▷ Las mejores Frases de Gérard de Nerval - FrasesWiki.com

Encontramos 12 frases de Gérard de Nerval

    El sueño es una segunda vida.
    Existe una tonada por la que yo daría todo Mozart, Rossini y todo Weber, una vieja tonada, languideciente y fúnebre que me trae a mí solo sus secretos encantos. Cada vez que la escucho mi alma se hace doscientos años -es sobre Luis Trece- más joven.
    Hijo de un siglo más bien escéptico que incrédulo, flotando entre dos tipos de educación contrarias, aquélla de la Revolución, que negaba todo, y aquélla de reacción social, que pretende restaurar el conjunto de las creencias cristianas. ¿Me vería yo conducido a creer todo, como nuestros padres los filósofos lo habían hecho sin protestar?
    La eternidad profunda sonreía en tus ojos...Oh antorchas del mundo, en el cielo encendeos.
    La idea de que un Espíritu del mundo exterior se encarnaba de pronto en la forma de una persona ordinaria, y obraba o intentaba obrar sobre nosotros en ciertos momentos graves de la vida, sin que esa persona tuviera conocimiento o guardara algún recuerdo, me obsesionaba con frecuencia.
    La ignorancia no se aprende.
    Me gusta depender un poco del azar: la exactitud numérica de las estaciones de ferrocarril, la precisión de los barcos de vapor que llegan a la hora y el día exactos no agradan a un poeta, ni a un pintor, ni incluso a un simple arqueólogo o coleccionista como soy yo.
    Mi única estrella ha muerto y mi laúd lleva el sol negro de la melancolía.
    No me arrepentía de haberme establecido durante algún tiempo en El Cairo y de haberme hecho bajo todas las circunstancias un habitante de esa ciudad, la cual es la única forma sin duda alguna de comprenderla y amarla; los viajeros no se dan tiempo, de costumbre, para comprender su vida íntima y para penetrar las bellezas pintorescas, los contrastes, los recuerdos.
    ¡Hombre! Pensador libre, crees que sólo tú piensas en este mundo en que la vida estalla en todo: de las fuerzas que tienes tu libertad dispone, pero de tus consejos se desentiende el cosmos.
    ¿Debo esconderme ante ti de mi admiración sucesiva por las religiones diversas de los países que he recorrido? Sí, me he sentido pagano en Grecia, musulmán en Egipto, panteísta en medio de los drusos y devoto sobre los mares de los astros-dioses de la Caldea; pero en Constantinopla comprendí la grandeza de esa tolerancia universal que ejercen hoy los turcos.
  • account_boxFicha del Autor
  • Fecha de Nacimiento 22 de mayo de 1808
  • Ciudad de Nacimiento París
  • Pais de Nacimiento Francia
  • Ciudad/Pais donde fallece París,Francia
  • Profesiones practicadas en su vida
    Escritor, poeta, dramaturgo, ensayista y traductor francés, de obra reducida y misteriosa que refleja las inquietudes del alma humana, autor de "Viaje al Oriente" (1851), "Noches en Octubre" (1852), "Los iluminados" (1852), "La bohemia galante" (1853) y "Aurelia o El sueño y la vida" (1855).
    search