▷ Las mejores Frases de Osvaldo Soriano - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases de Osvaldo Soriano

    Aunque quede ridículo que lo diga (con simplicidad), uno siempre anda buscando los orígenes: ¡nuestra identidad!
    Creo que no soy tan viejo como para ser venerable, ni tan joven como para ser un cómplice.
    El fútbol tiene la significación de una guerra sin muertos, pero con conflicto. Con drama, reflexión e ironía. Y amalgama a la familia, cosa que no consigue la política.
    En el camino cuando todo parece perdido siempre queda una última maniobra. Un golpe de volante, un rebaje, algo, pero nunca el freno. Usted toca el freno y está perdido.
    La deseaba tanto que ni siquiera intentaba disimularlo.
    Las fotos son instantes de la vida que después no encajan en ninguna parte.
    Los ideales son la única forma de saber que estamos vivos.
    Quizás lo único que me propongo al escribir es quitarle a la literatura cierta solemnidad que tiene. Tengo poca relación con la crítica. Me importan los lectores, divertirme escribiendo y abrir un mundo que mezcle la aventura con la política y el humor.
    Sin padres, sin infancia, sin pasado alguno, no nos queda otra posibilidad que afrontar lo que somos, el relato que llevamos para siempre.
    Tenía un agujero en la sien pero el resto parecía muy prolijo. Había tenido la delicadeza de abrir la puerta para que la bala saliera sin romper nada.
    Un chico que salió del reservado se ofreció a lustrarme los zapatos y me preguntó si yo conocía el Italpark y si era cierto que en Buenos Aires la gente se había comido a los animales del zoológico.
  • account_boxFicha del Autor
  • Fecha de Nacimiento 6 de enero de 1943
  • Ciudad de Nacimiento Buenos Aires
  • Pais de Nacimiento Argentina
  • Ciudad/Pais donde fallece Buenos Aires,Argentina
  • Profesiones practicadas en su vida
    Escritor, novelista, guionista, periodista y defensor de los derechos humanos argentino, autor de "Triste, solitario y final" (1973), "No habrá más penas ni olvido" (1978), "Cuarteles de invierno" (1980), "Una sombra ya pronto serás" (1990) y "La Hora sin sombra" (1995).
    search