Las mejores 12 Frases de Joao Cabral de Melo - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases de Joao Cabral de Melo

De madrugada mis pensamientos puros volaban como telegramas; y en las ventanas encendidas toda la noche el retrato de la muerte hizo esfuerzos desesperados para huir.
El lápiz, la escuadra, el papel; el dibujo, el proyecto, el número: el ingeniero piensa el mundo justo, mundo que no encubre ningún velo.
El que vive incomoda de vida el silencio, el sueño, el cuerpo que soñó con cortarse trajes de nubes.
Es una tumba grande para tu carne poca pero es tierra regalada y no vas a abrir la boca...
La atmósfera que te envuelve alcanza atmósferas tales que transforman muchas cosas que te conciernen, o cercan.
Para mí la poesía no es una válvula de escape, es el deseo de construir algo que no tenga nada que ver conmigo.
Pero en ti, en algún punto, tal vez fuera de ti misma, tal vez en el mismo ambiente que tensionas cuando llegas hay algo de muscular, de animal, carnal, pantera, de felino, de sustancia felina, o su manera, de animal, de animalmente, de crudo, cruel, de crudeza, que bajo ajada palabra persiste en la cosa seda.
Quién más influencia ejerció en mí fue el arquitecto Le Corbusier. Significó por muchos años la lucidez, claridad, constructivismo. El predominio de la inteligencia por sobre el instinto.
Soy un poeta intelectual, no un poeta lírico. Soy un poeta constructor, constructivista, y no un poeta espontáneo. Un poeta artificial y no un poeta natural, visual y no auditivo.
Un perro, porque vive es agudo. Lo que vive no se embota. Lo que vive hiere. El hombre, porque vive, choca con lo que vive. Vivir es ir por entre lo que vive.
¿Cómo un ser vivo puede brotar de un suelo mineral?
  • account_boxFicha del Autor
  • Fecha de Nacimiento 9 de enero de 1920
  • Ciudad de Nacimiento Pernambuco
  • Pais de Nacimiento Brasil
  • Ciudad/Pais donde fallece Río de Janeiro,Brasil
  • Profesiones practicadas en su vida
    Escritor, poeta, ensayista y diplomático brasileño, autor de "Pedra do sono" (1942), "O Cao Sem Plumas" (1950), "Morte e Vida Severina" (1955), "A Educacao pela Pedra" (1966) y "Museu de tudo" (1975).
search