río!
¿Puede haber algo más ridículo que la pretensión de que un hombre tenga derecho a matarme porque habita al otro lado del agua y su príncipe tiene una querella con el mío aunque yo no la tenga con él?
Venid gente, reunios, dondequiera que estéis y admitid que las aguas han crecido a vuestro alrededor y aceptad que pronto estaréis calados hasta los huesos, si creéis que estais a tiempo de salvaros será mejor que comencéis a nadar u os hundiréis como piedras porque los tiempos están cambiando...
En la abundancia de agua, el tonto tiene sed
A medida que pasaban los subvertigueros les rompían en la cabeza globitos de cristal muy delgado llenos de agua lustral y les hincaban en los cabellos bastoncillos de incienso encendidos que ardían con llama amarilla en los hombres y violeta en las mujeres.
No te establezcas en una forma, adáptala y construye la tuya propia, y déjala crecer, sé como el agua. Vacía tu mente, se amorfo, moldeable, como el agua. Si pones agua en una taza se convierte en la taza. Si pones agua en una botella se convierte en la botella. Si la pones en una tetera se convierte en la tetera. El agua puede fluir o puede chocar. Sé agua amigo mío.
Vacía tu mente, se amorfo, moldeable, como el agua. Si pones agua en una taza se convierte en la taza. Si pones agua en una botella se convierte en la botella. Si la pones en una tetera se convierte en la tetera. El agua puede fluir o puede golpear. Sé agua amigo mío
El que hace acequias controla el agua, el que fabrica flechas las hace derechas, el carpintero domina la madera y el sabio domina su mente
La habilidad que tengo es la de absorción de litro y medio de agua de un solo golpe por vía anal, si quieren pídeme una palangana y lo demuestro esto lo hace muy poca gente.
La confusión es nuestra, que olvidamos lo que hay de agua, de soplo y de inocencia en el fondo de cada uno de nosotros, terrestres.
Convencer a la nube del riesgo de la altura y de la aurora, que no es el agua baja la que sube sino la plenitud de cada hora.
Estar árbol a veces, es quedarse mirando (sin dejar de crecer) el agua humanidad y llenarse de pájaros para poder, cantando, reflejar en las ondas quietud y soledad.
Tu cuerpo es lo desnudo que hay en mí, toda el agua que va rumbo a tus cántaros...
Agua en que mil formas me encuentras siempre más libre que la luz del sol.
Para ella felicidad y vida son una y la misma cosa. Y éstos son sus poemas. Por supuesto, los poemas de una salvaja no son piedras preciosas. Sus poemas son sencillamente piedras que ruedan por el fondo de un río de cauce siempre cambiante, son el murmullo de esas piedras trashumantes por su vereda de agua.
Ya nada me distingue del mundo porque nada detengo. Pero (sopla lento el viento) cada partícula de polvo, cada gota de agua que viene en el viento, un instante antes de entrar en mí se detiene. Nada me distingue del mundo, es cierto, pero nada me traspasa. Todo, justo un instante antes de perforarme, me señala, me sostiene, me demarca.
Desnuda y adherida a tu desnudez. Mis pechos como hielos recién cortados, en el agua plana de tu pecho. Mis hombros abiertos bajo tus hombros. Y tú, flotante en mi desnudez.
Yo pensaba que también podía ser heroico escaparse por gusto, sin más, por amor a la libertad y a la alegría—no a la alegría impuesta oficial y mesurada, sino a la carcajada y a la canción que brotan de una fuente cuyas aguas nadie canaliza.
Huerta sin agua, casa sin tejado, mujer sin amor y marido descuidado, son cuatro cosas que lleva el diablo.
En la pradera yo me quiero quedar, con el murmullo del agua que va, por los arroyos sin parar de cantar, cuando hay viento nos vamos todos a bailar.
Todo el mundo es carne de diván en realidad. Nunca digas de esta agua no he de beber.
Desearte es ver todos los árboles y el cielo, el agua y el aire en ti. Mi vida se ha hecho simple, clara, ardiente, limpia.
En el agua quemante el sol refleja la mano de cenit.
Nada puede hacerme sufrir más que el espectáculo del amor. Yo solo, frente al mundo, fuera del mundo, en el mundo intermedio de la nostalgia fúnebre, de las aguas maternas, del gran claustro, del paraíso perdido, frente a ti y lejos, tan lejos que ya nada puede salvarme, ni la muerte.
Sólo un agua para lavar tanta sangre, un único camino para la felicidad. Al despertar en el sueño resplandeciente, tu rostro de castillo hirviendo en la noche.
Soñaba encontrar un muro de agua y el sol atravesándolo en el silencio.
Tu olor de cabellera bajo el agua azul con peces negros y estrellas de mar y estrellas de cielo bajo la nieve incalculable de tu mirada.
Un hombre que no bebe más que agua tiene un secreto que ocultar a sus semejantes
El prisionero soportó la primera y segunda sesiones con valor inquebrantable, pero al aplicarle la tortura del agua, que desde luego resulta insoportable para todo ser humano, tanto a la hora de sufrirla como de describirla, exclamó en un jadeante intervalo que lo revelaría todo. Le soltaron, le reanimaron, le confortaron, y al otro día hizo la siguiente confesión...
Creemos que es un error común de este tiempo, lo mismo que de tiempos anteriores, el aceptar ciertas doctrinas porque las adoptaron otros en quienes tenemos confianza. Los que se hallan en busca de la verdad deben por completo vaciar de sus vasos las aguas turbias de la tradición para llenarlos en la fuente de la verdad: la Palabra de Dios
Yo nunca me quedo parada en una cosa que sé hacer, sino que me muevo en aguas movedizas, donde no controlo, para poder aprender de qué va
Así como el agua no tiene una forma estable, no existen en la guerra condiciones permanentes.
Estos paisajes de agua y la reflexión se han convertido en una obsesión
Todo el agua del mar no bastaría para lavar una mancha de sangre intelectual.
Cuando veas el bien, procede como si nunca pudieras alcanzarlo completamente, cuando te veas frente a frente con el mal, procede como si fueras a probar el calor del agua hirviendo.
No pretendas apagar con fuego un incendio, ni remediar con agua una inundación.
Un hombre no trata de verse en el agua que corre, sino en el agua tranquila, porque solamente lo que en sí es tranquilo puede dar tranquilidad a otros.
Hacía falta tanta agua para apagar tanto fuego...
En química nunca pude aprenderme mas alla del hache dos cero del agua, nunca pude pasar de eso
Sólo tienes que dejar una huella digital en un vaso de precipitados y agitarlo con agua para obtener aminoácidos
Yo soy parte del sol, como mis ojos son parte de mi. mis pies saben perfectamente que yo soy parte de la tierra,y mi sangre es parte de la mar.no hay ninguna parte de mi que exista por su cuenta, excepto, quizás, mi mente, pero en realidad mi mente no es mas que un fulgor del sol sobre las superficies de las aguas.
El pescado conoce el agua cuando lo sacan de ella.
Luz y sombra, dos ciervas velocísimas, huyen hacia la fuente de aguas frescas, centro de todo. ¿Vivir no es más que el roce de su viento? Fuga del viento, angustia, luz y sombra: forma de todo.
No es la contaminación la que esta dañando el ambiente. Son las impurezas en nuestro aire y nuestra agua las que lo están haciendo.
Para surcar mejores aguas despliega ahora las velas la navecilla de mi ingenio, que deja tras de sí un mar tan cruel
Para surcar mejores aguas despliego ahora las velas de la navecilla de mi ingenio, que deja trás de sí un mar tan cruel.
Sed, cristianos, a moveros más formales: no seáis como pluma al viento, y no creáis que cualquier agua os lave. Tenéis el viejo y el nuevo testamento, y el pastor de la Iglesia que os guía: que ello a vuestra salvación os baste. Si mala avidez otra cosa os grita, sed hombres, y no locas ovejas, ¡que el judío, de vosotros, entre vosotros, no se ría!
Los cuatro elementos del universo son fuego, agua, tierra y vinilo.
¿Hay algo más fuerte que el agua?.
Las condiciones en el Lago Ness eran extremas, por las bajas temperaturas del agua, entre 6 y 8 grados. Fui obligado a suspenderlo cuando estaba a punto de llegar y aunque en aquel momento no quería, después lo agradecí porque mi vida corría peligro y en aquel momento yo no era consciente de la situación.
Las luciérnagas temen su reflejo en el agua.
Crecí en un barrio privado de Buenos Aires... Sí, privado de agua, de luz, de teléfono
Cada cañón que se hace, cada buque de guerra que se echa al agua, cada cohete que se lanza significa, a fin de cuentas, que se está robando de los que tienen hambre y no son alimentados, de aquellos que tienen frío y no son vestidos
Cada cañón que se hace, cada buque de guerra que se echa al agua, cada cohete que se lanza, significa, a fin de cuentas, que se está robando de los que tienen hambre y no están siendo alimentados. Este mundo armado no solo está gastando dinero. Está gastando... las esperanzas de los niños.
La luz irrumpe donde ningún sol brilla, donde no se alza mar alguno, las aguas del corazón impulsan sus mareas.
Y al otro lado de la noche, mi alma se enfrenta al horizonte, y abre las alas, cruza las aguas, llega al camino que te esconde, hoy me haces falta amor, de carne y hueso me haces falta amor.
El mundo es una gran paradoja que gira en el universo. A este paso, de aquí a poco los propietarios del planeta prohibirán el hambre y la sed, para que no falten el pan ni el agua
La divinización del mercado, que compra cada vez menos y paga cada vez peor, permite atiborrar de mágicas chucherías a las grandes ciudades del sur del mundo, drogadas por la religión del consumo, mientras los campos se agotan, se pudren las aguas que los alimentan y una costra seca cubre los desiertos que antes fueron bosque.
La divinización del mercado, que compra cada vez menos y paga cada vez peor, permite atiborrar de mágicas chucherías a las grandes ciudades del sur del mundo, drogadas por la religión del consumo, mientras los campos se agotan, se pudren las aguas que los alimentan y una costra seca cubre los desiertos que antes fueron bosques.
El tigre real, el amo, el solo, el sol de los carnívoros, espera, está herido y hambriento, tiene sed de carne, hambre de agua.
Sobre el ladrillo... Primer material creado por el dominio de la inteligencia humana sobre los cuatro elementos: tierra, aire, agua y fuego.
La vida Silvestre no es un lujo sino una necesidad del espíritu humano, y es vital para nuestras vidas como el agua y el buen pan.
Llegué como el agua y como el viento me voy.
Las mujeres son como los tés. No sabemos nuestra verdadera fuerza hasta que se encuentran en el agua caliente.
Una mujer es como una bolsita de té. Nunca sabes lo fuerte que es hasta que se encuentra en agua caliente
Con sus largos remos, parecidos a poderosas aletas, se producen remolinos en cada lado de la barca y se hace caer como lluvia de perlas las gotas sobre la superficie del agua, a voluntad se abre el líquido en surcos espumosos, y detrás se deja una larga estela donde vibra la luz serpenteando.
El aire está tan cargado de humedad, que basta cerrar los ojos para hacerse la ilusión de que se está a la orilla de un arroyo, cuyas tranquilas aguas corren silenciosas.
Guiado por el ingeniero, el movimiento torpe del agua sigue la dirección que se le traza, y se la ha distribuido por las más finas pinzas y delicadas brochas, igual que por los más fuertes engranajes de la poderosa máquina.
La historia de las naciones nos enseña cómo la fuente y el arroyo han contribuido directamente al progreso del hombre más que el océano, los montes y toda otra parte del gran cuerpo del planeta que habitamos. Costumbres, religiones, estado social, dependen, sobre todo, de la abundancia de aguas corrientes.
Lo mismo que el hombre, considerado aisladamente, la sociedad en conjunto puede compararse con el agua que corre. A todas horas, en todos los instantes, un cuerpo humano, una simple milmillonésima parte de la humanidad se rinde o se disuelve, mientras que por otra parte sale un niño de la inmensidad de las cosas, abre sus ojos a la luz y se convierte en ser pensante.
Los viajeros nos cuentan que esas aguas calientes edifican verdaderos palacios, ciudadelas y murallas de algunos kilómetros de longitud. Blancos como el alabastro, los pilares y basamentos crecen incesantemente por el depósito de las cascadas susurrantes que poco a poco ocupan la llanura.
No nos es posible tener un ensueño de felicidad, sin imaginarnos inmediatamente que flotamos con seres queridos en una barca que surca las aguas impelida por remos que se sumergen acompasadamente.
Nuestro sitio predilecto era una pequeña isla en la cual podíamos entrar, bien pasando por el molino, construido transversalmente sobre el arroyo, o resbalándonos a lo largo de una estrecha cornisa construida en forma de acera en el exterior de la casa, allí estaban las palas y adonde el molinero iba a regularizar la marcha del agua.
¿Es acaso el mar con sus aguas pobladas de vidas, con sus playas, que fueron los primeros caminos empleados por el hombre, y su superficie infinita excitando en el bárbaro el deseo de recorrerla de una a otra orilla?
Como quien toca con un dedo la punta fría del agua, mareándose de sólo su transparencia demasiada, me he puesto yo a mirar el no ser infinito que me aguarda.
La Naturaleza está separada de Él y sin embargo es El omnipresente en ella comparativamente como la luz está en el ojo, el sonido en el oído, el gustó en la lengua, ó como el éter está en la tierra y en las aguas.
Una vida en que no cae una lágrima es como uno de esos desiertos en que no cae una gota de agua: sólo engendran serpientes
No es lo que está roto, no, el agua que el vaso tiene: lo que está roto es el vaso y, el agua, al suelo se vierte.
En ocasiones he soñado cosas que no he olvidado nunca y que han cambiado mi modo de pensar. Han pasado por mi alma y le han dado un color nuevo, como cuando al agua se le agrega vino.
Tú no perderás tu sangre fría, porque por tus venas no corre más que agua helada, pero mi sangre está hirviendo y tu frialdad me excita hasta lo inconcebible.
Esto empieza a ser el vaso que colma la gota de agua
Un cielo especular es todo lo que se ve del agua invisible que lo refleja.
El verdadero Anticristo es el que convierte el vino de una idea original en el agua de la mediocridad.
Sólo como alimentos blancos: huevos, azúcar, huesos rallados, la grasa de los animales muertos, carne de ternera, sal, coco, pollo cocido en agua blanca, el moho de frutas, arroz, nabos, salchichas alcanforadas, pasta, queso (blanco),ensaladas de algodón, y algunos pescados(sin piel).
En la hacienda sólo la tía Charo y sus invitados beben agua de lluvia, refrescada en tinajas de barro. Los indios beben el agua calcárea de los pozos, cuajada de alimañas.
El agua de mis besos, ungiéndote, dirá tu verdadero nombre.
Toda el agua de los ríos no bastaría para lavar la mano ensangrentada de un homicida.
Los árboles que cantan se tronchan y se secan. Y se tornan llanuras las montañas serenas. Mas la canción del agua es una cosa eterna
Me hubiera gustado haber tomado la isla Perejil hace ocho años y que nuestros pescadores pudieran pescar en aguas de Marruecos.
El ingrato el bien escribe en el agua, el mal en piedra.
A la humanidad le espera un infierno. Un infierno de planeta, desértico y sin agua, y atestado de gente. Esa paradoja es desesperante. Ahí se entenderá en toda su magnitud la frase de Sartre sobre que el infierno son los demás
Se amplía la familia de los fondos y, junto a los clásicos, se utilizan fondos más ligeros que ejercen idéntica función (aguas, caldos, consomés, jugos de verduras clarificados, leches de frutos secos, etc.).
El matrimonio es como darse un baño de agua helada en tiempo de frío, métete de un golpe, porque si lo piensas mucho, no le entras.
El pueblo es siempre inconstante, no te fíes de él. El pueblo, el fuego y el agua no pueden ser domados nunca
El pueblo, el fuego y el agua no pueden ser domados nunca.
Fue un día maravilloso, caminó hasta tan lejos que al volver a la villa la luna muy alta iluminaba el lago con sombras púrpuras y plateadas. Como el espectáculo era grandioso no entró a la villa, sino que atrajo una silla hasta el borde del agua para respirar el perfume de la noche. Se quedó dormido.
El agua es de todos los españoles.
El Ebro ha tirado 12 trasvases al mar este año. Nadie puede entender que se vierta todo ese agua
Valencia consume mucha menos agua que Aragón y da más prosperidad a toda España
Dijo la rana al mosquito desde una tinaja: más quiero morir en el vino que vivir en el agua...
Oficio de toma y deja no es para hombres enteros, sino para aquellos que van al sabor del agua y por vivir con todos hacen gorda la vista a la justicia.
Desgraciadamente, igual que la bomba de ETA es algo habitual, las actuaciones del juez Garzón también siempre destapa algo antes de las elecciones que al final se queda en agua de borrajas, pero ya el daño está hecho, sobre Baltasar Garzón.
Con lo que odio las aguas quietas, digo, me exaspera la gente sosegada: la que arrulla que te arrulla el sueño de que el tiempo pasado fue mejor, la que no dice, ¡ejem!, esta boca es mía, este país es mío, la gente que joroba por quitarnos el aire con sus quejas de hipocondría pura y que hoy, como siempre, se la encuentra sembrando una rosa y cortando un clavel.
Acaso no haya nada tan considerable en la historia de los cristianos como Rancé rezando a la luz de las estrellas, apoyado en los acueductos de los césares, a la puerta de las catacumbas: el agua se lanzaba con fragor por encima de las murallas de la Ciudad Eterna, mientras la muerte, abajo, entraba silenciosamente en la tumba.
Vacilan y caen los hombres sufrientes, ciegos, de una hora en la otra, como aguas de roca en roca lanzados, eternamente, hacia lo incierto.
Como viento en una jaula, como agua en una criba, es el buen consejo en la oreja de la locura y del amor
Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas
Quiero volver a tierras niñas, llévenme a un blando país de aguas. En grandes pastos envejezca y haga al río fábula y fábula
Un consejo, señor, no se acerque nunca al lago... Y sobre todo, tápese los oídos si oye cantar la voz bajo el agua... la voz de la sirena.
Cuando ven a un hombre que piensa libremente, los clérigos arman un alboroto similar al de las gallinas que descubren entre sus polluelos a un patito que se lanza al agua. No piensan que algunos viven tan seguros en este elemento como ellos en seco.
El pueblo anhela oro y distinciones, y se sentiría timado si los tuviera. Entre los grandes también se ha puesto de moda envidiar al campesino su agua de manantial y su jergón de paja, y más de uno se sentiría asimismo timado si llegara a verse en ese estado. El poeta alude a un ideal, se dirá. Pero quién sabe si el campesino no idealiza a su vez el estado del gran señor.
¿No se ha admitido con un buen argumento que ni el frío ni el calor existen en el agua, puesto que ésta le parece cálida a una mano y fría a otra?
Silenciosa como una sombra. Tranquila como las aguas en calma. Rápida como una serpiente. Veloz como un ciervo. Fiera como un carcayú. El hombre que teme la derrota ya ha sido derrotado. El miedo hiere más que las espadas.
Si la simetría (...) nos ayuda a distinguir los objetos, no puede admirarnos que contribuya a hacernos disfrutar de la percepción. Porque a nuestra inteligencia le gusta percibir, no es el agua más grata a una garganta reseca que un principio de comprensión a un entendimiento confuso. La simetría esclarece, y todos sabemos cuán gustosa es la luz.
No nos hagáis beber, ¡oh!, no, esas aguas minerales, benditas o lustrales, sino buen vino, ¡por lo que más queráis!
La guitarra es un pozo con viento en vez de agua.
¡Qué pena que beber agua no sea un pecado! ¡Qué bien sabría entonces!
Huevos son los meses y también los días...Y huevo soy y seré y huevo somos y seremos. Huevos fritos. O huevos podridos. Huevos pasados por agua. O huevos en revoltillo. O huevos hervidos. O huevos redondos. Huevos. Huevos. Huevos.
Mi piel está grabada con tus señales y no hay viento ni agua que pueda lavarlas sin dejar mi nombre borroso, desteñido y sin sonrisa.
Sola yo, amor, y vos quién sabe dónde, tu recuerdo me mece como al maíz el viento y te traigo en el tiempo, recorro los caminos, me río a carcajadas y somos los dos juntos otra vez, junto al agua.
El hombre, si se lo propusiera, podría resolver todos los angustiosos problemas actuales: la guerra, el hambre, la explosión demográfica, la escasez de agua, la polución... Creo que podemos considerarnos dueños de nuestro destino.
Supongo que había que inventar las camas de agua. Ofrecen la posibilidad de beber algo a media noche sin peligro de pisar al gato.
El estilo, como el agua, es mejor cuanto menos sabe.
Los suspiros son aire y van al aire. Las lágrimas son agua y van al mar, dime mujer, cuando el amor se olvida, ¿sabes tú a donde va?
¡Los suspiros son aire y van al aire! ¡Las lágrimas son agua y van al mar! Dime, mujer, cuando el amor se olvida ¿sabes tú adónde va?
Apago tu fuego, enciende mi agua, puede que no haya certezas.
Una piedra en el agua seca por dentro, así se siente cuando la verdad es la palabra sometida.
Anhelaba las aguas profundas. Me presionaron hasta convertirme en una modosa sardina conformista cuya espina dorsal fue pareciéndose a la de las otras, suave y lacia como un aborto de lombriz.
Te mira. Te tienta peligrosamente para que te acerques. Como el abismo profundo. Como el agua oscura.
Nadie puede beber agua de un espejismo.
El fuego le lamió y le inundó y notó que se le marchitaban los delicados tejidos del cerebro. Trató de enfocar su pensamiento en el hielo. Se asió al hielo en busca de salvación, a pedazos de hielo, a montañas de hielo, a icebergs de hielo semihundidos en agua helada. Aunque su alma ardía, pensaba en el hielo.
Por supuesto, un día u otro tendré que encontrar un trabajo. Está más claro que el agua. No puedo estarme toda la vida así, de brazos cruzados. Más pronto o más tarde encontraré un trabajo. Pero ahora, si te digo la verdad, no sé muy bien qué me gustaría hacer.
Este pibe es un fenómeno, te hace un asado debajo del agua.
La música es tan sutil como el pan y el agua.
Quisiera ser un charco de agua para reflejar el cielo
¡Qué interesantes y encantadores son los juegos del cielo, el agua y la tierra..., precioso espejo donde se refleja ese otro mundo más alto que es la meta de nuestra fe y sueños!
El peregrino que ansía refrescar sus secos labios en las aguas vivas, y sin embargo no se atreve a lanzarse en ellas por temor a la corriente, se expone a sucumbir de calor. La inacción originada del miedo egoísta, no puede producir sino malos frutos.
En medio de aquel sol abrasador, di de beber a unos, refresqué con agua las heridas de otros y consolé a los agonizantes, a quienes sus propios compañeros empujan con el pie porque estorbaban el paso.
Si un contemplativo se echa al agua, no probará a nadar, tratará primero de comprender el agua. Y se ahogará.
Una burbuja de aire en la sangre, una gota de agua en el cerebro, bastan para que el hombre se desquicie
El agua es la única bebida para el hombre sabio
El agua del mar es mala para los hombres y saludable para los peces.
No puedes bajar dos veces el mismo río, pues nuevas aguas corren sobre ti
Para las almas es muerte llegar a ser agua, para el agua es muerte llegar a ser tierra, y de la tierra nace el agua, del agua el alma.
Son distintas la aguas que cubren a los que entran al mismo río.
Aquí hay comida. Latas de conservas en las tiendas de comestibles, vinos, licores, aguas minerales, y los caños principales de desagüe y las cloacas grandes están vacíos. Ahora bien, le estaba diciendo lo que pensaba yo. Aquí hay seres inteligentes —me dije—. Y parece que nos quieren como alimento.
Todo lo que sea combustible se convierte en llamas al ser tocado por el rayo: el plomo corre como agua, el hierro se ablanda, el vidrio se rompe y se funde, y cuando toca el agua, ésta estalla en una nube de vapor.
No sé quién descubrió el agua, pero seguramente no fue un pescado.
La futura estela del animal a través de la tiniebla está casi tan establecida para la sagaz mente del cazador como la costa para el piloto. De modo que era esta prodigiosa habilidad del cazador, la proverbial fugacidad de una cosa escrita en el agua, una estela, es tan de fiar, a todos los efectos deseados, como la tierra firme.
Lo blando es más fuerte que lo duro, el agua es más fuerte que la roca, el amor es más fuerte que la violencia
En el valle hay un sólido puente de hierro que el tren atraviesa sin cambiar de llanura, rumbo a otra localidad exactamente igual a nuestro pueblo. Bajo el puente hay nieve en invierno y sombra en verano. Jamás se ve agua en el fondo. El río no se preocupa del puente, discurre a su lado.
Había en nuestros sueños delirios de distancia, sabíamos que el agua corría rumbo al mar, y hacíamos barquitos con hojas de esperanza y vos eras la reina y yo era el capitán...
El necio se sienta a la orilla del río a esperar que acabe de pasar el agua. Pero esta fluye, y continuará pasando eternamente
Así como la tierna corteza de un árbol sumergida por mucho tiempo en las aguas de cientos de ríos, se petrifica, el corazón humano sumergido en el pesar, al fin se vuelve empedernido
Lo que sabemos es una gota de agua, lo que ignoramos es el océano
Todos nuestros paisajes, son del agua y por el agua.
El país de las hadas contiene muchas cosas, aparte de los elfos y los trafos, y aparte de los enanos, las brujas, los trolls, los gigantes o los dragones: contienen los mares, el sol, la luna, el cielo y la tierra y todas las cosas que en ella se encuentran: árboles y pájaros, agua y piedra, vino y pan, y nosotros mismos, hombres mortales.
A veces el viento origina una ola agitada que produce una montaña de espuma sedosa y luego se disuelve en los surcos no arados del agua
Agua de sol, cencerros de horizontes enlazaban la intensidad armónica de nuestros cuerpos claros y vigorosos, en plenitud de luces infinitas.
Y se nos irá la vida sin sentir otro rumor que el del agua de las horas que se lleva el corazón.
Te quiero desde el poste de la esquina, desde la alfombra de ese cuarto a solas, en las sábanas tibias de tu cuerpo donde se duerme un agua de amapolas.
El hombre es como la espuma del mar, que flota sobre la superficie del agua y cuando sopla viento se desvanace como si no hubiera existido. Así arrebata la muerte nuestras vidas
Podemos encontrar ejemplos de las más elevadas doctrinas de la ciencia en los juegos y la gimnasia, en los viajes por tierra y por agua, en las tormentas del cielo y del mar, y dondequiera que haya materia en movimiento
¿Cómo se puede ser propietario del agua en realidad? Siempre fluyendo en el fluir, nunca es la misma, que en el fluir de la vida rastreamos. Porque la vida es un fluir.
Está demostrado científicamente que el agua hierve a la temperatura adecuada.
Está demostrado cientí­ficamente que el agua hierve a la temperatura adecuada.
En España, la carrera de un creador es la imagen de alguien que está en el agua y se esfuerza por salir mientras algunos le empujan hacia abajo.
Comprar el agua es pecado.
La palabra tiene que encarnarse, de lo contrario sólo es un ruido en la boca o, en el mejor de los casos, una buena voluntad que revela lo que debe ser, pero que, de no hacerse carne en los actos y en la vida, se evapora como el agua.
Sientes la luz herirte y aprisionas su sonido tenaz. Si una palabra hubiera, si una sola palabra, que bastase. Como a estas aguas quietas, para existir, sus olas.
Te quiero porque me haces feliz, porque forjas primaveras de agua y miel, porque existes en todos mis rincones ¡y porque no sé hacer otra cosa que querer!
Con Candela hay una relación de amor. Son muchos años de estar juntos. Y es una relación de amor que, de vez en cuando, el agua bendita de la pasión salpica
La mujer que yo quiero no necesita bañarse cada noche en agua bendita
El agua apaga al fuego y al ardor los años. Amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño.
Lo atroz es no querer saber quién eres, agua pasada, tierra quemada
¡Cómo te pareces al agua, alma del hombre! ¡Cómo te pareces al viento, destino del hombre!
Para mí es: agua en espalda de pato
Pero en deseos ardo, a menudo, de ver bellezas de mirada más honda, y de sus cantos, y de vagar con ellas por aguas del estío.
Hay lo alto, y luego está lo alto, y para llegar muy alto -me refiero tan alto que se puede caminar sobre el agua, que el alto -. Ahí es donde me voy a ir
Dios me libre de las aguas mansas que de las bravas me libraré yo.
Las palabras gratas refrescan más que el agua fría.
El cerezo y otros frutales son duros, y de ellos se obtiene magnífica leña. Sirven para fabricar objetos duros, como, por ejemplo, ruedas dentadas para molinos de agua. ¡Lástima que se utilicen para postes!
El truco de moda es la alergía. La alergía es caer enfermo ante cualquier cosa que no se desea hacer. He conocido mujeres alérgicas al agua de lavar platos.
La materia regresa a su costumbre. Que del agua un relámpago deslumbre o un sólido de humo tenga en un cielo ilimitado y tenso un instante a los ojos en suspenso, no aplaza su consumo.
Aunque hundamos a puños la tristeza y cerremos con besos cada herida el amor nos rebosa en la cabeza como un agua fatal, enardecida
Ninguna mano del pueblo se levantará contra mí y la oligarquía no me mata, porque sabe que si lo hace el país se vuelca y las aguas demorarán cincuenta años en regresar a su nivel normal.
A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires, la juzgo tan eterna como el agua y como el aire.
Hay quienes no pueden imaginar un mundo sin pájaros, hay quienes no pueden imaginar un mundo sin agua, en lo que a mí se refiere, soy incapaz de imaginar un mundo sin libros.
Pensé que un hombre puede ser enemigo de otros hombres, de otros momentos de otros hombres, pero no de un país: no de luciérnagas, palabras, jardines, cursos de agua, ponientes
Me despido de la memoria y me despido de la nostalgia -la sal y el agua de mis días sin objeto-.
Yo hubiese querido ver de nuevo el pañuelo de campesino pobre con que amarraste tu cabellera desordenada por el puelche, tus mejillas partidas por la escarcha de las duras mañanas del sur, tu gesto de despedida en el andén de la pequeña estación, para no soñar siempre contigo cuando en la noche de los trenes mi cara se vuelve hacia esa aldea que ahogaron las poderosas aguas.
Tan fresca la risa fluía, que su agua la fuente sonante por ti detenía.
Agua es la nube oscura y silenciosa, errante prisionera de los cielos. Pero su sombra, andando por la tierra y el mar, no es agua, es sueño.
El agua misma, la ondulada y fresca, ponga un poco de sol en tu dolor. ¡Pez de luna bruñida no se pesca, pescador!
No obstante, oh paradoja, constreñida por el rigor del vaso que la aclara, el agua toma forma.
Noche, madre sombría: cuando llegue el minuto negro de mi borrasca, hazme sufrirlo aquí, junto a la orilla del agua amarga que, si me vienen ganas de llorar, quiero tener azules las ideas, y en mis palabras el sonar de las mareas.
Lo que Dios ha creado, el hombre no debería cambiarlo con estructuras faraónicas. En el problema del agua hay que respetar una España húmeda y otra seca. Este elemento no debe ser alterado sustancialmente por el hombre (...).
Beberse hasta el agua de los floreros
Es adagio que río que crece de súbito, crece con aguas turbias. Y el torrente estruendoso deslumbra, se despeña, salta, devasta, más no hace buenas las tierras comarcanas, como el agua serena del arroyo. El azar, como Saturno, devora a sus hijos. Los hijos de Ceres y de Jano, de la agricultura y la paz, duran más que los hijos de Saturno.
Ahora, no hay duda de que la búsqueda incondicional del triunfo personal implica la soledad profunda. Esa soledad del agua que no se mueve
La alegría y el dolor no son como el aceite y el agua, sino que coexisten
Dos cosas serían capaces de entretenerme toda mi vida: ver correr el agua y ver jugar a los niños.
¡Qué dulce es dormir en calma cuando a lo lejos susurran los álamos que se mecen, las aguas que se derrumban!
El agua es igual al tiempo y proporciona un doble a la belleza.
El agua es igual al tiempo y proporciona un doble a la belleza.
Todo el mundo es tan inestable como el agua.
Todo el mundo es tan inestable como el agua.
Hay muchos escritos en los que no queda -como el espectáculo que ofrece un riachuelo bañando de agua clara los pequeños guijarros- sino el recuerdo de las palabras que se escaparon.
Todavía no me he tropezado con un marciano. Pero ciertamente he tropezado conmigo mismo. Y tal vez necesite leer acerca de los marcianos antes de comprender adecuadamente este hecho. Necesito cruzar el arroyo para ir a buscar agua. El cuento realmente habla de mí.
En un cuerpo nacido, años antes, empezaba a aposentarse la vida de nuevo, todas las cosas aparecían por primera vez ante mis ojos asombrados, el amor me colmaba el pecho, un amor vasto y tranquilo, para las piedras y los animales, para las plantas y los hombres, para la tierra y para el agua... Un amor... Un amor que no se siente a menudo y que lava el alma, la purifica, la eleva.
No riegues con lágrimas mi sepulcro, que las lágrimas son agua, y el agua no es de mi gusto.
Si, la inactualidad. Vivir siempre una vida de después o de nunca, agua de este desierto.
Cierva y can, astro y flor, agua viva que glisa a tus pies, mi alma es para ti, amor.
Tu beso fue en mis labios de un dulzor refrescante. Sensación de agua viva y moras negras me dio tu boca amante.
Llueve. Y el agua cae sin relieve sobre las piedras, ávidas de lluvia. Aquí en mi corazón, cómo remueve, aquí en mi corazón, cómo diluvia.
Quiero la fe de todos los amantes en este solo amor, ver contenida: tumulto de horizontes trashumantes y luego, claridad de agua dormida.
Hoy estuvimos a punto de suspender el concierto, porque no llueve, (abucheos), eeh! el agua es buena!, evita por ejemplo las corridas de toros.
Capturado mi pozo por la flor de asagao, salgo a pedir agua.
Colorete en mis labios olvido Este agua de manantial.
El agua se cristaliza las luciérnagas se apagan Nada existe.
Sin renunciar de este mundo, quisiera enseñar a mi corazón, que fluya noche y día, como el agua clara.
Colorete en mis labios olvido Este agua de manantial.
La cura para todo es siempre agua salada: el sudor, las lágrimas o el mar.
En el estanque nuevos renacuajos en agua tibia.
La música es una necesidad. Después de la comida, el aire, el agua y la calefacción, la música es la siguiente cosa necesaria en la vida. Simplemente, tocar un tema es un lujo
Bajo la dirección de Priest, los hippies formaron terrazas en la falda de la colina, desviaron un arroyo para disponer de agua de riego y plantaron un viñedo. El tremendo esfuerzo que tuvo que hacer el equipo los convirtió en un grupo fuertemente cohesionado y el vino los capacitó para vivir sin tener que servirse de la mendicidad.
Al igual que el que vive cerca de una cascada acaba por no oír el sonido del agua. ¿Cree que si viviera cerca de una casca da la oiría durante mucho tiempo?
Era el amanecer. Los árboles de ginkgo a ambos lados estaban cubiertos de hojas oscuras, cada una hinchada por toda al agua absorbida.
Se dice que seguimos el camino que cada uno ha tomado porque alguien nos dijo que lo tomemos, se dice que el agua que fluye simplemente por el valle está fluyendo, porque alguien le dijo que lo hiciera. Qué pobre es la sabiduría humana.
Aun la cascada más pequeña resuena, fresca es su agua.
La siesta dejo al agua de las montañas pelar el arroz.
Lluvia de pétalos. Agua de neblinas lejanas quisiera beber.
Aun la cascada más pequeña resuena, fresca es su agua.
Voy a hacer lo que sea necesario para ganar partidos, ya sea sentado en un banco agitando una toalla, entregando un vaso de agua a un compañero o acertando el tiro ganador
El agua dulce es preciosa, ya que no podemos vivir sin ella. Resulta irremplazable, dado que no tiene sucedáneos. Y es un recurso delicado, pues la actividad humana tiene un profundo impacto en la cantidad y calidad del agua dulce disponible
Para la supervivencia, el bienestar y el desarrollo socioeconómico de toda la humanidad es un requisito fundamental tener garantizado el acceso a un suministro suficiente de agua potable. Sin embargo, continuamos actuando como si el agua dulce fuera un recurso abundante e inagotable, cuando no lo es.
Lo que la humanidad estaba a punto de perder, sin embargo, excepto una minúscula colonia en Santa Rosalía, era lo que el mar sin senderos no perdería nunca, en tanto estuviera hecho de agua: la capacidad de curarse.
En el mundo no hay nada más sumiso y débil que el agua. Sin embargo, en atacar lo que es duro y fuerte, nada puede superarla
Siempre habrá nieve altanera que vista el monte de armiño y agua humilde que trabaje en la presa del molino.
Todos somos capitanes y la diferencia está sólo en el barco en que vamos sobre las aguas del mar.
Mi silencio les estorba. Yo era como botella al revés cuya agua no puede salir porque la botella está demasiado llena.
No hay mejor prueba de los puntos de vista revolucionarios que la aplicación de ellos durante la revolución, así como el método de natación se comprueba mejor cuando el nadador se arroja al agua.
Hoy gritan las aguas, los bosques, los animales, es toda la Tierra la que grita. Dentro de la opción por los pobres y contra la pobreza debe ser incluida la Tierra y todos los ecosistemas. La Tierra es el gran pobre que debe ser liberado junto a sus hijos e hijas condenados.
Como el hierro, por falta de ejercicio, se cubre de herrumbre, y el agua se corrompe o se hiela por la misma causa, así el ingenio, sin ejercicio, se deteriora.
Cuando trates con el agua consulta primero la práctica, y luego la teoría.
El agua es el vehículo de la naturaleza.
El agua que tocas en la superficie de un río, es la última de la que pasó y la primera de la que viene: así el instante presente
Todos los elementos, cuando están fuera de su sitio natural, desean volver a él, principalmente el fuego, el agua y la tierra.
Yo, vuestro servidor, he meditado sobre el problema del molino y he descubierto que, con la ayuda del Señor, se podría construir uno que trabaje con viento en lugar de con agua, y no sólo sería más fácil de usar, sino que funcionaría en cualquier parte
El agua es el vehí­culo de la naturaleza.
Lo esencial es romper el silencio, y el agua de los grandes mutismos.
(..) Y desde entonces llamo o fluir de otra manera, el príncipe contonea su caballo a toda hora y yo le he dado agua de todo movimiento aquí y es lo que sobra, tal vez aglutinar la otra manera de mirarte o estar o parecer un poco.
Y el aire no es sustancia que limita los ríos, que demora a los ríos cuando hay sed y es ser agua en el tiempo que barre la mitad de las sombras perdida allá a lo lejos como pichón de ave que en la luz tiene frío, porque el frío revela y en la luz no descansa.
Soy agua que arrasa los caminos, turbulencia de duna en el desierto.
La verdad siempre sale a flote como la gota de aceite en el vaso de agua.
La lluvia cesó y el sol asomó entre las nubes iluminando las aguas grises y haciendo brillar la niebla que envolvía las rojas playas de la isla con destellos dorados. Era, por fin, un hermoso día.
No haré nada, salvo correr libremente por el verde mundo de belleza estival. Soñaré junto al arroyo al atardecer, vagaré sobre el Lago de Aguas Brillantes en una barcaza hecha de rayos de luna...
La vida, como un vino precioso, hay que saborearla poco a poco, sorbo a sorbo. Los mejores vinos pierden todo su encanto y no se estiman bien si se tragan como si fuera agua
Nuestras palabras sólo expresan hechos, del mismo modo que una taza de té sólo podrá contener el volumen de agua propio de una taza de té por más que se vierta un litro en ella.
Con pensamientos claros y limpios y la práctica del bien seréis hombres transparentes y justipreciados, como el agua de las fontanas de las altas montañas, como el rocío que desciende del firmamento y se acuna y brilla en la mañana, como el diamante que resiste duros golpes y continúa impertérrito irradiando esplendores y venciendo las agresiones de la sombra y la tiniebla.
Guatemala tiene un río pensativo y otro que se tiñó de sangre... Tiene un volcán de agua, otro de fuego y una montaña de huesos y cadáveres.
Creo en el mundo, creo en ti que no conozco aún, creo en mí mismo, porque algún día yo seré todas las cosas que amo: el aire, el agua, las plantas, el adolescente.
Escucha el agua, escucha la lluvia, escucha la tormenta, esa es tu vida: líquido lamento fluyendo entre sombras iguales.
Unos cuerpos son como flores, otros como puñales, otros como cintas de agua, pero todos, temprano o tarde, serán quemaduras que en otro cuerpo se agranden, convirtiendo por virtud del fuego a una piedra en un hombre.
Dame ya, sagrado mar, a mis demandas respuesta, que bien puedes, si es verdad que las aguas tienen lenguas.
A Fernández le pedí un vaso de agua y me tiró una anchoa.
Conóceme cual soy ¡Soy la verdad! Agua, tierra, llama, aire, éter, vida, mente, individualidad, esos ocho forman mi espectro actual y están suspendidos de mí, como cuelgan las perlas de su hilo.
Dar un vaso de agua a cambio de un vaso de agua no es nada, la verdadera grandeza consiste en devolver el bien por el mal
Con la palabra sucede lo mismo que con el agua: estancada, se corrompe, movida y agitada, conserva su frescura.
No hay teorías para la vida: la vida desprecia a las teorías. La vida es el agua que pasa por cualquier parte, es el aire que entra por cualquier cerradura.
No en todas partes se ha perdido la cosecha de la uva, Ovidio, la lluvia abundante fue provechosa. Corano ha recogido cien ánforas de agua
Haz por ser semejante a un promontorio. Las olas del mar se estrellan contra él de continuo, y él se mantiene inmóvil hasta que en torno suyo se abonanzan las aguas
Si mis críticos me vieran caminando sobre las aguas del Támesis, dirían que es porque no puedo nadar
Bajo el sol brumoso del frío, el sol del calor, las orillas se difuminan, el río parece juntarse con el horizonte. El río fluye sordademente, no hace ningún ruido, la sangre en el cuerpo. Fuera del agua no hay viento
En la tremenda corriente contemplo el último instante de mi vida. La corriente es tan fuerte que lo arrastraría todo, incluso piedras, una catedral, una ciudad. Hay una tempestad que ruge en el interior de las aguas del río. Del viento que se debate
Una sirena llora la salida de un barco sobre el agua que borra
Creo en la política transparente y fluida como el agua, de apariencia inocua y sencilla, pero capaz de horadar la piedra más dura.
Los tiempos son malos y hay que aprovechar, porque si hay días que nada el pato, hay días que ni agua bebe.
La verdad es como el agua filtrada, que no llega a los labios sino a través del cieno.
Amistad y dinero: el aceite y el agua.
Para los peces de acuario, el intercambio de agua es Dios.
El alcohol es malo, pero el agua es aun peor: ¡te mata si no bebes!
Suelta la noche su esencia de lirio en el trasluz de la alborada sobre los filos de arena, sobre las aguas tersas.
Aguas termales. La Vía láctea en los cuerpos desnudos.
El río en el verano y un puente. Pero el caballo pasa por el agua.
El río en invierno. El agua no es suficiente para cuatro o cinco patos.
En esta agua pura los ricos se refrescan y también los osos.
Un cardumen de truchas paso ante mis ojos el color del agua.
¡Qué frescor! La vela que se apaga y el ruido del agua.
Terrible vicio es el juego, y como todas las corrientes de las aguas van a para al mar, así no hay vicio que en el jugador no se halle
Antes de tragarla el agua de la vertiente hizo crujir mis dientes.
En el agua y la lluvia el nenúfar y sus dos flores erguidas.
Los pétalos de la rosa amarilla. ¿Tiemblan y caen al ruido de los torrentes de agua?
Un viejo estanque se zambulle una rana ruido de agua.
Si se calienta el agua resulta vapor ¿Cómo sería entonces el super vapor? aunque no lo conocemos, existe
¡Has dejado que tu padre ande pidiendo limosna! Esa mancha no se quita ni con agua de Colonia.
Con frecuencia es típico de esta lluvia caer de forma tan copiosa que resulta opresiva. En algunos momentos llegué a temer ahogarme, por estar el aire tan impregnado de agua. En otros, cuando el viento soplaba la lluvia, ésta era como una tormenta de arena que hace arder la piel y los ojos y a la vez enceguece.
El viento sopla con gran fuerza y vuelve las olas del mar blancas de espuma, escupiendo agua a los rostros de los marinos y mostrándoles falsas imágenes. Me quedé contemplando el mar muchos minutos y no pude ver ningún monstruo. No tenía, por tanto, motivos para creer lo que decían los guerreros.
Vi en seguida otro monstruo, y otro, y otro. Aparentemente eran cuatro o tal vez seis o siete. Cada uno actuaba lo mismo que los otros, curvándose en el agua, lanzando un chorro y levantando una cola gigantesca partida en dos. Al verlos los nórdicos gritaron a Odín pidiéndole ayuda y no pocos entre ellos cayeron de rodillas sobre cubierta, temblando de terror.
¿Preferís entender por qué se nada, o saltar al agua y empezar a nadar? Sólo la gente que le teme al agua quiere entender por qué se nada, los demás saltan y se mojan.
Fújur se esforzó desesperadamente por encontrar otra vez el lugar en que Atreyu debía de haber caído al agua, pero hasta para un dragón blanco de la suerte es imposible descubrir en la espuma hirviente de un mar revuelto el puntito diminuto de un cuerpo que flota...O el de un ahogado en su fondo.
En el silente sin nombre del agua que baña mis ramas. Encontré una rosa roja. Que perfuma mis mañanas.
Afortunadamente, la rápida intervención de las autoridades españolas alejando el barco de las costas hace que no temamos una catástrofe ecológica, como ha sucedido en otras ocasiones, ni prevemos grandes problemas en las aguas españolas ni para los recursos pesqueros
Tierna mujercita sumergida en las aguas de mi brazo torrencial beso mucha lluvia en tu sonrisa hay un arco iris tierno y precoz en el abanico de tu pestaña gris.
El hacer bien a villanos es echar agua en la mar. La ingratitud es hija de la soberbia.
La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua.
La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre nada sobre la mentira como el aceite sobre el agua.
Siempre, Sancho, lo he oído decir, que el hacer bien a villanos es echar agua en la mar.
Jamás desesperes, aún estando en las más sombrías aflicciones, pues de las nubes negras cae agua limpia y fecundante.
Cristo camina en las olas del viento y habita en el vértice de la Tierra, mide los cielos con su palmo y le caben en sus manos las aguas del mar.
Hay un brillo del Sol y otro de la Luna, uno del fuego y otro del agua. Todos fueron dotados de luz por Cristo, arquitecto del mundo.
Si algún escritor intentara demostrar que la libertad no le es necesaria, se asemejaría a un pez que asegurara públicamente que el agua no le es imprescindible
Como el agua gasta lentamente la piedra, así el tiempo gasta los corazones
Estoy bajo el agua y los latidos de mi corazón producen círculos en la superficie.
Un milagro no es volar por el aire o caminar en el agua, sino solo existir y caminar por la tierra
¡Las revoluciones no se hacen con agua de rosas!
Ríos, lagos, lagunas y arroyos, todos tienen nombres diferentes pero todos contienen agua. Así son las religiones: todas contienen verdades
El deseo es como un río, conserva el mismo nombre, pero sus aguas están en constante cambio.
Yo te limpie, yo te di de comer, yo descubri esa línea en tu espalda las manos dentro del agua seis canciones desde el norte.
La vida sigue creando en mi rostro una cruel máscara desbordando agua sorda y helada, y su veneno esconde alguna grandeza.
Mi cuerpo es agua y barro del Iraq.
La poesía es tan útil como el pan, la sal y el agua.
Llamar a un Zodiac balsa inflable no es hacerle justicia. Un Zodiac tiene diseño. Tiene hidrodinámica. Está hecho para navegar. La parte inflable tiene forma de herradura, las puntas señalan hacia atrás y se adelgazan, adoptando forma cónica. El suelo de la embarcación está hecho de pesadas tablas entrecruzadas y en la popa hay un codaste que no deja entrar el agua y sostiene el motor.
Cuando tengo sed tomo agua, lo demás es capitalismo
Cuando el agua ha empezado a hervir, apagar el fuego ya no sirve de nada.
La verdad es como el agua fría, que solamente hace daño a los dientes estropeados.
¿Cree usted que las revoluciones se hacen con agua de rosas?
La tierra junto con sus aguas circundantes debe, de hecho, tener una forma tal como la que revela su sombra, ya que eclipsa la luna con el arco de un círculo perfecto
Al hombre de conocimiento le disgusta bajar al agua de la verdad no cuando está sucia, sino cuando no es profunda.
Hay espíritus que enturbian sus aguas para hacerlas parecer profundas.
La vulgaridad de muchas naturalezas se manifiesta como agua corrompida cuando una gran reliquia pasa cerca.
Agua pesada sale de una capilla otoñal.
Fiesta de primavera. Desde el fondo del agua las plantas me llaman.
El sol, el agua y el ejercicio conservan perfectamente la salud a las personas que gozan de una salud perfecta.
El espíritu de Dios flota sobre las aguas y una isla celestial se hará visible primero cual morada de los nuevos hombres, cual cuenca de la vida eterna sobre las olas que refluyen
La memoria es como una red: uno la encuentra llena de peces al sacarla del arroyo, pero a través de ella pasaron cientos de kilómetros de agua sin dejar rastro.
La memoria es como una red: uno la encuentra llena de peces al sacarla del arroyo, pero a través de ella pasaron cientos de kilómetros de agua sin dejar rastros.
Con la misma indiferencia que corren las aguas por los ríos y pasa el viento del desierto, así un nuevo día se ha ido de mi existencia. Hay dos días por los cuales mi corazón jamás ha languidecido: ese que no ha llegado aún y ese que ya pasó
Siempre queda la esperanza, sin embargo, de que al menos algunos lectores beban en la fuente vieja y seca para descubrir el agua nueva que aflora desde un manantial no descubierto.
Los ingleses tienen el milagroso poder de convertir el vino en agua.
En la miseria de la memoria reconoces por primera vez a los ciegos, llenos de agua cobriza, por sus magulladuras y sigues sus huellas, tú, desconocido y desamado por ti, ciego y lazarillo al tiempo...
Así corrompe el ocio al cuerpo humano, como se corrompen las aguas si están quedas.
La esperanza hace que agite el naufrago sus brazos en medio de las aguas, aún cuando no vea tierra por ningún lado.
Porque sin ti no hubiera descubierto como una jarra de agua en el desierto la mina antigua de mi poesía.
Si el agua es simple y el pan bueno, mi corazón es pan y agua.
Sólo que la alegría de la golondrina depende de la primera gota de agua...
Amor mío, nos hemos encontrado sedientos y nos hemos bebido toda el agua y la sangre, nos encontramos con hambre y nos mordimos como el fuego muerde, dejándonos heridas. Pero espérame, guárdame tu dulzura. Yo te daré también una rosa.
El agua anda descalza por las calles mojadas.
He dormido contigo y al despertar tu boca salida de tu sueño me dio el sabor de tierra, de agua marina, de algas, del fondo de tu vida, y recibí tu beso mojado por la aurora como si me llegara del mar que nos rodea.
El naranjo, este naranjo sentimental, bajo la luna quería llorar las noches como los remos al ser levantados sobre el agua: exquisita y romántica sentimentalidad.
No es la contaminación la que esta dañando el ambiente. Son las impurezas en nuestro aire y en nuestra agua las que lo están haciendo. Porque es tonta: Obviamente las impurezas son contaminación.
El individuo es como la ola que se levanta en la superficie del agua. No puede separarse de ella completamente. Y vuelve a caer rápidamente en la masa solidaria, que se la traga. Vuelve a caer una y otra vez continuamente con el movimiento irresistible de la marea que la arrastra. Pero ¿Por qué no levantarse una vez, y otra vez, y otra vez?
Cómo hablaros del otoño cuando tengo todavía en el oído esa agria flauta de la primavera que me llena la boca de agua
Sed como la fuente que se derrama y no como el tanque que siempre contiene la misma agua
Si tienes la paciencia de la tierra, la pureza del agua y la justicia del viento, entonces eres libre.
Ahora te quiero, como el mar quiere a su agua: desde fuera, por arriba, haciéndose sin parar con ella tormentas, fugas, albergues, descansos, calmas.
Los unicornios son inmortales. Su naturaleza exige que vivan solos en un único lugar, por lo general un bosque donde haya un estanque de agua lo bastante clara como para mirarse en ella, pues son un poco vanidosos y saben perfectamente que son los seres más bellos del mundo...Y mágicos, además.
Hay razones por las que uno decide trasladarse a un sitio como éste y razones por las que decide quedarse. Con el tiempo, el agua se ha hecho muy importante para mí.
Sus pechos nadaron hacia mí como dos peces de morro rosado, y Brenda me permitió sostenerlos. Luego, en un instante, fue el sol quien nos besaba a ambos y ya estábamos fuera del agua, demasiado satisfechos mutuamente como para sonreír.
El trabajo moderado fortifica el espíritu, y lo debilita cuando es excesivo: así como el agua moderada nutre las plantas y demasiada las ahoga.
Tenemos hambre y sed de justicia, se oye por todas partes, pero ¿cuántos de esos hambrientos se atreven a tomar el pan y cuantos de esos sedientos se arriesgan a beber el agua que está en el camino de la revolución?
¿Arriesgan a beber el agua que está en el camino de la revolución?
Abril, aguas mil.
Agua pasada no mueve molinos.
Agua por mayo, pan para todo el año.
Agua por San Juan, quita vino y no da pan
Algo tendrá el agua cuando la bendicen.
Cuando el río suena, agua lleva.
Del agua mansa me libre Dios, que de la brava me guardaré yo.
Gato escaldado, del agua fría huye.
Nadie diga de esta agua no beberé.
Ni bebas agua que no veas, ni firmes cartas que no leas.
Cuando bebas agua, recuerda la fuente.
El trabajo del pensamiento se parece a la perforación de un pozo: el agua es turbia al principio, mas luego se clarifica.
Hay que guardarse bien de un agua silenciosa, de un perro silencioso y de un enemigo silencioso.
Es un estándar básico en el cine japonés cortar el brazo de alguien y usar mangueras con agua roja como venas, regando sangre por todas partes.
El canal se complace pensando que los ríos no existen sino para traerle agua
Sobre las olas de la vida, en el vocerío del viento y del agua, el pensamiento del poeta está siempre flotando y bailando.
Yo amo los cantos que llevan dentro aire, agua, tierra y fuego, los cantos que son claros, ligeros y diáfanos, vivientes como mundos lanzados al azul, con algo de magia y de prodigio, cual pompas de jabón que no se rompen.
Cuando se vierte un vaso de agua en la mesa se apaga la cólera de la conversación.
Debí nacer con la música dentro de mí, lo mismo que tenía el corazón, el hígado, los riñones o la sangre... Siempre he necesitado la música, como necesito la comida o el agua.
Creo que escribiré una novela policiaca a la inglesa, sobre el portero Jones y dos hermanas ancianas en esa cabaña de techo a dos aguas, algo que tenga latín y música y muebles de época y un caballero auténtico, uno de esos libros en los que todos salen a dar largas caminatas.
Todo lo que ella hizo o deshizo, por disparatado que pareciese a un observador con prejuicios, fue hecho con lo que se deben hacer las cosas, es decir, con valor y sin temor a las consecuencias. Es esta forma, cada quien tiene el derecho de obrar cono le parezca. Pero echarse al agua a nadar y no querer al mismo tiempo mojarse la ropa, esto, Gerardo, es imposible.
Si no tomamos conciencia del desastre ecológico que el hombre ha desatado en nuestro planeta las consecuencias serán terribles. (... ) Todos debemos comprometernos a luchar sin descanso por la rehabilitación del aire, el agua y la tierra.
Dice la gente que tú y yo no hacemos compañía por ser agua y aceite ¡Qué ironía! si fuésemos iguales, ¡qué apatía!, no tendríamos de qué hablar cada siguiente día
El abismo no nos detiene, el agua es más bella despeñándose
Crear visiones de lugares venideros y saber que siempre serán lejanos, inalcanzables como todo ideal. Huir lo viejo. Mirar el filo que corta un agua espumosa y pesada. Arrancarse de lo conocido. Beber lo que viene. Tener alma de proa.
El río sigue su brutal correr, mas al pasar frente al poeta, amansa su delirio, y las aguas, acariciando las raíces, han labrado el remanso.
No olvides que las brujas tienen magia en los dedos y un poder diabólico en la sangre. Pueden hacer que las piedras salten como ranas y que lenguas de fuego pasen sobre la superficie del agua. Estos poderes mágicos son terroríficos. Afortunadamente, hoy en día no hay un gran número de brujas en el mundo. Pero todavía hay suficientes como para asustarte.
Seria bueno tener a alguien, a una mujer, pensó, mirando flotar el humo del cigarrillo sobre el agua. Cuando uno envejece se pone así. Pero no estando en casa durante tanto tiempo, sería duro para la que se quedaba atrás. Ya lo había aprendido.
Escucha el sonido del remo al cortar sus aguas. Y en las tardes de invierno cuando la fantasía sueña en el crepitar de la chimenea, en sus oídos de viejos enamorados el río de su amor canta en los juncos. Oh amor mío, ama el pasado, pues en algún día fuimos felices y algún día nos amamos.
Tenemos el agua al cuello con tanto puto pantano, las bellotas radioactivas, nos quedamos sin marranos... Extremaydura tus mujeres nos la ponen.
Viviendo bajo el agua como un pez, no entiendo por qué me muero de sed
No quiero el calor de vuestro fuego, no quiero el agua de vuestras tinajas. Quiero sólo un lugar para mi canción.
Amo esta agua, todo esto amo, lo que ha sido este espejo en que me veo viéndome y me espanto.
Amo tu desnudez porque desnuda me bebes con los poros, como hace el agua cuando entre sus paredes me sumerjo.
Quítame la vida... Pero no tus besos, róbame la lluvia, pero no me niegues agua de tu cuerpo.
Si me das de tu boca, de tu boca bebo a sorbitos agua del cielo.
A veces, tan ligera como un pez en el agua, me muevo entre las cosas feliz y alucinada.
El sol que estaba entonces en su punto más bajo del horizonte daba al agua una coloración purpúrea con destellos de oro en las crestas de las grandes olas adquiriendo tonos azules y verdosos en sus puntos más profundos. Parecía como si cada embarcación de pesca atrajese hacia sí sus propios botes mediante invisibles cadenas.
Has sufrido tormentos pero aún así sigues estando lejos de Dios, porque no has alcanzado tu objetivo de destruir al yo. Tus tormentos no cesarán hasta que perezcas. No puedes llegar al tejado a no ser que asciendas por la escalera. Si faltan dos travesaños no podrás subir por ella, si la cuerda del pozo es demasiado corta el cubo no llegará al agua.
La belleza del corazón es la belleza duradera: sus labios brindan el agua de vida para beber.
Mientras el sediento busca agua el agua está también buscando al sediento.
Toda una vida sin amor no cuenta, el amor es el agua de vida, ¡Bébela con el alma y el corazón!
Gente del polvo y de toda especie...Gente de los confines y de más allá...Seguidores de pistas, de estaciones, levantadores de campamentos en el soplo del alba, buscadores del agua en la corteza de la tierra...
Hay algunos chilenos que quisieran que en sus casas les instalaran por lo menos tres cañerías: una de agua fría, otra de agua caliente y una tercera de tinto. Y eso es inaceptable y contra ello debemos combatir
El agua, como un tálamo amoroso, te ofrece sus cristales movedizos donde tiendes tu cuerpo luminoso.
Otoño manso, yo me poseo y me inclino ante tus aguas para beber el cielo, suave fuga de árboles y abismos.
Bajo el agua seguía gruñendo, aún más fuerte y aterrador: llegó al barco, se quebró el puente, el barco cayó como plomo.
Mi casa es esta mujer que ahora duerme a mi lado. Como ella, con ella, todo a mí alrededor reposa. Cuando ella despierte, también lo harán las cosas. Volverán a abrirse las puertas, correrá el agua otra vez, los pasos avivarán la vieja escalera, caerá de nuevo la luz sobre las plantas. Yo retornaré a mi mesa, a las palabras, y su voz, como un halo, circundará mi día.
Atrás la tierra, el agua, el fuego, el aire: dejad que diga el pensamiento solo la flor sin cuerpo de mi voz desnuda.
Voy con el agua entera llena de pechos vivos y rumores, la mansa, la viajera de los largos temblores, la de los infinitos ruiseñores.
El puente es más alto de lo que me imaginaba. ¡Nunca he estado en un lugar tan alto! Pensarlo me aturde. Toco mi calzado roto. ¿Puede una mujer curarse un pie en un puente público? No lo sé. El tráfico fluye rápido y continuo, como agua rugiente.
Había también libélulas, mariposas con lunares, pero lo mejor de todo era esa baba caliente y espesa de huevos de rana que, a la sombra de las orillas, crecía como agua coagulada.
Tengo una hermosa mujer y una gran familia, tengo grandes amigos, mucho dinero un Ferrari al que acabo de quitar el techo y convertido en un descapotable, he ganado varios anillos, tengo dos mansiones al borde del agua, un master en justicia criminal, soy policía y además soy guapo.
Yo temblaba al mirarte, yo temblaba como tiemblan las ramas reflejadas en el agua movida por el viento.
Estos artículos tan anunciados —dentífricos, calcetines, neumáticos, cámaras fotográficas, calentadores de agua— eran para él símbolos y pruebas de excelencia, primero los signos, luego los sustitutos de la alegría, de la pasión, del sentido común.
Cuando el agua te llega al cuello, no te preocupes si no es potable
Cuando el agua te llega a cuello, no te preocupes si no es potable.
Es mejor ser pirata que alistarse en la marina de los Estados Unidos. ¿Quieres vender agua azucarada el resto de tu vida, o quieres hacer historia?
¿Quieres pasar el resto de tu vida vendiendo agua azucarada o quieres tener la oportunidad de cambiar el mundo?
Si bien la intención es la semilla de la manifestación, la acción es el agua que nutre la semilla. Tus acciones deben reflejar tus objetivos con el fin de lograr el éxito verdadero
Condenar el progreso en todo es olvidarse de los vergeles que ha hecho posible la desalinización del agua de mar, idealizarlo es olvidarse de Hiroshima.
Considera el efecto de la luz y mantente en la posición más elevada del valle. Cuando combatas en una montaña, ataca desde arriba hacia abajo y no al revés. Combate estando cuesta abajo y nunca cuesta arriba. Evita que el agua divida tus fuerzas, aléjate de las condiciones desfavorables lo antes que te sea posible.
Cuando me despierto, voy a tropezones hasta el cuarto de baño y bebo grandes tragos de agua del grifo hasta que no puedo beber más. Me quito mis ropas sudorosas y me derrumbo de nuevo sobre la cama, desnuda, y de alguna forma vuelvo a encontrar el sueño.
¡Satisfacción! No podría vivir sin ella. Es como agua o pan, o algo absolutamente esencial para mí.
El agua es el elemento y principio de las cosas.
El agua es el principio de todas las cosas.
En cinco años, me encantaría ser cabeza de cartel de mi propio Tour y estar en la carretera con 20 camiones y tener cambios de vestuario y magníficos vestidos y trucos pirotécnicos y de agua. Yo sólo quiero entretener a la gente de verdad
El Canon es agua pasada, se paga y ya está, a quién no le guste que se aguante. Yo también pago muchas cosas que no me gustan
Nunca se mezcla el agua y el fuego.
Nunca se mezclan el agua y el fuego.
Por supuesto, los ciudadanos de Ankh-Morpork siempre mantenían que el agua del río era increíblemente pura. Cualquier agua que hubiera pasado por tantos riñones, razonaban, tenía que ser pura a la fuerza.
El milagro no es caminar sobre el agua. El milagro es caminar sobre la tierra verde en el presente, para apreciar la belleza y la paz de la que se dispone ahora.
Si eres poeta, verás claramente que hay una nube circundando esta hoja de papel. Claro, pues sin una nube no habría agua y sin agua los árboles no pueden crecer y sin árboles no podemos hacer papel de esta manera, la nube esta aquí, en esta página, entonces comprendemos que la existencia de esta página depende de una nube. Papel y nube están unidos, íntegramente relacionados.
Un poco de agua hace un mar, un pequeño soplo una tempestad de viento.
El trabajo que un hombre desconocido ha hecho es como un arroyo de agua que corre oculto en el subsuelo secretamente haciendo verde la tierra.
¿Cómo podéis comprar o vender el cielo, el calor de la tierra? Esta idea nos parece extraña. No somos dueños de la frescura del aire ni del centelleo del agua
Estoy aburrido, soy la tierra rotulada en el otoño y la literatura es el gusano que roe el camino subterráneo por donde vendrá el agua para nutrir la cosecha del verano.
Aquí agua y allá agua. Las aguas de la primavera.
¡Oh! Que verdes son las ramas del sauce en las aguas que pasan.
En el deseo sexual, la mujer es un animal que bebe té y el hombre uno que bebe agua
El PAN y el PRD no son agua y aceite, son levadura y harina.
Volveré sobre las aguas del cielo.
Yo miro tu recuerdo náufrago. Y aquel pájaro ingenuo bebiendo el agua del espejo.
El agua que no corre hace un pantano, la mente que no trabaja hace un tonto.
Lo peor era estar descalza, el suelo erizado de piedras, no podíamos pagarnos unas sandalias. ¡Cómo me sangraban los pies! No teníamos nada, ni casa, ni agua, éramos nómadas... pero teníamos el rebaño y a nosotros mismos
En la pesca hay un deportista, el hombre en la ribera, y otro deportista, la trucha en el agua.
Cada vez con menos interés en las disciplinas de economía y conservación... Nuestra agricultura actual desperdicia mantilla, agua de riego, el combustible fósil, y la energía humana. Nos estamos alimentando de manera desconsiderada, como ninguna otra sociedad alguna vez ha podido hacer.
Como el aire al pájaro o el agua al pez, así el desprecio al despreciable.
Del agua estancada espera veneno.
El mejor vino es el más viejo, la mejor agua es la más nueva.
Los ojos de fuego, la nariz de aire, la boca de agua, la barba de tierra.
Sumerge en el río a aquel que ama el agua.
Sumergid en el río a quien ama el agua.
Esto me recuerda a mi viaje por las llanuras de Afganistán. Perdimos el sacacorchos (tirabuzón) y tuvimos que sobrevivir a comida y agua por varios días
Nunca bebo agua, debido a las cosas que los peces hacen en ella
Yo no bebo agua, los peces fornican en ella.
Yo no bebo agua, los peces fornican en ella.
Entonces un suspiro recorrió la creación y el pez volvió a sus aguas y los animales a sus prados y los muertos a sus cuevas en las tinieblas.
El jabón, el agua y el sentido común son los mejores desinfectantes.
Allí donde el agua alcanza su mayor profundidad, se mantiene más en calma.
La gloria es como un círculo de agua que nunca termina de ensancharse, hasta que a fuerza de dilatarse se pierde en la nada.
Los vicios del hombre son grabados en bronce y sus virtudes se escriben en el agua.
El agua se ondeaba, pero ellas mostraban una más viva alegría. ¿Cómo, si no feliz, será un poeta en tan clara y gozosa compañía?
Inagotables, inabarcables, peculiares por una hebra, un grano de arena, una gota de agua: paisajes.
Como dice el proverbio: El pez no vive en el agua clara. Son las algas las que le permiten desarrollarse plenamente hasta su madurez.
No precisa agua de manantiales, pues tiene mis ojos, ni sol, con la belleza de su figura.
Al agua arrasa y es como de noche en cada terreno cultivado.
Bajando los campos sembrados saturándolos el agua en otoño.
Bajo la brisa del atardecer el agua chapotea en las patas de la garza.
Con las lluvias del verano. El agua estancada y el río se juntan
El manto de luna. Una rana perturba el agua y el cielo.
La pradera esta nublada Y las aguas guardan silencio. Es el atardecer
Me lavo los pies el agua sale de la cubeta ¡cómo la primavera!
No daria ni para un sorbo, agua limpia y clara, y sin embargo ¡Que cosa tan sagrada!
No hay puente. El sol se acuesta en aguas primaverales.
Viento del atardecer. Se ondula el agua alrededor de la garza.
Al agua arrasa y es como de noche en cada terreno cultivado.
Bajando los campos sembrados saturándolos el agua en otoño.
No daria ni para un sorbo, agua limpia y clara, y sin embargo ¡Que cosa tan sagrada!
Si el agua es poco profunda no puede sostener un barco, pero el agua de un tazón volcada en un pequeño hoyo puede hacer un barco de una simple hoja de hierba.
search