Las mejores 10 Frases de Absolución - FrasesWiki.com

Encontramos 10 frases sobre Absolución

Tal vez en aquella extraña luz que no parecí­a venida de ninguna parte obtuvieron al verse (...) El fulgor con que les era posible descubrirse en el tiempo tras la absolución de la memoria. " El invierno en Lisboa " (1987), Antonio Muñoz Molina
Autor:" El invierno en Lisboa " (1987) Antonio Muñoz Molina
He librado a Edipo de la acusación de incesto. Con un tecnicismo, claro está...En el momento de los hechos no sabí­a que ella era su madre. " El pozo de las tramas perdidas " (2003), Jasper Fforde
Autor:" El pozo de las tramas perdidas " (2003) Jasper Fforde
Es la confesión, no el sacerdote, quien da la absolución. " El retrato de Dorian Gray " (1890), Oscar Wilde
Autor:" El retrato de Dorian Gray " (1890) Oscar Wilde
Mientras perdí­a la consciencia por última vez, Moeller tuvo tiempo para una única y última solicitud de absolución. "Señor, perdóname -pensó-. La verdad es que no tendrí­a que haberme comido ese panda". El resto fue oscuridad, dos cuerpos muertos en el suelo, y, como era de esperar, un grave incidente diplomático. " El sueño del androide " (2006), John Scalzi
Autor:" El sueño del androide " (2006) John Scalzi
La absolución es la única escapatoria. Debe encontrar un modo de perdonar a las personas que hicieron esto o la ira lo consumirá por entero. " Origen " (2017), Dan Brown
Autor:" Origen " (2017) Dan Brown
¿Has comprendido? ¿Has perdonado? ¿Has olvidado? ¡No te confundas! Lo que pasa es que has dejado de amar.
Ninguna contrición, ni ningún otro acto de su alma habí­a sido tan noble, espontáneo y puro. Se redimí­a a sí­ misma, se absolví­a ella sola y, al hacerlo, volví­a a quedar sin mancha. Antonino estaba lejos de comprender, mas si en aquellos momentos le hubiera sido dado asomarse al alma de ella, habrí­a retrocedido de estupor al comprobar qué especie de sentimientos se desarrollaban allí­ dentro. Jamás nadie habí­a estado más cerca de nadie que Elvira de Antonino. Nadie, tampoco, habí­a soñado lealtad semejante. Era el amor, como el amor es en contados, excepcionales momentos de la vida.
Dios perdona a quienes inventan lo que necesitan.
El amor no desconfí­a, no se venga, no hiere; el amor siempre cree y perdona y vive y hace vivir.
search